Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL www. abc. es internacional SÁBADO 8- -3- -2008 ABC Tras siete horas de desencuentro, de la guerra a la paz en dos minutos. Realismo mágico en estado puro Chávez y Uribe se dan la mano frente al presidente dominicano, Lionel Fernández, mientras su canciller, Carlos Mora, les aplaude MIRAFLORES Colombia, Ecuador y Venezuela zanjan la crisis entre abrazos Uribe seduce a Chávez y Correa en una tensa cumbre del Grupo de Río en Santo Domingo MANUEL. M. CASCANTE ENVIADO ESPECIAL BOGOTÁ. La crisis diplomática y militar entre Colombia, por una parte, y Ecuador y Venezuela (con Nicaragua de comodín) por otra, se solventó en la XX Cumbre del Grupo de Río con abrazos entre los presidentes de los países enfrentados. En una reunión que comenzó de forma ríspida y después de que Álvaro Uribe rehusara posar para la tradicional foto de familia, el mandatario colombiano consiguió, con un hábil manejo de su cintura política, seducir a media América (la reunión de Santo Domingo fue televisada en directo para todo el continente) y a Daniel Ortega, Hugo Chávez y al propio Rafael Correa, quien- -aunque reticente- -daba su brazo a torcer para estrechar los de su homólogo en la firma de una paz que a todos conviene. Tras intercambiar quejas y amenazas, los cuatro presidentes acordaron superar el enfrentamiento que afectaba a toda la región andina tras la incursión militar colombiana en territorio ecuatoriano del pasado fin de semana. Los esfuerzos diplomáticos previos realizados por el anfitrión, el dominicano Leonel Fernández, no hacían presagiar que el foro fuera a tener un final feliz. Pero incluso Chávez y Uribe, que se han llamado de todo, acabaron bromeando y sonrientes. Un final insospechado, una vez que Uribe afirmara que la guerrilla de las FARC financió la campaña electoral que llevó a Correa a la Presidencia del vecino del sur. El colombiano defendió su política de seguridad democrática y reconoció (y por ello pidió disculpas) que había ordenado la incursión en la frontera contra la guerrilla porque no hemos tenido co- El despliegue militar venezolano sólo afectó a los contrabandistas M. M. C. BOGOTÁ. El gran despliegue militar -diez batallones- -anunciado por Hugo Chávez en la frontera colombo- venezolana (sólo posible en la región del Zulia, donde los blindados no corren riesgo de atascarse en terrenos pantanosos) únicamente se ha traducido en un mayor control de los pasos aduaneros, con el consiguiente enfado de los contrabandistas de ambos países. El pato lo están pagando los traficantes de alimentos (desde Colombia) y de combustible (desde Venezuela) Así, el litro de gasolina pasaba en La Guajira de 800 a 1.200 pesos (un euro equivale a 2.900 pesos colombianos) en apenas 24 horas. Las protestas se han hecho notar tanto en Cúcuta como en San Antonio del Táchira. Primero fueron los mototaxistas que cubren los desplazamientos entre los dos territorios. Luego, el sector hotelero, tras la cancelación del 80 por ciento de las reservas de venezolanos para asistir a la Semana Santa en la Pamplona colombiana. Después, la Cámara de Comercio, que encabezaba una marcha que arrancó en Venezuela y llegó hasta Colombia. Y, por último, los pastores de la iglesia Evangélica de Maicao, que elevan sus oraciones en La Raya, línea divisoria entre ambos países. operación del presidente Correa en la lucha contra el terrorismo Uribe recordó que la soberanía colombiana también es violada cuando los rebeldes atacan su país desde Ecuador (en cuarenta ocasiones durante los últimos tres años) Si hubiera informado a Correa de la operación, ésta habría fracasado dijo, rotundo. Correa, muy crispado, rechazó las acusaciones de Uribe y le respondío que Colombia es el culpable del terrorismo, y no sus vecinos y que el Gobierno colombiano no quiere la paz, sino la guerra Durante el rifirrafe dialéctico, las entradas y salidas de la sala de reuniones fueron constantes. Inesperada fue la participación de Chávez, quien mostró un tono inusualmente conciliador en un discurso donde no faltaron los cantos regionales y las alusiones al imperialismo estadounidense Paremos esto. Estamos a tiempo de detener una vorágine de la cual pudiéramos arrepentirnos Y, a instancias de Leonel Fernández, se obró el milagro. Correa dijo que daba por zanjado el incidente si Colombia asumía el compromiso de no agredir nunca más a un país hermano. Uribe se levantó para darle un abrazo y saludar efusivamente a un complacido Chávez. Hasta Daniel Ortega se sumó a la fiesta, anunciando el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Nicaragua y Colombia. A cambio, Bogotá se somete a las instancias internacionales en su conflicto territorial con Managua. Correa intentó perseverar en sus acusaciones, pero los reproches ya no tuvieron eco entre los aplausos, con todo el mundo puesto en pie. Contrariado, el ecuatoriano tuvo que claudicar y comprometerse a investigar las denuncias que vinculan a su país con los terroristas (Uribe también consiguió que se les aplique ese término) de las FARC. Tras siete horas de desencuentro, de la guerra a la paz en dos minutos. Realismo mágico en estado puro. ABC. es Vídeos sobre la crisis entre Colombia y Venezuela en abc. es internacional