Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 9 M MARTES 11 s 3 s 2008 ANÁLISIS DE RESULTADOS ESPAÑA 17 Decálogo de las crisis del 9- M Los resultados dejan a Zapatero, con el apoyo la izquierda en bloque, las manos más libres para seguir sus planes, pero con España más dividida sEl PP ha sacado escaso provecho de su denuncia de las cesiones a ETA y la apuesta por la economía ÁNGEL COLLADO MADRID. Los datos del 9- M y sus consecuencias inmediatas en el panorama político dibujan un horizonte inmediato de más crisis en los partidos y la misma pugna que antes por las cuestiones de fondo. Son las claves de las elecciones: pendentista, tocó a rebato en esta campaña contra la posible subida de la derecha extrema y recoge los frutos de su labor de legislatura y de su poderío mediático para lanzar la alarma. Zapatero ha sabido rebañar votos de IU, de ERC, de la Chunta Aragonesista y hasta de la izquierda nacionalista vasca para repetir sus apoyos de hace cuatro años, mejorar en porcentaje, subir cinco escaños y paliar así el modesto progreso del Partido Popular en los sectores más centrados. presario de éxito como Pizarro surtió el efecto deseado. En el debate con Solbes se acabó de difuminar el golpe de efecto de la incorporación de Pizarro. no sólo les ha salido gratis todos sus errores, sino que suben en Cataluña. votos al PSOE 4 El nacionalismo da El nuevo mapa electoral acentúa la división del anterior. Las urnas dibujan dos Españas diametralmente opuestas: una incondicionalmente proclive a Zapatero y otra de probada fidelidad al PP y muy crítica contra el presidente del Gobierno. En Madrid, la Comunidad Valenciana, las dos Castillas, Galicia, más La Rioja, Cantabria y Murcia hay una abrumadora hegemonía popular que ha salido reforzado por la acción del Gobierno. Por contra, los socialistas han aguantado en Andalucía y mejorado posiciones en Cataluña o el País Vasco precisamente haciendo campaña contra el Partido Popular. 1 Las dos Españas electorales Zapatero, que renunció a ampliar su espacio electoral hacia el centro desde que ganó las elecciones de 2004 y prefirió cultivar el apoyo de la izquierda en general, incluida la inde- 2 Éxito de la campaña contra la derecha Los primeros síntomas de crisis económica que llegaron a la calle en el otoño y, sobre todo, a partir de enero- -subida de precios, desempleo y encarecimiento de las hipotecas- -tuvieron un efecto muy relativo en las elecciones, en contra de las previsiones del PP. Zapatero acertó a disimular y quitar importancia a los problemas planteados y los que vendrán en los próximos meses. Su electorado fue inmune a los avisos de alarma que lanzó Rajoy y también a la oferta de equipo económico solvente para enfrentarse a la crisis en la legislatura que empieza. Ni el regreso del ministro de Hacienda de Aznar, Cristóbal Montoro, ni el fichaje de un em- 3 La economía no resultó decisiva Zapatero ha podido dividir a los españoles como sostiene en PP, pero ha sabido sacar réditos electorales a esa política. El Partido de los Socialistas Catalanes ha acentuado su carácter nacionalista, con Maragall y después sin Maragall. Zapatero impulsó el nuevo estatuto catalán- -anticonstitucional y que rompe el Estado unitario consagrado en 1978- pero que le ha permitido acaparar votos de toda la izquierda nacionalista. Zapatero suma en Cataluña 4 nuevos diputados. En el País Vasco, la ruptura con el constitucionalismo y el giro nacionalista de los Patxi López y Eguiguren, más la apuesta por la negociación con ETA, permite a Zapatero pescar votos nacionalistas. Suma otros dos escaños. La negociación con ETA y las mentiras de Zapatero sobre el asunto tampoco han pasado una factura a su protagonista. El giro en su política antiterrorista después de que la banda rompiera la tregua y, probablemente, el asesinato del militante socialista Isaías Carrasco el último día de la campaña, han servido al presidente del Gobierno para echar tierra sobre sus cesiones a la banda terrorista. Ha indignado al electorado del PP, pero poco o nada al propio. En Cataluña o el País Vasco, además, hasta prevalece la opinión a favor del diálogo con ETA. negociación sí 6 ETA no perdona, la Con diez millones de votos y el apoyo de un 40 por ciento del electorado, el PP ha perdido las elecciones. Son unos resultados mejores que los que logró en 1996 y le permitieron ganar y llegar al poder. Si quiere volver a recuperarlo tiene que arreglar el problema de no pasar del 17 por ciento en Cataluña y entrar a por el electorado del PSOE. En el centro no hay muchos más votos. del PP 8 El centro más allá no necesita 9 Zapateropactos solución 7 Rajoy, problema o Con 169 diputados, Zapatero no tiene necesidad alguna de comprometerse con CiU, siempre pedigueños, para garantizarse una legislatura cómoda. Al PSOE le bastará con recurrir al PNV o al Grupo Mixto- -BNG, ERC, IU, NB o CC- -para ir bandeándose, según se trate de proyectos de tipo económico, social o territorial Con la capacidad de cesión demostrada y con más diputados, se asegura la estabilidad. europeo 5 El oasis catalán y El dato más desconcertante de las elecciones es el comportamiento del electorado catalán. Es el único caso en la Europa democrática en que una circunscripción castiga a los partidos responsables de las administraciones que fracasan en su gestión más evidente con más votos. Ni el Carmelo, ni las cercanías, ni la inseguridad ciudadana, ni los apagones. Con el PSOE al frente del Gobierno central y el PSC en el autonómico, a los socialistas Rajoy ha perdido unas elecciones que, al final, creía que podía ganar y ha fracasado frente al peor presidente del Gobierno de la democracia según frase acuñada, repetida y asumida hasta fuera del PP. Un mazazo que le llega cuando parecía afianzarse al frente del partido y había hecho una buena campaña. Con los aspirantes a la sucesión fuera del Congreso y la nueva generación de dirigentes del PP con responsabilidades en los gobiernos autonómicos, aunque quiera retirarse tendría que hacerlo con mucho tiempo y tacto para no meter en una crisis más grave al partido. Según evolucionen los acontecimientos del arranque de la legislatura su continuidad puede ser hasta conveniente. 10 Las crisis en puertas No sólo vienen malos datos económicos, más paro, inflación o problemas financieros, el Tribunal Constitucional fallará, por fin, sobre el estatuto catalán. Y con el Gobierno que promovió el texto que sale reforzado en las urnas. Además, ETA está fortalecida y resuelta a retomar su carrera de asesinatos como demostró la semana pasada. Para octubre Ibarretxe tiene anunciado el referéndum para abrir el proceso de secesión del País Vasco. ABC. es Consulte los mejores vídeos del día siguiente a la jornada electoral en abc. es