Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 12 s 3 s 2008 ABC AD LIBITUM EL SILENCIO DE GALLARDÓN L silencio postelectoral con que nos sorprende Alberto Ruiz- Gallardón es, desde luego, hijo de la prudencia que la experiencia de las últimas semanas ha introducido en el ánimo del alcalde de Madrid. Lo mismo podría ser el silencio de quien hace penitencia en arrepentimiento de sus pecados de locuacidad que el mutismo de quien se concentra para dar un triple salto mortal sin red. Un silencio que brilla por su singularidad. Todos los demás notables del PP, sea cual fuere su rango y jurisdicción, hablan y no paran sobre la conveniencia de que Mariano Rajoy siga a la cabeza del partido. Algo M. MARTÍN emocionante. Lo que no FERRAND sabremos nunca es la génesis profunda de tanta adhesión sobrevenida en torno a un líder. Lo mismo puede ser que con ella pretendan defender los intereses de España, los del partido o, incluso, los suyos propios. Rajoy, si decide marcharse, tiene docenas de oportunidades a la vista. Por ejemplo, un próspero Registro de la propiedad. ¿Es parecido el caso de quienes, con él, ocupan la cúspide de un partido con diez millones de votantes? Gallardón, según nos anunció en su momento, cuando Rajoy se equivocó al no incluirle en las listas electorales, Esperanza Aguirre en su rabieta comparativa y él mismo en la escenificación de su disgusto, está reflexionando. Del mismo modo que el éxito suele aportar fuerza e impulso, los fracasos insuflan sabiduría. Es más, muchos fracasos juntos constituyen lo que los clásicos conocían como una rica experiencia, una vivencia fecunda y un cabal conocimiento de la realidad. ¿A qué conclusión llegará Gallardón después de su meditación? Los partidos no suelen ser respetuosos con el talento de sus afiliados; pero el todavía alcalde de Madrid, además de talento, tiene poder. Dentro del PP se conoce su dimensión y potencialidad. ¿Tiene la fuerza y la voluntad de, por ejemplo, Rosa Díez para emprender un camino solitario? Eso es muy duro, aunque en el caso de Gallardón, por razones de ejercicio, puede suponérsele una cierta capacidad para convocar a quienes pueden financiar una aventura. Lo único que cabe sugerirles a los gigantes derrotados, los líderes del otro gran partido nacional, sabios en su casa, es que lo que deban o quieran hacer lo hagan pronto. Al día siguiente de que José Luis Rodríguez Zapatero prometa, ante el Rey, su renovado cargo comenzará la campaña electoral con vistas a las legislativas de 2012 y a cuantas otras elecciones puedan precederlas- -europeas, autonómi- cas y locales- En esta ocasión, de tanto perder el tiempo en lo accesorio, el PP llegó tarde a la competición. Tarde, desunido y sin amigos. Ahí está el millón de votos que le separa del PSOE. Si recupera setecientos cada día, cuestión de perseverancia, volverá a La Moncloa dentro de cuatro años. Para entonces, seguro, Gallardón ya sabrá a que atenerse. HAY MOTIVO ZAPATERO EL PERCHERO do es aguantar a Zapatero con semejante chute de anaECTIFICAR es una muestra de prudencia y, al bolizantes. El señor presidente no sólo está más camismo tiempo, un ejercicio de coraje. Hay que chas, sino también más alto e, incluso, hasta más guaecharle valor para reconocer nuestros errores po. Lo peor del domingo no es tanto que ganara- -que y proclamar los aciertos del contrario, pero no queda era lo normal, al fin y al cabo- -sino que, en vez de haotra cuando las cifras cantan. Diez millones y pico de ber pasado por las urnas, parece que ha pasado por la españoles tenemos que entonar el mea culpa (los que cirugía plástica. Zapatero. que, antaño, quiso emular padezcan de la próstata se encuentran dispensados) y a Dios, hogaño estará a punto de asumir el cargo. Y si hacer el riguroso examen de conciencia que prescrila Conferencia Episcopal saca los pies del temben los cánones. (Sobre la penitencia, ni tan siplo y se escucha, de nuevo, un frufrú de sotaquiera hablamos: estará, no lo duden, al nivel nas, siempre podrá agenciarse algún cordón del pecado) A eso le llaman autocrítica quiede nazareno que le haga el avío de cordón sanines se regodean pervirtiendo el lenguaje. Los tario. Y San Pedro, chitón, o lo cesa en el acto. que nunca han sabido- -o ya lo han olvidado- -Zapatero no es un modelo de virtudes, aunque la autocrítica nació con las purgas de Staque consiga hacer de la necesidad virtud a una lin. En cualquier caso, dejemos los matices pavelocidad desconcertante. Y le ha llegado la hora que sean debatidos en comisión charlamenra de lucirse, de sacarle partido a sus habilidataria El charlamentarismo -según lo defiTOMÁS des. Una cosa es apelar al voto útil y otra, muy niera Mesonero Romanos- -es una subespecie CUESTA distinta, que el voto útil salga gratis. Acabará del parlamentarismo que terminó por impopagando la merienda a los nacionalistas y a los radicanerse en esta tierra de garbanzos. La misma que, aún les a fuerza de echar mano de su capacidad mutante. hoy, después de más de un siglo, sigue estando en vigor Zapatero el perchero, se titula la fábula. Y ahí está la y al cabo de la calle. Basta, pues, de charleta y vayamos clave. Unos le colgarán el gorro frigio, otros la barretial grano. Sea a través de la autocrítica marxista o sona encabritada, aquéllos la taliboina luctuosa, éstos metiendo la conciencia al cilicio monástico, llegamos los turbantes que anudan la alianza. Y si luego nos vea la misma conclusión por caminos dispares: no hemos colgados de la brocha, demandado socorro y profimos dado una, nos han dado a mansalva y seguiremos riendo ayes, le cargará con el mochuelo a la derecha recibiendo durante cuatro años. Ajo y agua, compaasilvestrada. Zapatero es omnívoro en el aspecto ideodres. lógico y, mientras le aproveche, no se priva de nada. Hace sólo unos días nos partimos la caja con el se ¿Que vienen entresijos? Entresijos. ¿Que la dieta es de ñor Zerolo y sus orgasmos democráticos. Ahora, sin alfalfa? Pues alfalfa. embargo, vuelves la vista atrás y te das cuenta de que Don Mariano Rajoy ha combatido lealmente Zerolo es un oráculo. Un oráculo griego, en el sentido- -amén de legalmente, que no es moco de pavo- pero laxo. En este país de locos todo el monte es orgasmo y no ha despejado la sensación de déjà vu que nos conla ciudadanía que vota con la pelvis y piensa- -cuando duce a Méndez Núñez y a su Honra sin barcos Lo mapiensa- -con el antifonario, ha hecho que el canario se lo de las frases lapidarias es que están concebidas papavonee igual que un gallo. Porque al freír será el reír ra adornar las lápidas y el señor Rajoy, que es un hom (el proverbio no engaña) y resulta innegable que los bre honrado, no ha perdido la flota pero sí la batalla. El que estamos fritos somos todos aquellos que nos carcainfierno está lleno de buenas intenciones. Las derrojeábamos. Pero Zerolo, al fin y al cabo, es una anécdotas más agrias, de buenos resultados. ta, una broma pesada al bies del gatillazo. Lo peliagu- E R -No os vi compartiendo conmigo la derrota en el balcón. ¿Dónde estábais? ¿Quién os ha marginado?