Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 ELECCIONES 9 M ESPAÑA ASÍ SE VOTÓ Más de 1.600 invidentes votaron sin ayuda por vez primera Más de 1.600 invidentes de los casi 60.000 registrados en España ejercieron por primera vez su derecho al voto solos y sin ayuda gracias a un sistema basado en las claves Braille. El presidente de la Asociación Catalana para la Integración del Ciego, José Ángel Carrey, de 36 años, experimentó la inmensa alegría de esta experiencia pionera: Siento una gran emoción porque he votado por primera vez sin ayuda. Hasta ahora tenía que ir acompañado para que me cogieran la papeleta LUNES 10 s 3 s 2008 ABC Anecdotario del 9- M Un fallecido hace 21 años todavía figuraba en el censo de Lérida Un hombre que murió hace 21 años todavía figura en la lista de votantes de un colegio electoral del barrio de La Bordeta de Lérida. La noticia la conoció ayer su familia cuando acudió a votar. Un portavoz de la Oficina del Censo Electoral ha informado de que si el fallecido todavía figura en el listado de votantes es porque en su día el ayuntamiento no comunicó su muerte Los familiares denunciaron el daño moral que les ha supuesto este incidente. Las manos de un invidente leen las papeletas en Braille EFE Los grafiteros estuvieron valientes: ya sólo con sprays y contra la pared se pueden agitar los colores de España en el País Vasco Urkullu, líder del PNV, votó en su colegio de Durango, donde apareció la pintada A votar por España EFE Morir votando La Abuela del PSOE en La Rioja (101 años) se adelantó a la muerte y envió su voto por correo: falleció el martes. En Madrid y Valencia, una mujer y un hombre se despidieron de la vida a pie de urna. La normalidad, por lo demás, presidió la jornada ZABALA DE LA SERNA MADRID. La normalidad democrática viene siendo la anormalidad, el voto conmocionado por el dolor, la papeleta condicionada por el miedo. El estado de excepción como norma en Septentrión, los crespones negros frente a los murales con las fotografías de los asesinos travestidos de represaliados políticos. En San Mamés, el Athlétic ha hecho historia por intentar un minuto de silencio por vez primera por una víctima de Eta; el silencio que fue quebrado por el balido de los que apoyan las balas a los 8 segundos. Ignacio Urkullu, el presidente del PNV salía de votar en su colegio electoral de Durango, y los fotógrafos sagaces captaron el momento en que atravesaba una puerta flanqueada por una pintada de la bandera de España, que gritaba desde los muros: A votar por España Los grafiteros estuvieron valientes: por el País Vasco últimamente se esconden las banderas españolas incluso en las Instituciones Públicas donde deberían ondear por Ley, y ya sólo con premeditación, nocturnidad y alevosía los no nacionalistas pueden agitar (con sprays y contra la pared) los colores de España. La normalidad siguió como siempre en el Norte, donde las nekanes en lugar de usar la silicona para corregirse lo incorregible, se la ponen en las cerraduras de los colegios electorales contra la represión españolista Otra paZZZ se respira en La Rioja. Allí el derecho al voto vale hasta más allá de la muerte. Julia Miranda Martínez, conocida como La Abuela del PSOE previendo la pronta llamada de La Parca, a sus 101 años, envió su papeleta por correo. Y acertó: el pasado martes fallecía en la localidad de Pradejón, lúcida hasta el último momento según cuentan los teletipos más detallistas. No corrió igual suerte una mujer de 89 años en Madrid: el Señor la llamó a su Morada cuando esperaba su turno frente a la urna. No se ha especificado, sin embargo, si el hombre, de 77 años, que expiró en Valencia ejerciendo la democracia, murió también con los votos puestos o ya había cumplido con el deber de todo ciudadano que se precie. En ambos casos, el cora- zón- -parada cardiorrespiratoria y ataque cardíaco, respectivamente- -falló, en mal momento añadiría uno que yo me sé y que aún no ha explicado cuál es el momento bueno para un infarto, una cornada o una lesión) Entre las anécdotas lamentables de la sesión electoral, figuran también las de la captación fraudulenta de votos, como sucedió en Madrid: gente joven que se presentaba amablemente en la puerta del colegio Tomás Bretón para facilitar el voto (chuscamente preparado, como la mala cocina take out en nombre del Partido Socialista a personas de avanzada edad. Dado el tamaño de la sábana papeleta del Senado cualquiera hubiera agradecido una ayudita para introducirla en el sobre, pero sin las equis ¡ay! siempre la X en el camino sociata) marcadas. El hecho, denunciado a ABC por el apoderado del PP, fue puesto también en conocimiento de la Policía Nacional que custodiaba la seguridad del centro, sito en la calle Alejandro Dumas. Como a los Los Tres Mosqueteros del autor francés se podría calificar a los tres únicos habitantes censados en el municipio toledano de Illán de Vacas, cerquita de Talavera de la Reina, donde un toro mató a Joselito el Gallo. El trío censado forma a su vez la mesa electoral. Ellos se citan a la hora en punto de las ocho de la mañana Los Tres Mosqueteros