Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CIENCIA FUTUROsHOGAR XXI y abc. hoytecnologia. com DOMINGO 9- -3- -2008 ABC EL BLOG José Manuel Nieves CeBIT navega con estilo Ya todo el mundo conoce las bondades de la tecnología, y ahora los fabricantes intentan seducir con los diseños, en un flechazo a primera vista. Mientras la tecnología se embellece, los virus se cuelan subrepticiamente en los teléfonos móviles POR RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL HANNOVER. En temporadas alternas, y en tanto se inventa la novedad, sale la vena artística y de lo que se trata es de lustrar y embellecer la tecnología: superficies lacadas y espejeantes, formas sólidas y contornos aerodinámicos, del mismo modo que los aparatos crecen y se reducen, en una doble tensión, buscando un portátil tan pequeño que resulte realmente portable o un móvil lo bastante grande como para consultar- -que no así navegar- -internet. La solución está en el nicho: laptop- televisión para ver pelis, móvil de mujer con encanto, ordenador grande y versátil para el tuneador macarra, TV con internet para el que no sabe lo que es un ratón. El GPS quiere estar en todas partes y ser copiloto y hasta compañero de viaje. En tanto, Nero se presentó en versiones 8 y Linux, con nuevo paquete multimedia para grabar DTS y BD ROM, y el almacenaje en CD y DVD de 50 y 60 Gb, la memoria flash, el disco sólido (SSD) y los discos duros, es ya una industria en sí. La seguridad en la red y en la telefonía móvil es otro de los asuntos estrella del CeBIT 2008, que concluye mañana. Una encuesta del productor de software F- Secure revela que el 86 de los internautas por móvil no ha instalado programas de seguridad. Se han descubierto ya 400 virus dirigidos a los móviles recordó Mikko Hyppönen. El peligro es menor que en el PC, donde aún un quinto de usuarios no sabe que el antivirus debe actualizarse diariamente. Las promesas de un hogar digital van haciendo camino pero no dejan de seguir siendo un sueño y no poco estresante: imagínense el tamaño del manual, que coordine toda la electrónica de la casa, y que naturalmente nadie va a leer: desde escritorios equipados con cinco pantallas, desde las que transferir fotografías con un clic o dominar la discoteca, a aquellas dispuestas en el baño donde el usuario se asegura un lugar para ver películas con tranquilidad desde la bañera, mientras un pequeño tablero de Thomson coordina por Wi- Fi los programas televisivos, el encargo de películas, la radio por internet y hasta hace llamadas telefónicas (y ahora explíquemelo de nuevo, pero despacio... Con clientes equipados con ordenador, móvil, televisor, cámaras, marcos de fotos digitales, música, discos duros externos, cine de descarga... Ya todo es digital señala un director de estrategias de Orange. La integración es lógica y la tecnología francesa, invitada de honor, lo intenta con la búsqueda de un estándar común entre Orange, Thomson y Sagem, pero en realidad desborda: si la gente sigue manejando tres mandos a distancia que podrían integrarse ¿cómo pensar en manejar a una misma vez la calefacción, la seguridad y la telefonía, ade- QUE LES PARTA UN RAYO (AZUL) o, si ya lo decía yo. Se están gastando los de Sony lo que no está escrito en publicidad de su sistema Blu- Ray. Y es lógico, habida cuenta de su reciente victoria sobre el HDDVD de Toshiba. Pero lo que no dicen ¿cómo iban a hacerlo? es que este despliegue de medios es un intento casi desesperado de recuperar el terreno perdido y generalizar su formato de vídeo de alta definición antes de que llegue la catástrofe. Porque llegará. Lo sucedido durante los últimos años en la llamada guerra de la alta definición sería comparable a las escaramuzas entre las dos únicas tribus de una isla que se pelean entre sí sin darse cuenta de que el verdadero peligro viene del continente cercano, que planea una invasión en toda regla. Al final, una tribu (Sony) vence a la otra (Toshiba) pero la invasión es ya inevitable. Y si hace cinco años, cuando empezó esto de Blu- Ray contra HD- DVD, habría sido fantástico tener en casa reproductores de alta definición y películas en DVD de alta capacidad, en estos momentos resulta casi absurdo. Es verdad que ahora mismo la solución de Sony es, por lo menos en Europa, prácticamente la única que permite ver cine en HD. Pero eso va a durar muy poco. De hecho, la ventana comercial de ese tipo de reproductores, bastante grande cuando comenzó la batalla entre los dos formatos, se reduce ahora a un par de años, tres a lo sumo. El tiempo justo para que la alta definición nos llegue, a todos, a través de internet. Compañías como Apple ya alquilan por la red (por ahora sólo en EE. UU) películas en HD, y a precios realmente competitivos. Por lo que se paga hoy por un DVD BluRay se puede ver hasta ocho veces una misma película en el sistema on line AppleTV Por no hablar, claro, de que hoy ya no es necesario tener la casa llena de DVD. Las ventajas de internet permiten almacenar decenas, centenares de películas (y de lo que sea) en unidades de memoria de gran capacidad y que ocupan apenas una fracción del espacio de una colección en discos. Vamos, que llegan tarde. Así que, por mí, que les parta un rayo, por muy azul que sea. N En busca de un estándar Lo último para proteger los móviles del agua son unas fundas de látex similares a los preservativos AFP Las promesas de un hogar digital van haciendo camino pero no dejan de seguir siendo un sueño Tejido que se calienta gracias a una pequeña batería integrada AFP Los marcos digitales adoptan el tamaño y el sitio de los cuadros EPA