Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 9 M SÁBADO 8 s 3 s 2008 EL TERRORISMO CONDICIONA LAS ELECCIONES: REACCIONES ESPAÑA 23 La Familia Real: Un asesinato cobarde, vil y execrable Los Reyes y los Príncipes de Asturias se apresuraron a condenar el atentado y transmitir sus condolencias a la viuda ABC MADRID. Los Reyes y los Príncipes de Asturias enviaron, nada más conocerse la luctuosa noticia de la muerte, sendos telegramas de condolencia a la viuda del ex concejal socialista Isaías Carrasco, asesinado tras recibir los disparos de un terrorista en Mondragón. Un asesinato que conmovió a la Familia Real, que, según explicó un portavoz de la Casa del Rey, lo calificó de cobarde, vil y execrable Asimismo, el mismo portavoz señaló que la Familia Real ha estado siguiendo con atención y dolor todas las informaciones que se produjeron a raíz del terrible atentado. Asimismo, insistió en que los Reyes, los Príncipes de Asturias y toda la familia lamentan y condenan la muerte del ex concejal. Don Juan Carlos también remitió otro mensaje de pesar al secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, partido al que pertenecía la víctima. En sus telegramas, la Familia Real ha expresado su firme condena por esta acción terrorista por la que todos sus miembros manifiestan su indignación y dolor Poco después de producirse el atentado, los Reyes condenaron y lamentaron la muerte de Isaías Carrasco, rechazo y pesar al que se unen los Príncipes de Asturias. A las muestras de dolor y condolencia de la Familia Real se unieron la inmensa mayoría de Ayuntamientos de España, así como de todas las Comunidades Autónomas. De hecho, la sociedad civil en pleno se sumó al pesar de la familia. Los mensajes de condolencia se sucedieron desde asociaciones culturales y deportivas de todo orden. Desde colectivos profesionales como la ACB o la LFP hasta ins, titucionales como el CSD o el COE, sin olvidar a todas las federaciones. Edurne Uriarte EL ESPEJISMO DE ZAPATERO i el fin de la tregua, ni los crímenes de la T- 4 y de Capbreton habían acabado con un espejismo, el de la paz, que se apagó ayer, quizá definitivamente, bajo las balas que asesinaron a Isaías. El espejismo de Zapatero de la desaparición de ETA, el fin de las muertes, la seguridad con su fórmula maestra de la paz ha aguantado todos los avatares del proceso y el post- proceso a través de tres mensajes que Zapatero y su Gobierno han trasladado con eficacia al ánimo ciudadano. Primero, el mensaje de los accidentes o de los muertos no buscados por ETA. Fue la interpretación de la T- 4, pero también de Capbreton. Tampoco en Capbreton asumió el Gobierno la plena voluntad asesina de ETA y recalcó que se había tratado de un enfrentamiento, un encuentro fortuito con los CONFERENCIA EPISCOPAL La Conferencia Episcopal Española afirmó que el terrorismo es una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión moral de la vida, justa y razonable A su juicio, el terrorismo no sólo vulnera gravemente el derecho a la vida y a la libertad, sino que es muestra de la más dura intolerancia y totalitarismo Y señala que la comunidad católica se une al dolor de la viuda y de la familia del mejor modo posible en estos momentos: con la oración, de la que esperamos también serenidad en la desgracia y lucidez y sosiego en nuestra acción N guardias civiles, otro crimen no planeado por ETA. Segundo, el mensaje de las expectativas Ni tras la ruptura de la tregua ni tras Capbreton ha destruido Zapatero la esperanza de una nueva negociación con ETA. Al contrario, la ha alimentado con el recurso a la noción de las expectativas. Ahora mismo no hay expectativas, ha respondido una decena de veces, cuando se le ha preguntado. Es decir, ahora mismo ETA no quiere, pero es posible que vuelva a querer muy pronto y yo estaré ahí para asegurar la paz. Y tercero, el mensaje del número de muertos. El que repitió en el segundo debate, el del menor número de asesinatos terroristas sufridos con él, Zapatero, el hombre de la fórmula de la paz, frente a los producidos con ellos, la derecha, el partido del enfrentamiento. Zapatero no ha recibido censura significativa de los ciudadanos en materia antiterrorista porque esos tres mensajes han funcionado. Porque el espejismo de la paz ha seguido vigente. No porque sus votantes ignoraran la negociación política o el engaño, sino porque las admitían a cambio de la paz. A cambio de lo que hasta ayer era la promesa de la paz y ahora es el espejismo de la paz.