Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 9 M LUNES 10 s 3 s 2008 ANÁLISIS AL DÍA MADRID 75 La participación superó el 80 la tercera cifra más alta en unas generales El récord se logró en 1982, cuando rozó el 86 en 1977 había alcanzado el 85 M. J. ÁLVAREZ MADRID. Los madrileños se volcaron y acudieron ayer masivamente a su cita con las urnas. Lo hicieron más de 8 de cada diez (80,82 lo que convierte el porcentaje de participación en el tercero más alto en unas elecciones generales. Esta vez han sido casi 4,5 millones de personas las que tenían derecho a votar en más de seis mil mesas repartidas en casi mil colegios electorales. El récord de afluencia a las urnas en la Comunidad de Madrid se vivió en fechas históricas. El primero con la cifra más alta fue 1982, el año de la victoria por mayoría absoluta del PSOE de Felipe González. Esa vez la participación rozó el 86 (85,96 La situación se volvió a repetir en 1977 (85 fecha en la que se celebraron las primeras elecciones generales de la democracia, que le dieron la victoria a la extinta UCD de Adolfo Suárez Desde entonces, la participación en la región ha sido superior al 72 con picos destacados en 1993, cuando, con el 78,92 superó en seis puntos a la de 1989; o, en 1996, que, con el 79,56 contribuyó a llevar al PP de José María Aznar a la Moncloa por vez primera. Manuel María Meseguer EL DÍA DESPUÉS odría haber sido un gran día. Madrid vuelve a su extraña primavera mientras los restos del vendaval tardío barren las palabras, los lemas, los gritos y las promesas de una campaña electoral atosigante, en la que el mundo ha quedado extramuros aunque con la ventaja ahora, en el día después, de unas paredes limpias de engrudo y carteles tan distintas de aquellos muros forrados de líderes pidiendo el voto. ¿Recuerdan? Los rostros de Suarez, de Felipe, de Fraga, de Carrillo desfigurados siempre por grafiteros espontáneos un diente negro, un ojo a la funerala, cuernos de diablo, colmillos de vampiro... -colgaban deshilachados de las paredes durante meses. Aquellos días después de entonces tenían cierta melancolía decadente ante unos resultados electorales cantados desde semanas y meses previos, con pocas sorpresas como una previsible sonata de primavera. Hasta el estruendo de las de 2004. Ahora se predecía la vuelta a la rutina. Millón y medio de jóvenes españoles que acababan de cumplir los catorce años en las elecciones del estrépito y el vuelco dispuestos a convertir en rutina su derecho a secundar o discrepar. Pero los no invitados al banquete, los grafiteros del terror, dibujaron lágrimas y rictus de dolor en las víctimas. Otra vez hoy se vuelve a la anticuada postal, a los minutos de silencio como el sábado, el domingo, como siempre en los últimos cuarenta años. Grotescos gudaris amparados en el miedo de los cobardes. Hoy podría haber sido un gran día, si no hubiera gente dispuesta a estropearlo con la trágica cabriola de cinco balas del 9 milímetros parabellum. P Una mujer ejerce su derecho al voto en un colegio electoral de Lavapiés la tarde, cuando fue el turno de los más rezagados, entre los que destacaban los jóvenes, de los que más de doscientos mil (205.874) acudían por vez primera a las urnas, así como gente de mediana edad. En algunos colegios, como el Pintor Juan Gris (Villa de Vallecas) se formaron colas que llegaron a sobrepasar la media hora. Cabinas atestadas de gente, así como los alrededores de las mesas en las que se depositaban las papeletas, eran la tónica. Eso y la tranquilidad con la que transcurrió toda la jornada electoral. Los dos avances realizados por el Ministerio del Interior ya auguraban lo que finalmente ocurrió: la participación superaba a la del conjunto del FRANCISCO SECO Dato a dato Participación 2008: Fue del 80,82 casi dos puntos más que en 2004. De los casi cuatro millones y medio de votantes, ocho de cada diez no faltaron a su cita con las urnas. Es la tercera cifra más alta en unas generales, tras 1982 (85,96 y 1977 (85 Participación 2004: Votó el 78,93 de los electores, casi 7 puntos más que en 2002 (72,08 Censo: 4.489.813 electores de los que 4.340.793 residen en la región y el resto en el extranjero el 9- M y 4.458.540 en 2004. Total mesas: 6.231 en 2008 y 6.225 hace cuatro años. Siempre por encima de la media Ya hace cuatro años, en 2004, la asistencia a las urnas superó casi en siete puntos a la registrada en la convocatoria anterior de 2000, cuando rozó el 79 (78,93 Ayer, la abundante presencia ciudadana se dejó notar en colegios en dos oleadas concretas, a última hora de la mañana, cuando, aprovechando los prolegómenos del almuerzo, fue el turno de familias enteras y gente mayor. Lo mismo sucedió a medida que avanzaba país. Por ejemplo, en el de las 18.00 h, el 65,18 de los electores había acudido a votar, un índice 1,4 puntos superior a 2004 (63,78 y un 4,2 más que en el conjunto de España (60,95 En Madrid capital había votado a esa hora el 65,47 casi un punto más que hace cuatro años. Los municipios con mayor participación fueron los del noroeste: Pozuelo (85,3 Majadahonda (84,6 y Boadilla del Monte (85,9 La Delegación del Gobierno ya aventuraba a esa hora que la participación podría ser la más amplia desde hace 26 años, cuando el PSOE logró la mayoría absoluta más amplia de la democracia indicó su responsable Soledad Mestre. Al final no fue así, pero casi.