Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ESPAÑA MARTES 11 s 3 s 2008 ABC Los Reyes botaron ayer Sus Majestades los Reyes, acompañados por los Príncipes de Asturias, presidieron en Ferrol la botadura del mayor buque de guerra español, el Juan Carlos I Doña Sofía lanzó la botella de cava contra la quilla y el barco monumental se hizo a la mar POR ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS FERROL. El mayor buque de guerra que jamás haya tenido la Armada española recibió ayer su bautismo de mar a las seis y nueve minutos de la tarde, en el momento más alto de la pleamar, y en presencia de Sus Majestades los Reyes y Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias, que se desplazaron hasta el astillero de Navantia en Ferrol. Minutos antes de la histórica botadura, el vicario castrense bendijo el barco y Doña Sofía, que ejerció de madrina, golpeó con un mazo el mecanismo que catapultó la botella de cava contra la quilla del buque. Y ya todo sucedió muy deprisa: apenas acababan de empezar a sonar los acordes del himno nacional cuando el barco, con sus 27 toneladas de peso, 230 metros de eslora y altura similar a un edificio de doce plantas, se desplazó rápidamente hacia el mar. Mientras, unos bomberos lanzaban agua con mangueras a las guías de madera por las que se deslizaba el buque en seco para evitar el calentamiento por la fricción. Junto al Rey, vestido con el uniforme de capitán general de la Marina, y el Príncipe de Asturias, que lucía el de capitán de corbeta de la Armada, se encontraban los ministros en funciones de Defensa, José Antonio Alonso, y de Cultura, César Antonio Molina; el jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante general Sebastián Zaragoza; el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño; el alcalde de Ferrol, Vicente Irisarri, y el presidente de Navantia, Pedro Gómez Jaén, así como unos 6.500 asistentes que no quisieron perderse la espectacular ceremonia de botadura, a pesar de que el día no podía ser más plomizo, ventoso y desapacible. rante Juan de Borbón el portaaeronaves Príncipe de Asturias y las corbetas Infanta Elena e Infanta Cristina Este buque de proyección estratégica podrá adoptar cuatro configuraciones. Por un lado, para operaciones anfibias; por otro, para proyección de fuerzas del Ejército de Tierra; también como plataforma para operar con la aviación embarcada y, por último, para operaciones no bélicas, como apoyo humanitario, evacuación de personal no combatiente u otras, como presencia naval, según explicó el jefe del Estado Mayor de la Armada. Así, podrá transportar a 1.200 militares, 27.000 toneladas de carga y 30 aeronaAdemás, dispone de dos quirófanos, salas de dentista, enfermería, consultas y curas, una unidad de infecciosos, área de selección de heridos, de rayos X, laboratorio y farmacia. Inicialmente, el buque estará dotado con cuatro cañones de veinte milímetros y dos ametralladoras de 12,7 y, en el futuro, contará con un sistema de defensa de punto antimisil. A su mando se situará el capitán de Navío Andrés Amable Breijo, con casi tres décadas de servicio a la Armada. Pero aún habrá que esperar unos dos años a que el buque esté operativo. De momento, Navantia ha conseguido ya un contrato con Australia para construir uno similar. Exposición naval Tras la botadura del buque, los Reyes y los Príncipes se trasladaron al Museo Naval del Arsenal Militar de Ferrol, donde inauguraron la exposición Exponav, la primera muestra permanente sobre la construcción naval y las actividades marítimas, que se localiza en el edificio de Herrerías, del siglo XVIII. En este acto, el almirante Zaragoza intervino como presi- dente del patronato de la Fundación Exponav y afirmó que la jornada de ayer será un día histórico para Ferrol, para Galicia y para la Armada por unirse en una misma jornada el futuro y la tradición Los Reyes y los Príncipes contemplaron numerosos vestigios relacionados con la construcción de barcos, así como planos de buques, restos de naufragios, como el del Santa María Magdalena, ocurrido en 1810 frente a las costas gallegas, y objetos y materiales de distintas naves. Tras inaugurar la exposición, Don Juan Carlos, Doña Sofía, Don Felipe y Doña Letizia compartieron un vino con los asistentes al acto antes de regresar, ya de noche, a Madrid. Más información sobre el buque Juan Carlos I en http: armada. mde. es La Reina hace un comentario al Rey que hace sonreír al Príncipe durante la botadura del Juan Carlos I ayer en Ferrol EFE Dos militares y dos civiles parten hoy al Chad para preparar la misión de las tropas españolas P. CERVILLA MADRID. El Gobierno español comienza ya a preparar el despliegue de los 90 militares españoles que se desplazarán al Chad, en la misión humanitaria de la Unión Europea. Con el objetivo de realizar una primera misión exploratoria, mañana viajarán al Chad una delegación compuesta por dos militares, un coronel médico y un comandante de Infantería, así como dos civiles, según ha podido saber ABC de fuentes militares solventes. El principal motivo de este desplazamiento, que se prolongará por espacio de nueve días, es conocer los terrenos dónde podría ubicarse el contingente español. Se analizará la posibilidad de que el Gobierno chadiano ceda los terrenos o que incluso se puedan llegar a adquirir. La misión española, que acudirá bajo bandera de Naciones Unidas y se integra en la fuerza de paz mixta con la Unión Africana, todavía no tiene la autorización del Congreso de los Diputados. El ministro Alonso está obligado a contar con el respaldo parlamentario, como así está recogido en la Ley de la Defensa Nacional, elaborada por el Gobierno socialista. España enviará al Chad dos aviones C- 295, así como el personal necesario para su operatividad, entre los que se encuentran pilotos, mecánicos y otros efectivos. Las dos aeronaves pertenecen al Ala 35 de la Fuerza Aérea Española, con sede en Getafe. El despliegue internacional se está produciendo con un considerable retraso (inicialmente debería haber comenzado en febrero) por problemas de coordinación. Una larga tradición El buque insignia de la flota española, cuyo presupuesto asciende a 360 millones de euros, ha sido bautizado como Juan Carlos I en cumplimiento de una larga tradición que asigna a los barcos de la Armada el nombre de uno de los miembros de la Familia Real. El primer navío con el nombre del Jefe del Estado se suma así a las fragatas Reina Sofía y Almi-