Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 CULTURAyESPECTÁCULOS MARTES 11 s 3 s 2008 ABC Bond cambia de sastre La responsable de vestuario de la nueva película del agente 007 ha elegido al diseñador estadounidense Tom Ford para que vista a Daniel Craig, y ha puesto fin a diez años de fidelidad a la sastrería italiana Brioni EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. El nuevo James Bond tendrá también nuevo sastre: cambia la tradición de la costura italiana de Brioni- -una de las sastrerías más caras del mundo- -por las líneas del creador estadounidense Tom Ford. Daniel Craig heredó en su primera película, Casino Royale (2006) los servicios de Brioni, que llevaba vistiendo al agente 007 desde el primer filme de Pierce Brosnan, Goldeneye (1995) La nueva imagen que Craig imprime al célebre espía tendrá también firma propia en su vestimenta, la de la compañía Tom Ford International. Ford abandonó Gucci en 2004 y está expandiendo su marca, de acuerdo con la información publicada ayer por The Times El contrato con Brioni duró todo el tiempo en que Lindy Hemming fue responsable del vestuario de las series de Bond. Para Hemming, la franquicia Bond es algo muy inusual. Son películas que van a ser vistas siempre. Debes tener cuidado con la ropa. Tienes que asegurarte de que a lo largo de los años no van a ser vistas como demasiado a la moda de su época. Con Roger Moore, creo que se tomó la decisión de que fuera a la moda; nos reímos ahora, pero estoy segura de que en su momento gustaba Hemming optó por Brioni para los filmes de Brosnan con el requisito de que su estilo no tuviera nada que ver con la apariencia de policía fuera de servicio que ofreció el Bond encarnado por Timothy Dalton. A Brioni se le pidió que sus propuestas fueran las propias de alguien más moderno, más europeo; con un corte clásico y bello, sin ser tan ex militar Ahora está por ver qué derroteros toman las costuras de Tom Ford, elegido por la nueva jefa de vestuario de las películas, Louise Frogley. Ford ya está realizando su despliegue de trajes en el rodaje de la segunda entrega de Craig, Quantum of Solace Es probable que en su deseo de ganar mercado para su aventura personal haga aparecer su marca en algún momento del filme. Esto es algo habitual en las películas de Bond, donde el agente de Su Majestad es un hombre- anuncio sin mucha sutileza. En Casino Royale por ejemplo, Craig luce ostensiblemente relojes Omega, conduce Aston Martin y Ford Mondeo y se deja ver junto a aviones de Virgin Atlantic. La compañía italiana Brioni, que fue seleccionada entre varios talleres de modistos europeos, incluido Armani, no aprovechó publicitariamente el haber realizado los trajes para James Bond y otros personajes de la serie, como Mrs. Monney Penny. Únicamente lanzó poco antes del estreno de Casino Royale una reducida colección, con las palabras James Bond escritas en el forro. Se pusieron a la venta al precio de unos 4.500 euros en escogidas tiendas, como en los almacenes londinenses Harrods. La elección de Tom Ford International fue confirmada a The Times por Eon, la productora, después de que los rumores hubieran apuntado a Dunhill como nuevo confeccionador de Bond. El hecho de que Craig hubiera aparecido en el estreno de su filme con un modelo de Dunhill hizo disparar las especulaciones. TOROS Tendero mostró un concepto de torero templado y capaz MIKEL PONCE La proyección de Miguel Tendero FERIA DE FALLAS Plaza de toros de Valencia. Lunes, 10 de marzo de 2008. Tercera de feria. Menos de media entrada. Novillos de Fuente Ymbro, bien presentados, los tres primeros más fuertes; desiguales de juego; destacaron el nobilísimo 1 y el excelente 4 el buen 2 se vino abajo. Cayetano García, de negro y oro. Estocada pasada (silencio) En el cuarto, estocada atravesada y tres descabellos. Dos avisos (silencio) José Manuel Mas, de tabaco y oro. Pinchazo, estocada y dos descabellos (saludos) En el quinto, estocada (oreja) Miguel Tendero, de grana y oro. Pinchazo, media tendida y descabello. Aviso (vuelta por su cuenta) En el sexto, estocada pasada (saludos) Más información sobre la película: http: www. 007. com CLÁSICA Musicadhoy Obras de Benet Casablancas. Intérpretes. Trío Kandinsky y Salvador Salvador (clarinete) Lugar: Auditorio Nacional (Sala de Cámara) Madrid Programa Casablancas ANTONIO