Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9- -3- -2008 La enfermedad del beso, causa del bajo rendimiento de Federer esta temporada Feliciano López cae en tres sets ante Roddick en la final de Dubai 95 PLATOS ROTOS DEL ROMA GAGO PAGA LOS 21.00 (Canal Árbitro: Pérez Burrull Estadio Camp Nou Abidal Deco Milito Valdés Thuram Xavi Zambrotta Iniesta o Touré Ronaldinho Nihat Senna Eto o Guille Franco o Pires Giovani o Henry Eguren Gonzalo Diego López Godín Cazorla Venta El medio centro argentino perdió la titularidad después de once partidos en el once. Su suplencia huele a castigo romano JULIÁN ÁVILA MADRID. Después de una derrota dolorosa siempre se buscan culpables hasta debajo de las piedras. Un defecto que se acrecenta si se trata de la casa blanca. Por eso era tan importante la foto de ayer en el once del Madrid. Y hubo una ausencia, la de Gago. Una máxima para Schuster es que el jugador que lo haga bien se gana un sitio en el once. Y el que lo hace mal, a calentar banquillo y a ganárselo en los entrenamientos. El argentino fue señalado por el cuerpo técnico por la derrota ante el Roma. Gago había sido titular en los últimos once encuentros, desplazando al malí Diarra y sólo se ausentó en la cita de Almería porque estaba sancionado por acumulación de tarjetas. Tanto los técnicos como la dirección deportiva coincidían en señalar que el centrocampista había madurado y su juego iba creciendo con el paso de la temporada. Un efecto gaseoso. Puede que el argentino haya dejado escapar el tren bueno cuando sólo queda un competición. Diarra volvió a la sala de máquinas y Gago regresó al penal del banquillo, donde los minutos parecen horas y cada vez hay peor ambiente. Matías Capdevila Fernández Barcelona Entrenador: Frank Rijkaard. Suplentes: Pinto (p. s. Sylvinho, Edmilson, Touré o Iniesta, Gudjohnsen, Giovani o Henry y Bojan. Entrenador: Manuel Pellegrini. Suplentes: Viera (p. s. Cygan, Josemi, Bruno, Pirés o Guille Franco, Rossi y Tomasson. Villarreal El Villarreal evalúa el estado de ánimo de un Barça que llora a Messi E. YUNTA BARCELONA. Se pregunta el Barcelona si será capaz de alzar el vuelo ahora que no está Leo Messi, cuya ausencia ha deprimido a todas las esferas sociales de la Ciudad Condal. Está tan afectado el entorno que parece que la lesión del argentino le haya quitado las ganas de existir. Nunca seis semanas de baja resultaron ser tan desgarradoras para el alma de un equipo que tiene que apretarse otra vez el cinturón para recortar la distancia con el líder. Y no está el horno para bollos ni para añorar a los que no están, y menos con la incómoda visita de esta noche. Llega al Camp Nou el Villarreal, un equipo que siempre sale ultramotivado cuando se enfrenta a los azulgrana. Manuel Pellegrini, entrenador de los amarillos, ha dejado en evidencia en más de una ocasión a Frank Rijkaard. Para hacer de Messi, el técnico holandés tiene tres opciones. Lo suyo sería jugar con los fantásticos que quedan, aunque a día de hoy son más nombre que otra cosa. También puede colocar a Giovani o a Bojan, desaparecidos con el regreso de las estrellas. Y existe igualmente la alternativa de Iniesta, aunque lo normal es que el canterano se quede en la medular y más con Touré aquejado de problemas lumbares, motivo que le impide jugar los 90 minutos según los silenciosos médicos. Márquez sigue de baja, Puyol no puede jugar por sanción, pero regresa Milito al eje de la defensa. EFE la rodilla y a bocajarro, empujó sin que Kameni blocase. Todo volvía a empezar en la segunda parte. Y fue más de lo mismo. Mientras el Español dominaba sin sangre para apuntillar al Madrid, al Real se le calentaba la misma y a golpes de pecho intentaba comprometer a Kameni. Y tuvo que ser el de siempre, o casi, quien abriera la lata. Jarque tuvo que agarrar del brazo a Raúl en la porfía del capitán por un balón en profundidad y el penalti lo transformó el 7 en la remontada. Como el año pasado (aunque entonces fue 4- 3) con la misma casta y la misma falta de fútbol.