Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 9 M DOMINGO 9 s 3 s 2008 PUGNA HASTA EL ÚLTIMO MINUTO ESPAÑA 21 El PP lleva a De la Vega a la Junta Electoral por acusarle de incumplir la Ley La Comunidad de Madrid niega alentar la objeción de la asignatura para la Ciudadanía J. A. MADRID. El PP ha decidido presentar una reclamación ante la Junta Electoral Central por entender que María Teresa Fernández de la Vega se aprovechó de la última rueda de prensa del Consejo de Ministros, en campaña electoral, para lanzar un falso mensaje político a los ciudadanos de que la Comunidad de Madrid incumple la Ley y engaña a los padres y a todos los ciudadanos a cuenta de la objeción de la asignatura Educación para la ciudadanía La vicepresidenta señaló desde Moncloa el viernes que la decisión de Madrid de apoyar las petición de objeción a esta asignatura era una llamada a la insumisión muy grave y muy irresponsable que un Gobierno, en este caso autonómico, no puede llamar al incumplimiento de la Ley que los poderes públicos no están para llamar a asonadas e insumisiones y que además están engañando a los padres En su recurso ante la Junta Electoral, a cuyo texto ha tenido acceso ABC, el PP aduce que la postura de la Comunidad responde a la existencia de una jurisprudencia dispar y contradictoria acerca del derecho a la objeción de conciencia de los padres para que sus hijos cursen la citada asignatura. Así, mientras no haya una sentencia del Tribunal Supremo que unifique el criterio jurisprudencial, el Gobierno regional decidió adoptar la postura más favorable al reconocimien- que los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones A juicio de los populares, la vicepresidenta y portavoz del Gobierno aprovechó la rueda de prensa preceptiva de los viernes para arremeter con la Comunidad de Madrid, excediéndose de la legítima crítica política y acusar directamente al Gobierno de la derecha de Madrid de incumplir la Ley y de manipulación política Por otra parte, el PP presentó anoche una denuncia ante la Junta Electoral Central contra TVE por la emisión, en el telediario de las 15: 00 horas de ayer, de una pieza informativa, en la cual se enfoca durante diez segundos una pancarta del PSOE solicitando el voto para este partido. El PP recuerda que la emisión de estas imágenes está terminantemente prohibida por la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) en su artículo número 53, que dice: No puede difundirse propaganda electoral ni realizarse acto alguno de campaña electoral, una vez que ésta haya legalmente terminado Denuncia contra TVE Jurisprudencia dispar Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid to de los derechos fundamentales y a la libertad de elección de los padres sobre la formación moral y religiosa de sus hijos, que reconocen los artículos 16 y 27.3 de la Constitución referido, el primero, a la libertad ideológica y religiosa y, el segundo, a la libertad de enseñanza. En concreto, el 27.3 indica FRANCISCO SECO Los populares también han denunciado a TVE por emitir la imagen de una pancarta pidiendo el voto para del PSOE en la jornada de reflexión Los retos del día 10 Zapatero, preguntado por la gran coalición no se opuso frontalmente, aunque añadió que no la veía posible en este clima de crispación. Seguramente hay mucha retórica en estas declaraciones, pero plantean una cuestión que tiene cada vez más adeptos las que se han publicado. En el PP tienen alguna que, de ajustarse esta noche a la realidad, le coloca como vencedor de los comicios, lo que también resulta, en este caso para sus intereses, mejor que la media de las conocidas. Aunque sea un inevitable una cierta inclinación a quien organiza o contrata las encuestas, no se trata de trabajos de aficionados y, al parecer, ambos han sido realizadas y analizadas por acreditados especialistas. Quizá sea cierto que la demoscopia es, antes que una ciencia, un arte. No por ser arbitraria, sino por tener que engarzar en el análisis distintas variables que ni son todas obligatorias ni tienen un perfil dogmático. La participación se ha convertido en un elemento fundamental pero, aunque hay una percepción general de que si aumenta se verá favorecido el PSOE, no está tan claro que sea así porque, superado un cierto nivel, podría ayudar más a los partidos minoritarios que a los dos grandes. Hay otros expertos que observan con escepticismo los cambios demoscópicos de las últimas semanas y se inclinan por el principio, constatado a menudo, nunca seguro, de que los resultados suelen coincidir con las encuestas hechas algunos meses antes de los comicios, como si al acercarnos a las urnas pesaran más los criterios de valoración más general que los últimos acontecimientos. La tendencia general de las encuestas publicadas es que el PSOE, en cuanto a intención de voto, ha llegado al final de esta campaña suspendida de urgencia como duelo ante el asesinato de Isaías Carrasco, con una cierta ventaja. El margen de error de las mismas puede llevar, incluso dándolas por buenas, al empate, a un leve triunfo del PP o a una mayor diferencia de los socialistas. Los políti- Germán Yanke Todo es hoy incertidumbre, emoción, no exentas en algunos casos de ansiedad. Las encuestas que se han conocido en las últimas semanas tienen algunos elementos comunes, pero difieren en otros, que pueden terminar resultando fundamentales. Esta última semana, en la sede del PSOE se manejaba un optimista sondeo que le colocaba cerca de la mayoría absoluta, lo que supera claramente las previsiones de cos no creen que se pueda dar la paradoja de que quien más votos consiga no logre más escaños, pero hay sociólogos que afirman que esa posibilidad existe. Más allá del análisis y el juicio que cada uno pueda hacer de cómo se han comportado esta legislatura los partidos que optan a la presidencia del Gobierno, parece que lo único seguro, el día de las elecciones, es la incertidumbre. Pero hay otras certidumbres, aunque no sean dogmas. Parece que, gane quien gane, en las actuales circunstancias el vencedor va a necesitar apoyos de terceros para la investidura y la gobernabilidad. Y parece también que esa es la gran baza de los partidos nacionalistas, que se disponen a ofrecer su apoyo a cambio de concesiones. Las concesiones, en el pasado reciente y en los próximos años, tienen una especial sensibilidad política tanto por los retos presentes como, no hay que olvidarlo, por la inclinación soberanista de muchos partidos nacionalistas. Socialistas y populares pueden discrepar en la política antiterrorista (o en la derivada política de la lucha contra ETA) pero sólo un absurdo espejismo puede hacer sostener que el acuerdo sería más serio e inalterable con los nacionalistas. Lo mismo podría predicarse de otra de las grandes cuestiones de discusión durante estos cuatro años de presidencia de Zapatero, que eufemísticamente se ha llamado política territorial pero que, en realidad, es la reformulación constitucional de España. Sin embargo, incluso el nuevo Estatuto de Cataluña revela que esas discrepancias no desaparecen en las relaciones del Gobierno con otros socios nacionalistas, ya sea porque no lo aprobaron o porque plantean unos criterios de desarrollo a los que el PSOE se resiste. En las últimas dos semanas, Rajoy ha dicho que lo primero que hará, si gana, es llamar al PSOE para establecer los criterios por los que este pudiera abstenerse, y no oponerse, a su investidura. Zapatero, preguntado por la gran coalición no se opuso frontalmente a ella, aunque añadió que no la veía posible en el clima de crispación de los últimos años. Seguramente hay mucha retórica en estas declaraciones, pero plantean una cuestión que tiene cada vez más adeptos, ya que lo que interesa a los ciudadanos, a diferencia de los intereses coyunturales de los políticos, es el futuro de una política estable y razonable.