IGLESIAS La cuarta sesión del Ciclo musicadhoy 2008 dedicó su programa por entero al compositor de Sabadell Benet Casablancas, refiriéndolo a su música de cámara. Su interpretación corrió a cargo del Trío Kandinsky, formado por el violinista Corrado Bolsi, la violonchelista Amparo Lacruz y el pianista Miguel Brugalla, incluyendo la colaboración del clarinetista Salvador Salvador. Dentro de un general concepto, la música del así festejado hoy ya no revela mucho dentro del panorama actual en el que llegamos a no sorprendernos de ca- si nada: su escritura, por supuesto, goza de una total libertad de procedimiento- -rindiendo no obstante cierto recuerdo a lo serial- -y hasta se puede admirar en su loable preocupación contrapuntística. Escuchamos como apertura de la sesión su Movimiento para trío con sus notorias secciones bien equilibradas dentro de una evidente forma, otra de las características de Benet Casablancas, así como oponer distintos climas sonoros creando oportunos contrastes. Seguirían sus Dos piezas para clarinete y piano (Poema y Moment musical) muy bien llevadas por el clarinete de la Orcam, Salvador, seguro y con bonito sonido, secundado por La escritura de Benet Casablancas goza de una total libertad de procedimiento y tiene preocupación contrapuntística Brugalla, siempre muy grato en su touché Passacaglia para violín solo, suerte de muestrario de lo más esencial y a la vez virtuoso del instrumento, lo tradujo Corrado Bolsi- -miembro del Trío Kandinsky, a quien está dedicada- -con admirable y muy rico juego mecánico, poniendo en claro tanta y tanta dificultad técnica como, evidentemente, desea el autor en esta intrincada partitura. El Tríptico para violonchelo solo Amoroso libremente Passacaglia y Liebelied (a partir de Rilke) dio lugar al lucimiento de la sensibilidad cierta de Amparo Lacruz, lucimiento de sus pizzicati tan incluidos en el segundo de sus últimamente citados números. Elogios que serían lo primero en dejar sentado: una categoría traductora excelente, tanto en los inmediatos cortos momentos del Cant per a F. Mompou Haiku y en el a modo de resumen de lo escuchado, Introducción, Cadenza y Aria final, que movió a saludar desde el escenario a Benet Casablancas. ZABALA DE LA SERNA VALENCIA. No sólo por lo que se vio, sino por lo que se intuye que puede desarrollar, fue la impresión causada por Miguel Tendero lo más grato. O sea, lo que proyecta de futuro, lo que hay de esperanza en su concepto de torero templado y capaz, en su reciedumbre castellana. La suerte no cayó de su lado en el sorteo- -ya se sabe que Dios es regular aficionado y suele dar pan y manjar a quien no tiene dientes- pero supo crearla. El tercero de la novillada de Fuente Ymbro no fue fácil. Ni parecido al santo primero o al lujoso cuarto ¡qué tacazo de novillo, tan bajo de agujas, tan guapo, tan bueno! que desdichadamente pararon en las manos de Cayetano García. Y, sin ser fácil, decía, respondió y agradeció el temple y las cosas aplomadas y bien hechas, aunque abandonara los finales de muletazo con la cara por encima del palillo. La virtud de Miguel Tendero residió en no quitarle nunca el engaño de delante, en no dejárselo enganchar, en respirar sobrado y ligar hasta cuajar una tanda en redondo, la tercera, soberbia. Por el izquierdo se quedaba más corto, así que, de vuelta a la mano delacuchara, Tendero terminó por montarse encima y desplantarse a cuerpo limpio. No resolvió a la primera con la espada pero tiró solito, sin mirar a nadie, con la vuelta al ruedo. El último fue el más escurrido del sexteto de Gallardo- -es moda echar los más fuertes por delante- y se movió entre la carencia de potencial y el genio. Anduvo solvente la promesa de Albacete. Deslumbró José Manuel Mas con unas embrocadas verónicas de salida. Humillaba y repetía este segundo, que cobró sin medida en el caballo y acabó pagándolo a mitad de faena. Mas evidencia listezay rodaje, fuerza la figura en demasía y, en ocasiones, despide con violencia los viajes. Buscó el pitón contrario y el unipase a izquierdas cuando el utrero fue a menos. Y se peleó con raza novilleril con el mansito y travieso quinto. La oreja correspondió a eso, a su estar en novillero. Y a la eficacia estoqueadora. Respecto al valenciano Cayetano García, apliquen lo del pan y el manjar. ¡Ay, Dios! www. zabaladelaserna. com