Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos LUNES 10- -3- -2008 ABC Un visitante, ayer, en la Casa de Augusto del Palatino en Roma AFP El emperador Augusto abre las puertas de su casa en el Palatino después de 30 años Se pueden visitar también el templo de Rómulo y la Casa de las Vestales JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. En casi todos los idiomas del mundo la palabra palacio proviene del palatium la colina más antigua de Roma donde los emperadores levantaban sus residencias para vivir sobre la antigua casa de Rómulo y Remo, míticos fundadores de la urbe. Al cabo de treinta años de trabajos de restauración, la Casa de Augusto abrió ayer sus puertas a los visitantes, limitados a grupos de cinco personas y a un recorrido de cinco minutos, suficiente para admirar las salas en las que Octavio Augusto despachaba los asuntos de Estado. Los Foros Imperiales estaban ayer abarrotados de romanos y turistas en la última jornada de visita libre, pues a partir de hoy se paga un billete de 11 euros. Y el epicentro del interés se localizaba en lo alto del Palatino, donde se encuentra la Casa de Augusto, muy cerca de la Casa de Livia, que abrirá también dentro de unos meses. Octavio construyó su casa cuando era tan sólo hijo adoptivo de Julio César y llamado a sucederle si el puñal y la espada no acababan con su carrera política como habían acabado con la de su protector. En todo caso, el heredero necesitaba una residencia a la altura de su rango y desde luego que la consiguió. El estudio en que trabajaba tiene un sabor egipcio, pues fue afrescado por artistas de Alejandría. Por toda la Casa domina el vigoroso color rojo pompeyano, pero cada sala tiene motivos específicos que le dan su nombre: la de las Máscaras, la de las Perspectivas, la de los Pinos, etc. que juegan siempre con motivos clásicos. Junto a la Casa se encuentra la Bibliotheca ad Apollinis, donde, según Suetonio, Octavio Augusto solía reunir al Senado, dejando claro a los senadores que el emperador era el nuevo protagonista del poder y, por lo tanto, podía citarles en su casa como a cualquier otro ciudadano. La colina de la cabaña de Rómulo y Remo, sacralizada por la presencia de los templos de la Magna Mater y de la Victoria, se convertía en escenario político de un emperador que terminaría por ser divinizado igual que los grandes autócratas orientales. Para el ministro italiano de Cultura, Francesco Rutelli, la reapertura de la Casa de Augusto es el colofón de su mandato, pero no de su relación con Rómulo y Remo Roma, que espera continuar como alcalde después de las elecciones generales del 13 de abril tomando el relevo a Walter Veltroni. En su anterior mandato como alcalde, Rutelli se opuso al pago de billete en los Foros, pero su último acto como ministro ha sido, afortunadamente, imponerlo de una vez por todas, pues es imprescindible para devolver la dignidad al esce- Los visitantes de la Casa de Augusto están limitados a grupos de cinco personas y a un recorrido de cinco minutos También en el Palatino, la Casa de Livia abrirá dentro de unos meses nario mas importante de la antigua Roma. El control del acceso permitirá limitar el número de visitantes que vienen sólo a pasear y también el de carteristas, pues las vías de fuga se reducen ahora a tres, y todas bajo control. El sistema de billetes permitirá, sobre todo, contar con más recursos para el cuidado del yacimiento, donde los senderos se llenan de charcos cuando llueve, y donde abundan los pasajes con grietas que pueden costar la rotura de un tobillo al turista distraído. Tanto el ministro de Cultura como el conservador del Patrimonio Arqueológico de Roma, Angelo Bottini, han prometido que se pondrán carteles para identificar claramente cada uno del medio centenar de monumentos que se encuentran en los Foros. Pero la mejor decisión es la de abrir de nuevo al público- -ahora que el flujo de visitantes estará más controlado- -otras tres joyas que ha si-