Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9 s 3 s 2008 MADRID 67 San Rafael se inunda de regalos Llenaron de alegría e ilusión a los niños ingresados en el Hospital de San Rafael. Fieles a una tradición que dura ya 50 años, los bomberos no faltaron a la cita, que llevan a cabo el día de su patrón: San Juan de Dios POR M. J. ÁLVAREZ MADRID. No iban a apagar ningún fuego, ni hicieron sonar las sirenas. Por eso, estuvieron dos horas charlando con las personas ingresadas en el Hospital de San Rafael. Sin embargo, aunque no llevaban mangueras ni el equipo habitual de extinción de incendios, iban igualmente cargados, en esta ocasión con paquetes para regalar a los enfermos. Es la forma que tienen los bomberos del Ayuntamiento de Madrid de celebrar desde hace medio siglo la festividad del Cuerpo: San Juan de Dios que se conmemoraba ayer. Globos, juguetes, aparatos de radio- control y caramelos hicieron las delicias de grandes y pequeños, pero sin duda, quienes más disfrutaron de la visita de los 150 efectivos, muchos de ellos alumnos de la Escuela de Bomberos, fueron los niños, Algunos abrían unos ojos como platos. ¡Me han regalado un coche con luces! ex- Coches de bomberos, muñecas y globos, fueron los juguetes estrella. El fin de fiesta fue una exhibición con espuma incluida clamaba, feliz, Javi, de cuatro años, aquejado de leucemia. Se trataba de un camión de bomberos, uno de los presentes estrellas de la jornada. El padre del crío, sorprendido, explicaba que visitas como la de hoy son estupendas porque traen un soplo de alegría e ilusión y eso siempre es de agradecer indicó a Efe. A mí me ha tocado una muñeca y un globo gigante de helio indicaba Lucía, de 3. A nosotros nos causa tanta ilusión como a ellos y nos reconforta charlar con todos. Algunos se han asustado al vernos, y otros, todo lo contrario. ¡Uno se ha bajado de la cama de un salto! explicó el director de la Escuela de Bomberos, Pedro Gallardo. Tras la celebración de una misa, en la capilla del hospital, llegó el fin de fiesta. Una exhibición de las habilidades de estos profesionales que escala- EFE ron por la fachada principal del edificio con cuerdas y arneses, con rescate incluido en el que no pudo faltar la espuma. Las acrobacias fueron inmortalizadas en decenas de fotografías. Yo me he hecho una con casco de bomberos y todo decía otro chaval, orgulloso.