Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 9 M LUNES 10- -3- -2008 CATALUÑA ESPAÑA 27 bipolarización de la campaña, y humanamente difíciles por el estado de salud de su candidato al Congreso, Josep Duran Lleida. La mayoría conseguida por el PSOE, que le permitirá gobernar echando mano de quien considere oportuno según el momento, no convierte a CiU en una formación absolutamente decisiva- -es decir, los nacionalistas no podrán exigir un ministerio ni el gobierno de la Generalitat a cambio de garantizar la gobernabilidad- -pero, al menos, a la federación que preside Artur Mas le queda un consuelo: el descenso de ERC, que en los comicios de 2004 le rozó los talones. Sea como fuere, las cosas no pintan fáciles para CiU que, en los próximos meses, se replanteará liderazgos y estrategias azuzada por un sector radical de Convergència que hurgará todo lo que pueda en la campaña de Duran para ver si encuentra algo que echarle en cara. ERC, con 3 escaños- -cinco menos que en 2004- -fue la gran derrotada. La formación republicana, que no podrá formar grupo propio en el Congreso y deberá pasar a formar parte del Grupo Mixto, daba por perdidos dos escaños ya que su candidato, Joan Ridao, era consciente de que no repetiría los resultados de un Josep Lluís Carod- Rovira que convirtió los comicios en un plebiscito por su expulsión del Gobierno catalán tras reunirse con la cúpula de ETA en Perpiñán. Sin embargo, las urnas arrojaron ayer una derrota sin paliativos- -los republicanos han perdido unos 350.000 votos- -que tendrá consecuencias internas. La guerra que mantienen el número uno y dos del partido, Josep Lluís Carod- Rovira y Joan Puigcercós respectivamente, no ha hecho más que empezar. Iniciativa per Catalunya ha perdido uno de sus dos diputados y 55.000 votos. Esta formación, que ve así reducido su peso en el grupo que comparte en el Congreso con Izquierda Unida, se temía lo peor. Su candidato, Joan Herrera, se ha erigido durante la campaña como la conciencia ecologista y alternativa del PSOE, pero no ha sido suficiente para el partido que preside Joan Saura. Ciudadanos y su candidato, Albert Rivera, se quedan sin escaño. Teniendo en cuenta que PSC y PP suman en Cataluña 33 diputados, frente a los 14 que suman CiU, ERC e ICV no es descabellado hablar de un nuevo escenario marcado por el retroceso de las fuerzas nacionalistas en Cataluña. Cuatro puntos por debajo de la media española y cinco por debajo de las últimas generales, la cifra de participación en Cataluña revela todavía un El cinturón de Barcelona, más rojo que nunca ÁNGEL MARÍN BARCELONA. El cinturón industrial de Barcelona es más rojo que nunca pese a la crisis de las infraestructuras catalanas, el desgaste del proceso estatutario y la salida del PSC del ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall. Las claves del éxito electoral de los socialistas catalanes se han de buscar en la movilización de su electorado y en el voto útil de la izquierda catalana, en detrimento de ERC e ICV en los municipios del área metropolitana de Barcelona, donde viven cuatro millones y medio de ciudadanos. En la Ciudad Condal, el PSC logró el 42 (354.501 votos) cuatro puntos más que en 2004; mientras que el PP, con el 18 (151.626) se mantiene como tercera fuerza, por detrás de CiU, que con el 20 (170.725) mejora levemente sus resultados. En L Hospitalet de Llobregat, los socialistas también suben cuatro puntos, al pasar del 49 al 53 (70.599) respecto a los comicios anteriores. El PP se consolida como segunda fuerza en la segunda ciudad de Cataluña, con el 19 (23.710) un punto más que en los comicios anteriores. En Badalona, los populares suben dos puntos y medio, al pasar del 16,5 al 19 (20.368) pero están muy lejos del PSC, que logró el 53 (56.518 votos) tres puntos más que en 2004. cierto cansancio de los catalanes con su clase política desde que ésta les embarcó en el agotador proceso de reforma estatutaria. Conmocionada por los atentados del 11- M, en las generales de 2004 la sociedad catalana salió del sopor y se volcó en las urnas, registrándose entonces una participación del 76 por ciento, superior a la media española. Sin embargo, en los comicios autonómicos de 2006 la participación descendió hasta el 56,7 Por no hablar del referéndum del Estatuto. Se celebró en 2006 y sólo el 51 del censo se dio por aludido. Retroceso de ICV y Ciudadanos