Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 s 3 s 2008 MADRID 77 HISTORIAS MADRILEÑAS DIMES Y DIRETES El requiebro más romántico Mario González Huertas es el ganador del Premio al Piropo más Romántico de la Comunidad de Madrid s Se inspiró en mi señora y en todas las mujeres maravillosas de este mundo s Es tenor, escribe libros y ha compuesto una zarzuela POR MARÍA ISABEL SERRANO FOTO CHEMA BARROSO MADRID. Pensé que tú no existías, que eras mi imaginación Que mujeres tan hermosas no eran de la Creación Este es el Piropo Más Romántico un premio concedido y reconocido por la Consejería de Familia y Asuntos Sociales. Se alzó ganador en la VI Edición del Certamen de Cartas de Amor y Piropos de la Comunidad de Madrid. A su autor, Mario González Huertas, le llegó rápido la inspiración: Sólo tuve que fijarme en mi señora, en particular, y en todas las mujeres tan maravillosas que hay en este mundo Mario González tiene 74 años. Es madrileño de pura cepa, nacido en el Puente de Vallecas. Presume de sus tres hijos y sus cinco nietos, su gran pasión. Se siente abuelo de los pies a la cabeza. Quedamos con él en el Centro de Mayores del Puente de Vallecas. Salta a la vista: es presumido. Viste ropa muy dandy a base de grises y negros. Los zapatos, relucientes. Su sonrisa parece eterna. Tengo- -nos dice mientras enseña orgulloso la placa que reconoce su piropo más romántico- -muchas inquietudes. No paro. Es lo mejor para mantenerse activo y en forma. Soy delineante, cerrajista y empresario porque puse por mi cuenta una empresa. Me he dedicado a los muebles de oficina y de cocina. Ahora estoy jubilado. Fue hace doce años Lo suyo, deducimos, es la cerrajería artística. Nos confiesa que trabajó a las órdenes de Juan de Ávalos en el Valle de los Caídos. Allí hubo que hacer mucha forja y hubo que decorar muchas esculturas. Ahí estuve yo Otra de las pasiones de Mario es la escritura y la narrativa. Me apasiona la historia, con mayúsculas. En especial, la de España. Es fantástica; llena de episodios a cual más interesante por los personajes que han dado vida a cada capítulo de esa historia Ahora mismo- -explica- -he terminado el libro El rosal misterioso de Navarra Me lo quieren publicar. Sería muy bonito. En realidad, necesito un buen padrino... Y se ríe a carcajadas. Es difícil pero me gustaría que, por lo menos, alguien le echara un vistazo porque está muy bien documentado y está escrito con mucho cariño Hay, sin embargo, un episodio en la vida de Mario González que le hace muy dichoso. Él escribió, sin darle la mayor importancia, un librito pensando en los niños. Se titula Gedeón, el rey que jamás llegó a Belén Por casualidad, cayó en manos de una profesora de sexto curso de Primaria de un colegio madrileño. Ella se lo leyó a sus alumnos y éstos tuvieron que hacer, como ejercicio de clase, una crítica del texto de Mario. El resultado no pudo ser más satisfactorio. Los chavales quedaron encantados con la historia. Y Mario guarda, como oro en paño, todos esos recortes con las frases de los niños, escritas a toda prisa y con esa caligrafía tan tierna del que todavía no ha madurado su escritura. Ahí no acaba todo en la vida de Mario. Es tenor porque canta en el orfeón Club Las Encinas, de Boadilla del Monte. Se lució, y bastante, hace poco interpretando parte del repertorio de El barberillo de Lavapiés También ha escrito una zarzuela: La plaza de la Cebada Asegura que merece la pena escucharla. Nadie lo duda. Antonio Sáenz de Miera Presidente de Amigos del Guadarrama PLOMO iles de cazadores se han manifestado en Madrid preocupados por la nueva normativa sobre la caza. Dicen que aman la naturaleza y que son los primeros interesados en proteger los espacios naturales. Parece lógico que así sea: quizás no haya nadie más interesado en mantener determinadas especies que el propio cazador que las persigue. Es una paradoja, una ironía, pero lo cierto es que así es. Uno conserva lo que realmente quiere. No hay argumento con más fuerza, creo yo. Me dice un buen amigo que no le parece bien que se presente a los cazadores como los primeros responsables de casi todos los males que afectan a muchas especies de la fauna española. No puedo estar más de acuerdo con él, al fin y al cabo es buen amigo y cazador. La norma, cualquier norma, debería elaborarse, en la medida de lo posible, contando con la opinión de todas las partes interesadas Es verdad que todos los ciudadanos deberíamos tratar de ver siempre más allá de nuestros intereses y pasiones. Pero lo cierto es que no siempre sucede así. Los constructores miran para un lado, los ecologistas miran para otro, los cazadores... Y, en un momento dado, todos creen defender un concepto tan difícil de delimitar, en ocasiones, como el del interés general. A los cazadores les preocupa que la nueva ley prohíba el uso de los perdigones de plomo en los humedales. Son conscientes de que el plomo es nocivo y altamente contaminante, pero piden tiempo. Bueno, pero no demasiado. Lo del plomo y la plumbosis es algo extremadamente serio y la prohibición, ellos lo saben, está totalmente justificada. Quizás la Administración debiera colaborar para la renovación del parque de escopetas, pero con lo del plomo hay que acabar y los cazadores no deberían estar a la defensiva sino en la retaguardia para conseguirlo. Claro que hay cazadores y cazadores. A mí me gustaría dedicar esta humilde columna a ese amigo del que hablaba antes. Es un cazador de los buenos: sensible, inteligente, amante de la naturaleza... ¡ah! y cada vez caza menos. M Tenor y zarzuelista A las órdenes de Juan de Ávalos Mario González Huertas muestra la placa que le acredita como autor del piropo más romántico