Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA SÁBADO 8 s 3 s 2008 ABC Carlos Rodríguez Braun Solbes admite ahora que es difícil crecer un 3,1 como pronosticó hace dos meses Acepta reducir el superávit o que haya equilibrio para cumplir el programa del PSOE ABC MADRID. El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, reconoció ayer que en estos momentos es más difícil alcanzar un crecimiento económico del 3,1 que cuando lo calculó el Gobierno (hace apenas dos meses) y planteó que el Ejecutivo debería pensar que puede haber una actividad menor a la inicialmente prevista Y es que el Gobierno español se ha quedado solo en sus estimaciones de que España iba a crecer este año por encima del 3 En una entrevista en Televisión Española, el número dos del PSOE por Madrid afirmó que los riesgos son claramente a la baja en referencia a las previsiones de crecimiento realizadas ayer por el Banco Central Europeo (BCE) da en referencia a la subida del precio de los alimentos, del petróleo y la magnitud del problema financiero. Por otro lado, Solbes señaló que se debe esperar un escenario con crecimiento del empleo y posiblemente con cierto incremento del paro Así, explicó que en términos absolutos el aumento del desempleo será claro pero que en términos relativos será menos significativo Respecto a las previsiones del número dos del PP, Manuel Pizarro, de que el paro iba a crecer este año en 600.000 desempleados más, el vicepresidente consideró que la cifra final no va a ser esa ni mucho menos aunque no supo cuantificar el aumento. Preguntado por su pronóstico inmediato sobre la coyuntura económica, Solbes indicó que no hay que bajar la guardia porque la situación es compleja y consideró que en Estados Unidos hay un riesgo de crisis claro Así, explicó que Europa no es inmune a lo que pasa en Estados Unidos y que España tampoco lo es respecto a lo que pasa en Europa. Asimismo, consideró que si los precios del petróleo no bajan y tampoco lo hace el de los alimentos, la posibilidad de reducir tipos de interés disminuye En relación a las propuestas económicas de los programas del PSOE y del PP, el ministro de Economía y Hacienda señaló que no acaba de ver la rebaja de impuestos que proponen los populares si, al mismo tiempo, no se produce una reducción muy sustancial de las políticas puestas en marcha por el actual Ejecutivo. Respecto al coste de bajadas fiscales propuestas por el PSOE, Solbes estimó que se situará en 22.000 millones de euros para un periodo de cuatro años y consideró que sí son financiables sin ningún problema con un crecimiento que ronde el 3 Si el crecimiento fuera mayor, aseguró que seguirá insistiendo en que hay que tener un superávit más alto, y si la economía crecieron menos, aceptará que los superávit sean menores, e incluso que haya equilibrio para poder mantener las políticas impulsadas por el Gobierno. DECOUPLING SMILEY ntes se aludía al estornudo y el resfriado como metáforas de la conexión entre las economías de EE. UU. y el resto de los países. Ahora, quizá por el calentamiento de la Tierra, las metáforas van en sentido contrario: la economía mundial se ha desacoplado de la estadounidense. Es el decoupling Lo primero que hay que decir es que si hay decoupling entonces a Smiley se le acaba una gran excusa: los problemas económicos españoles son su responsabilidad, y no culpa de los malvados yanquis. Se dice que el desarrollo de los países emergentes prueba el desacoplamiento. Veamos. Que millones de estadounidenses perezcan de frío expulsados de sus casas por impago mientras mesnadas de chinos e indios, apoyados en economías boyantes, asaltan las tiendas de Louis Vuitton en Courchevel parece un poco traído por los pelos. Si existe tal separación, la conclusión lógica es que los mercados financieros castigarían los valores americanos y premiarían al resto. Parece haber sucedido lo contrario: todo el mundo cae, pero a menudo caen menos las cotizaciones en EE. UU. que en Europa y Asia. Más aún, los bancos americanos, que según Smiley son los únicos autores del desaguisado subprime, se han comportado relativamente mejor que el resto. ¿Qué está pasando aquí? La burbuja creada por los bancos centrales es global, como se observa en los precios de los activos. Por supuesto que el impacto del estallido de la burbuja no tiene por qué ser uniforme, dado que las economías no son todas análogamente flexibles y las autoridades no son todas análogamente torpes. Pero si la burbuja es mundial, no vale enfrentar a la Fed con el BCE, porque no es que actúen en oposición debido al decoupling sino que los tiempos del mix inflación desaceleración son distintos a ambos lados del Atlántico. Smiley negó los problemas. Y también soltó: en economía no vale la demagogia Igual es hora de poner manos a la obra porque, mire usted por dónde, algún tipo de decoupling puede estar bien. crb thinkingheads. com A Riesgo de crisis en EE. UU. Acusaciones de imprevisión No obstante, Solbes señaló que las previsiones mueren el mismo día que se publican porque constantemente salen datos nuevos que pueden variarlas, y explicó que ese es el motivo por el que el Gobierno decidió hacer previsiones sólo dos veces al año, una para preparar los presupuestos (junio) y otra planificar el programa de estabilidad que presentan en Bruselas (diciembre) informa Ep. Asimismo, el titular de Economía rechazó las acusaciones de imprevisión realizadas por el Partido Popular y argumentó que, hace un año, ya se redujo la previsión de crecimiento en siete décimas y que, en verano, se corrigió, al considerar que era demasiado elevada. Lo que nadie preveíamos han sido algunos factores y, sobre todo, la dimensión de algunos problemas aseguró el ministro de Economía y Hacien- Solbes, el pasado lunes a su llegada a la sede de las Cámaras EFE Hay un riesgo claro de crisis en Estados Unidos, según el vicepresidente económico Asegura que nadie preveía la magnitud de la subida del petróleo, de los alimentos o de la crisis financiera Equilibrio presupuestario Nuestras empresas, objeto de deseo de las grandes europeas El vicepresidente Solbes afirmó ayer que la falta de planificación de un modelo energético claro en España convierte a las empresas españolas en objeto del deseo de las grandes europeas. Explicó que, en Europa, hay dos modelos energéticos: el que mantiene empresas públicas o privadas muy potentes y protegidas frente al exterior, o el modelo de competencia. Nosotros hicimos una privatización de las empresas públicas pero no definimos hacia qué modelo íbamos. En consecuencia, nos hemos quedado en medio y ahora somos objeto del deseo de todas las grandes europeas para entrar en España Por tanto, ahora tenemos que planificar este punto, tener un modelo más claro energético que nos permita garantizar el abastecimiento al menor coste posible para ciudadanos y empresas En su opinión, la clave de la sentencia del Tribunal de Luxemburgo en la que se anulan las condiciones que España impuso a la opa de E. ON sobre Endesa es que la Justicia europea impide a los Estados miembros esgrimir razones estratégicas para defender sus intereses.