Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ELECCIONES 9 M ESPAÑA ANÁLISIS LUNES 10 s 3 s 2008 ABC RESULTADOS GENERALES 2008 Escrutado el 99,85 Votos Partido Socialista Obrero Español Partido Popular Convergencia i Unió Partido Nacionalista Vasco Esquerra Republicana de Catalunya Izquierda Unida Bloque Nacionalista Galego Coalición Canaria Unión Progreso y Democracia Na- Bai Eusko Alkartasuna Chunta Aragonista 11.049.370 10.159.122 770.993 303.246 295.252 961.977 208.092 162.722 303.459 62.073 50.121 37.914 Porcentaje 43,65 40,13 3,05 1,20 1,17 3,80 0,82 0,64 1,20 0,25 0,20 0,15 Escaños 169 154 10 6 3 2 2 2 1 1 Votos 11.026.163 9.763.144 835.471 420.980 652.196 1.284.081 208.688 235.221 61.045 80.905 94.252 LOS GANADORES 2004 Porcentaje 42,59 37,71 3,23 1,63 2,52 4,96 0,81 0,91 0,24 0,31 0,36 Escaños 164 148 10 7 8 5 2 3 1 1 1 J. L. Rodríguez Zapatero Candidato del PSOE El líder del PSOE volvió a ganar las elecciones generales. La alta participación y el voto útil hicieron que los socialistas crecieran tanto en porcentaje de votos como en número de escaños. Rosa Díez Candidato del UPyD El voto útil y Cataluña tumban al PP El hundimiento de ERC y de IU neutraliza el crecimiento objetivo de la oposición y salva a Zapatero taluña, que ha hundido a ERC, y en el País Vasco. Es decir, los dos ejes esenciales del proyecto de Zapatero: Estatuto y política antiterrorista. Los socialistas han movilizado a muchos votantes de sus aliados, hasta contrarrestar con suficiencia el crecimiento de un PP que ha mantenido a su electorado activo y creciente. Rajoy no ha logrado el vuelco que acariciaban sus expectativas y ha naufragado por segunda vez, lo que compromete su futuro al frente del centroderecha. Puede matizar la derrota con la evidencia de que ha crecido en votos y escaños, pero se ha quedado en la orilla. Ni la apuesta por la economía, ni las iniciativas sobre la inmigración, ni los tres años desquiciados de un Gobierno que no daba pie con bola han permitido que se produzca el vuelco ante la movilización de la izquierda en torno al presidente. AUTONÓMICAS ANDALUZAS En escaños y porcentajes Participación: 89,04 Total de escaños: 109 PSOE 56- 48,64 (61- 50,2 Ignacio Camacho eparados los análisis voluntaristas de los participantes, el resultado de las elecciones hay que medirlo a partir de los objetivos previos de cada cual. Y en ese sentido, los datos son claros. El objetivo del PSOE era ganar, y ha ganado; el objetivo del PP también era ganar, y ha perdido. Así pues, en términos generales estos comicios han sido un éxito de Zapatero y una derrota de Rajoy. El presidente, que arrancó la precampaña con una ventaja mínima, casi un empate técnico, ha aprovechado la recta final mucho mejor que su adversario. Planteando la campaña en torno a su figura personal, explotando sus perfiles más demiúrgicos y golpeando con mucha dureza al PP como expresión de la derecha más radical, ZP ha obtenido una victoria que refuerza su capital político y su liderazgo tanto en la escena nacional como en su propio partido. Las claves de ese triunfo son dos: el voto útil de la izquierda, que ha triturado a IU, y la fortaleza socialista en Ca- S La etiqueta Quizá no sea un fracaso, pero es una derrota. El PSOE ha logrado etiquetar a su adversario con las improntas que necesitaba para neutralizar su ascenso. Empujándolo hacia la derecha radical ante la opinión pública, los socialistas han hecho prevalecer la idea de un partido extremista y duro, dominado por los sectores clericales y los grupos de pre- sión más conservadores. Operaciones como la exclusión de las listas de Gallardón o la falta de interés para reenganchar a Rato han pesado en contra de Rajoy que en algún momento se creyó en condiciones de ganar en solitario. Si el liderazgo de Zapatero sale reforzado de la jornada electoral, el de Rajoy queda expuesto al cuestionamiento, que acaso logre eludir con la hoja de servicio de un crecimiento objetivo, aunque insuficiente. La posibilidad de que en el PP se abra un período de revisión, con probable desarrollo congresual, aparece como una opción seria de futuro. Las elecciones confirman el retroceso de los nacionalismos, muy señaladamente de ERC, así como de una IU a la que Llazamares ha situado en la marginalidad política. Ambos resultados resultan claves en el ascenso socialista. CiU, que se puede erigir en clave matemática de un pacto de gobernabilidad, aguanta sus resultados de 2004, pero el peso conjunto de los nacionalistas en el Congreso disminuye de forma sensible tras una legislatura de gran protagonismo no exento de convulsiones políticas. La gran novedad de la jornada es la irrupción del partido de Rosa Díez con un escaño en Madrid para su líder. Pescando en los caladeros de PSOE y PP, la tercera vía ingresa en el panorama parlamentario con un excelente resultado global, en el que ha salido perjudicada por el sistema electoral. PP 47- 38,10 (37- 31,7 La candidata de Unión, Progreso y Democracia, Rosa Díez, consigue en su estreno con el nuevo partido representación en el Congreso de los Diputados. LOS PERDEDORES Gaspar Llamazares Candidato de Izquierda Unida Resultado Elecciones Autonómicas 2004 CA IU 0- 2,81 %6- 7,15 (5- 6,1 (6- 7,5 El PSOE seguirá gobernando Andalucía El PSOE se ha quedado a un escaño de perder la mayoría absoluta (55 parlamentarios) al conseguir 56 diputados, frente a los 61 que tenía en la legislatura anterior. La gran sorpresa de la jornada fueron los diez diputados que consiguió el Partido Popular, con un crecimiento espectacular de 37 a 47 diputados. El candidato popular, Javier Arenas, El dato más significativo es el desplome de los andalucistas, que han perdido los cinco diputados que tenían en el anterior mandato y se quedan fuera de la Cámara andaluza. Izquierda Unida mantiene la misma representación, seis diputados. Manuel Chaves, el presidente de la Junta desde 1990, volverá a gobernar esta Comunidad Autónoma por quinta vez. El electorado de izquierda se decanta por el voto útil y castiga a IU. Llamazares no logra frenar la caída que empezó hace algunos años, tendrá díficil formar grupo propio y anuncia su retirada. J. L. Carod- Rovira Líder de ERC Los electores catalanes castigan también a Esquerra Republicana por su rechazo al nuevo Estatuto. Los independentistas sufren el mayor descalabro de los comicios, al perder más de la mitad de su representación.