Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURAyESPECTÁCULOS SÁBADO 8 s 3 s 2008 ABC La Sociedad de Estudios Clásicos, preocupada por la degradación de Numancia ABC SORIA. La Sociedad Española de Estudios Clásicos y el Institut Catalá d Arqueologia Classica han expresado su enorme preocupación por la degradación del entorno de Numancia a causa de un conjunto de proyectos urbanísticos emprendidos en una zona de gran valor histórico y paisajístico En un comunicado de la familia Marichalar, al que ha tenido acceso ABC, se asegura que iniciativas como la construcción de un gran polígono industrial, la creación de la Ciudad del Medio Ambiente, un cementerio privado o una promoción residencial suponen un daño irreversible al patrimonio histórico y natural Los dos organismos han solicitado, para evitar el daño irreversible que la realización de estos proyectos ocasionaría al yacimiento de Numancia y a su entorno que se estudie la posibilidad de emprender las iniciativas urbanísticas en otros lugares donde no tuvieran tan graves consecuencias. La construcción de un gran polígono industrial entre Numancia y Soria, afectando a un conjunto de siete Bienes de Interés Cultural, suma ya, añade el comunicado, la oposición de las reales academias de la Historia y de Bellas Artes de San Fernando, así como de la Asociación Hispania Nostra, y de 76 profesores de Historia, Geografía y Arte de la UNED Como ya informó ABC, el polígono industrial Soria 2, aprobado entre la ciudad de Soria y el Cerco y ruinas de la ciudad de Numancia, ocuparía 117 hectáreas de suelo rústico de alto valor paisajístico, cultural, arqueológico y natural. El comunicado añade que la familia Marichalar, propietaria de los terrenos, ha denunciado al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León la fraudulenta e irregular operación urbanística autorizada en 2007 por el Ayuntamiento de Soria y por la Junta de Castilla y León para la construcción del polígono, pese a existir suficiente oferta de suelo industrial en la ciudad de Soria para los próximos 30 años, según el Plan General de Ordenación Urbana de Soria aprobado en 2006 Entre las irregularides denunciadas por los propietarios figura la omisión de un informe de sostenibilidad ambiental exigido por la ley y máxime para una operación a gran escala un trámite imprescindible en este caso. Una escena del montaje de Bodas de sangre que dirigió José Tamayo en 1962 en el teatro Bellas Artes de Madrid GYENES BODAS DE SANGRE El 8 de marzo de 1933 se estrenó en el teatro Beatriz de Madrid Bodas de sangre la obra de Lorca más representada y un texto fundamental en el teatro del siglo XX Siempre me he preguntado con qué cara podían escuchar los hombres de la Iglesia en la España de los años treinta ese extraordinario canto al nihilismo que es el Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejía o esa sublime blasfemia del Grito hacia Roma de Poeta en Nueva York Porque Lorca no sólo retrataba. Lorca denunciaba, a pesar suyo tal vez y superando sus conocidos y sin duda fundados miedos, visto lo que ocurrió en Viznar. No podía no hacerlo. El hecho concreto de que no estuviera afiliado a un partido siempre me ha parecido justamente que explica y aumenta su compromiso político con la sociedad y sus individuos. Y en cualquier caso me resulta del todo imposible atisbar ambigüedad política en alguien que en su vida y en su obra, en la convulsa España que le tocó vivir, defendía y cantaba a los gitanos frente a la guardia civil, a las mujeres frente al cavernícola macho hispánico, o el derecho a la pasión física, al sexo como práctica liberatoria frente a una férrea y corrupta moralidad procedente de leyes pretendidamente eternas No creo que, de otro modo, se pueda entender Bodas de Sangre la obra de García Lorca más representada en todo el mundo, de la que ahora se cumplen 75 años de su estreno en el Teatro Beatriz de Madrid por la Compañía de Josefina Días Artigas. Posiblemente no existe en la historia del teatro un título más certero y más evocador que el formado por esas tres palabras. Sobre un hecho real ocurrido en Níjar, y reseñado por los periódicos de la época, el poeta construiría un poema lírico desgarrador y el dramaturgo una desgarradora tragedia. La poesía nos muestra a todos poseedores de esa fuerza irrefrenable que palpita en los caños de la sangre La tragedia condena de una modo ineluctable la acción de los protagonistas, de los transgresores. Pero los que condenan no son los dioses sino los hombres, y su comportamiento atávico. Bodas de Sangre habla de muchas cosas: el destino de las mujeres en esa atávica sociedad, el profundo dolor ante el misterio de la vida que se ras- Lluís Pasqual Director teatral Uno de los tópicos más extendidos- -y más falsos- -sobre Federico García Lorca consiste en afirmar que era un escritor apolítico Los mejor intencionados lo han hecho siempre por comparación- -desde luego bien simple- -con otros poetas de su generación como Alberti o Miguel Hernández. Otros se ha atrevido incluso a hablar de una cierta ambigüedad intelectual justificable en ese momento histórico y ciertas simpatías en el fondo de orden estético que, de no haber sido asesinado antes lo hubieran acercado probablemente a la esfera del nacionalsocialismo falangista. Es una lástima que para los autores de tales afirmaciones no exista ni un solo verso de Lorca, ni una sola frase de su teatro, ni una de sus declaraciones, ni siquiera una palabra de sus cartas más íntimas en las que apoyarse. Lorca no sólo es un escritor político de actitud y de gesto en toda su obra, sino un gigante capaz de lanzar, desde el lirismo más profundo y caliente, la denuncia más certera y osada. Bodas de sangre habla de muchas cosas: el destino de las mujeres, el profundo dolor ante el misterio de la vida que se rasga cuando una madre pierde a su hijo... ga cuando una madre pierde a su hijo, la raíz irracional de la violencia más salvaje (da miedo la trágica intuición de Lorca en las palabras de la madre ¡Aquí hay dos bandos, mi familia y la tuya! y aún de muchas más cosas. Pero es sobre todo el grito de alguien que nos muestra la capacidad transgresora del amor y del sexo y, por lo tanto, la libertad que supone el ejercicio de esas dos palabras por encima de cualquier norma social. Y eso fue y sigue siendo un gran gesto político y revolucionario. La historia entera de la humanidad, como diría Octavio Paz, se podría contar desde esa mirada, desde esa lucha por conseguir o por aplastar y sobre todo por instrumentar esa parcela de libertad. Por eso se ha representado miles de veces en culturas absolutamente distintas y se seguirá representando. En este caso el término universalidad casi se queda corto. Por suerte, en algunas partes del mundo una parte de esa revolución soñada por Lorca se ha medio cumplido por lo menos en las formas, es decir en las leyes, y podemos sentir Bodas de Sangre como una metáfora de algo que pertenece a nuestro pasado genético cercano. Pero mientras existan- -y por supuesto, existen- -sociedades enteras que permitan y legislen el genocidio espiritual gobernando sobre el amor y el sexo de los seres humanos para gobernar sus libertades, Bodas de Sangre no será una metáfora, sino una denuncia tan potente y peligrosa como lo fue hace ya setenta y cinco años el día de su estreno madrileño.