Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sábado 8 de Marzo de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.685. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Nicolas Cage golea al Madrid Paolo Calabresi, un cómico italiano, se hizo pasar por Nicolas Cage durante el partido entre el Madrid y la Roma. Fue al palco, bajó al vestuario y convenció a Ramón Calderón. Pero Totti descubrió el pastel POR MANUEL DE LA FUENTE omo casi todo en estos tiempos, la petición llegó por un e- mail recibido en el departamento de comunicación del Real Madrid. Desde el otro lado del Atlántico (lo que luego confirmaría telefónicamente su secretaria) el popular actor Nicolas Cage solicitaba presenciar el partido entre la Roma y los merengues del miércoles. Nada raro, por el palco vikingo desfila la crema de la intelectualidad, la flor y nata de la economía, la ciencia y los poderes fácticos de aquí, de allá, y de acullá. Además, el apellido real de Cage es Coppola, porque es sobrino de Francis Ford y primo de Sofia, así que algo de sangre italiana debe correr por sus venas nacidas y criadas en California. El equipo de mis entretelas, con su presidente, Ramón Calderón, al frente, no se quedó en blanco ante la hollywoodiense petición, y dispuso todo para la bienvenida. Las mocitas madrileñas se pusieron lo mejor (sobre todo lo más corto y apretado) del fondo de armario. Veteranos y noveles lucieron su mejor corbata. Y el antiguo chófer de Beckham fue a recoger a Cage a un hotel cercano al Prado, como debe ser. Y acompañado de guardaespaldas cimarrón, secretaria y traductor. En el palco corrieron riberas, ibéricos y delicatessen de Mallorca, y sobre el césped corrieron los jugadores de la Roma, con el gladiator Totti a la cabeza. Calderón y los suyos, club castizo y generoso, tras perder dieron la mano y algo más. Es un honor que esté aquí dijo el presi. Ya que se había cruzado el océano, Nicolas quiso aprovechar la visita y bajó a los vestuarios para ver cómo sudaban de alegría los gladiadores romanos, y cómo se retorcían de desconsuelo los merengues. Robinho le firmó DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany EL LIBRO NEGRO DE ETA l Libro Negro de ETA está lleno de cifras y mapas, estrategias y proyectos, y hasta contiene una fórmula de convivencia y un modelo de Estado. Las cifras son de muertos conseguidos, los mapas, los de un próximo atentado, la estrategia es el miedo, y el proyecto, un país esclavizado. Ya nos temíamos que esta vez el terrorismo autóctono participaría en la campaña con todas sus letras, con su pólvora ciega, con sus entrañas huecas, con la brutalidad de su ideario, con una infame tregua en el activo, con muchas concesiones y la complicidad de un calendario. A Isaías Carrasco lo ha matado la ETA para agriarnos la fiesta, para echar a las urnas su moneda de fango, recordarnos que no somos tan libres y mancharnos de sangre la camisa, el voto, la mirada, la conciencia, y hasta la comisura de los labios. No les valen ni fueros ni estatutos, ni indultos ni amnistías, ni promesas ni pactos. Lo que anhelan no es paz sobre la Tierra. Quieren seguir viviendo a tiro hecho, quieren seguir oyendo la voz de una ambulancia, quieren seguir limpiando la vida de personas... Son sicarios en busca de una guerra. Habrá que derrotarles para que nadie pase por la infinita soledad de un arma apuntando a su cuerpo en plena calle. Carrasco trabajaba en la autopista, ya no era concejal y no llevaba escolta. Era marido y padre. Al salir de su casa, un joven se le acerca, le dispara, y ahí acaba su historia. El fin es el principio de todo asesinato. Quizás pasó una nube por sus ojos con forma de injusticia o disparate antes de irse a engrosar el Libro Negro de los independentistas abertzales. Qué mitin tan amargo. Qué silencio tan triste y ominoso el de este sepulcral ocho de marzo. E C El falso Cage, con la camiseta que le firmó Robinho una camiseta, y Calderón (sí que la vida es sueño, o pesadilla, en el Bernabéu) le regaló al cómico una camiseta del Real con el número 1, blanca y radiante, como el carné de honor con el que le obsequió. Todo, de dulce merengón. Pero en los vestuarios, a calzón quitado, el astuto Totti descubrió el pastel: Otra vez tú por aquí le espetó al actor. Calla, calla, no me descubras Pero el capitán romano ya estaba sobre aviso. Ese mismo tipo ya había hecho lo mismo cuando la Roma jugó en Milán. Los MUNDO DEPORTIVO rossoneri también picaron el anzuelo. Y no descubrieron, que Cage no era Cage, ni nada que se le parezca, sino el actor italiano Paolo Calabresi, romano y romanista, y conocido en su país por estas interpretaciones en una canal de televisión. Tres horas le había llevado maquillarse. Luego, el presidente dijo que había seguido la broma. Una broma tan pesada como volver a quedarnos sin Champions. Y las mocitas madrileñas llorando a moco tendido. Sin Nicolas, y encima sin la décima.