Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 s 3 s 2008 MADRID 71 El Monumento a las Víctimas del 11- M, en Atocha, fue inaugurado oficialmente por los Reyes hace hoy un año. Miles de ciudadanos lo visitan a diario IGNACIO GIL 600.000 visitas al Monumento al 11- M Cuando se cumple un año de la inauguración del Monumento al 11- M, el balance de visitas supera el medio millón de personas s Miles de personas pasan cada día por la sala, abierta de 10 a 20 horas todos los días SARA MEDIALDEA MADRID. Hoy hace un año, Sus Majestades los Reyesinauguraron el Monumento al 11- M, un homenaje del pueblo de Madrid a las víctimas de este sangriento atentado. Desde entonces, el lugar se convirtió en el punto al que cientos de miles de personas- -600.000 de acuerdo con los datos de Renfe- -han acudido para recordar a los fallecidos y expresar en silencio su repulsa al terrorismo. La avalancha de visitas al Monumento fue extraordinaria en las primeras jornadas: se calcula que pasaron por el lugar, en el interior de la estación de trenes de Atocha, unas 20.000 personas, a razón de mil visitantes a la hora. Las largas filas de los primeros días fueron sustituidas, en pocas semanas, por un goteo constante de personas, tanto madrileños como visitantes en la ciudad, que pasaron por el emplazamiento. El lugar está abierto de 10 de la mañana a 8 de la tarde, de lunes a domingo. El acceso se realiza en grupos de unas 15 personas: deben esperar en un hall a que se abran unas puertas estancas para penetrar en el recinto, que necesita de una presión especial para mantener la estabilidad de la membrana de plástico en la que están escritas las dedicatorias a las víctimas de los trenes de la muerte. El interior de la cúpula tiene un aforo máximo de 200 personas. Para salir, también hay que permanecer en una cámara intermedia para evitar las diferencias de presión en la sala central. El Monumento es el resultado del trabajo del equipo de arquitectos FAM, ganador del concurso convocado por el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Fomento. Consiste en una sala oscura, con las paredes y el suelo pintados en un tono azul cobalto, en cuyo centro se abre hacia el cielo el interior de la cúpula de cristal que se ha convertido en el homenaje de Madrid a las víctimas de los atentados del 11- M. noviembre del año pasado, cuando se desinfló la cúpula interior. Según se explicó entonces, una falta de presión en la sala provocó que la gran membrana, con forma de globo aerostático, que rellena el cuer- ¿Cómo fue posible? No hay asientos en el recinto; las paredes dejan fuera el bullicio de la estación. La luz se filtra por entre los bloques de vidrio transparente que dan forma al monumento, y atraviesa la capa envolvente interior de resina de flúor, en la que mediante un proceso de impresión digital se han serigrafiado algunos de los mensajes que los ciudadanos dejaron en la estación en los días posteriores al atentado. Mensajes como Nunca os ireis del todo ¿Cómo fue posible? o Sin ellos, pero con ellos La sala actúa como una caja de resonancia: multiplica los sentimientos que experimenta quien penetra en ella. El Monumento no ha estado exento de polémica: al alud de críticas y elogios que se cruzaron tras su inauguración, se unió un incidente sufrido en Desvíos por los actos de homenaje a las víctimas Los actos en recuerdo a las víctimas del 11 de marzo- -al mediodía, con presencia de los Reyes- -provocarán cortes y desvíos de tráfico en algunas calles de la capital desde las 9.30 horas. Los cortes afectarán a la glorieta del Emperador Carlos V, la plaza de la Independencia, la calle Alfonso XII, la Plaza de Mariano de Cavia y el paso inferior de la avenida de Ciudad Barcelona, a la altura de la calle Ronda de Atocha, informaron fuentes municipales. El Ayuntamiento de Madrid estudiará la posibilidad de establecer un carril de acceso a la Estación de AVE siempre y cuando no interrumpa el desarrollo del acto y al dispositivo de seguridad establecido para la ocasión. po principal del monumento se quedara sin aire y se viniera abajo. El incidente tuvo lugar el 1 de noviembre, justo el día siguiente a la jornada en que se dio lectura a la sentencia por los terribles atentados. Ese día, festivo, la afluencia de visitas fue diez veces superior a la de un día normal: en lugar de las habituales 3.000 personas, pasaron por la sala unas 28.000, indicó entonces el personal del monumento de Atocha. En un momento, una de las puertas de acceso dejó de funcionar correctamente y la presión desapareció, tirando abajo la membrana. Un anillo metálico que la sujeta al falso techo evitó que cayera completamente. La situación volvió a la normalidad en apenas 24 horas, y desde entonces no han vuelto a producirse incidentes. Hoy, se celebrará un acto oficial de visita al Monumento que presidirán los Reyes de España. Además, habrá otro recuerdo: la presidenta Esperanza Aguirre depositará una corona de laurel en la placa que se colocó por la memoria de las víctimas en la Real Casa de Correos.