Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 9 M SÁBADO 8 s 3 s 2008 EL TERRORISMO CONDICIONA LOS COMICIOS: LA VÍCTIMA ESPAÑA 17 Un humilde obrero Isaías Carrasco tenía tres amores: su familia, el PSE y el pueblo natal de sus padres, el zamorano Morales de Toro. Hijo de humildes emigrantes, nació y creció en Mondragón. Trabajó en una fábrica hasta su cierre y hasta ahora lo hacía en una cabina de peaje de la AP- 1 M. L. G. F. MONDRAGÓN. Si alguien deseara realizar el retrato robot de un trabajador tipo del País Vasco podría fijarse sin ánimo de equivocarse en la vida de Isaías Carrasco Miguel, el hijo de 43 años de dos honrados y laboriosos emigrantes interiores que huyeron de la pobreza. Sus padres, venidos desde un pueblecito de Zamora, Morales del Toro, se asentaron en la industrial Mondragón en los años sesenta. Jamás renegó de su condición ni del lugar origen de sus ancestros y mantuvo una relación de amor con la tierra de sus mayores. Vecino de un barrio humilde, de obreros, construido al amparo de la explosión industrial vasca. Siempre fue fiel a este lugar en el que habitaba en el momento de su asesinato y en el que nació, creció y acabó muriendo asesinado. Sin aficiones conocidas, salvo su familia, entró muy joven a trabajar en la misma fábrica que empleaba a su padre. Y, ya en la cuarentena, tras el cierre de la empresa en la que se hizo hombre (Asan) pasó a ocupar el puesto de cobrador en la cabina de un peaje de la AP- 1, a su paso por Vergara. entonces recuperar su vida cotidiana. Ya no ocupaba ningún cargo público y pensaba que podría volver a pasear tranquilamente con su mujer- -limpiadora- -o sus hijas, dos chicas de 20 y 15 años, sin la compañía, siempre algo engorrosa, de un escolta. Y sobre todo estaba decidido a recobrar la normalidad para disfrutar intensamente y ver crecer, sin tensiones ni amenazas, feliz y en paz, al más pequeño de la familia, un chavalín de cuatro años que era la ilusión y la alegría de Isaías y de todos los miembros de la familia. Se le conocían a Isaías pocas aficiones, al margen de su gente. Sus vecinos aseguran que no era un hombre de deportes o excursiones Y sólo le recuerdan trabajando. Era un obrero. Esa es la primera palabra que me viene a la cabeza cuando pienso en él señala un conocido suyo del mismo portal. Hay que recorrer bastantes kilómetros y adentrarse en tierras de Toro, de buen vino y cálidas bodegas, para conocer más a fondo a Isaías. Hay que acercarse a Morales de Toro, donde su madre- -su padre falleció recientemente tras una larga enfermedad- -mantiene casa abierta y donde él conservaba sus amigos de siempre Este próximo 16 de agosto, la Fiesta de San Roque, será muy triste en la peña El Bloque, a la que pertenecía el asesinado. En Morales le apreciaban y le querían. Le consideraban, a todos los efectos, uno más, no ya por sus orígenes, sino porque era un enamorado del pueblo y sus costumbres. Era un gran aficionado a los toros. Nunca fallaba en la fiesta y los años que estuvo de concejal hasta venía con su escolta. Siempre llegaba a principios de agosto y ayudaba a organizar los festejos recuerdan cabizbajos y entristecidos sus amigo de peña. Alimentos Artesanos Artesanos Aficionado a los toros Isaías Carrasco ABC En Morales todo el mundo le quería. Nunca fallaba para San Roque y ayudaba a organizar los festejos disfrutar de los mejores Alimentos Artesanos; los que, hasta el 5 de abril, te ofrece Hipercor y el Supermercado de El Corte Inglés. Necesitarás los 5 Sentidos para Al pie del cañón Perfiles que dibujan a grandes rasgos la existencia de un currante y de un valiente al que sus compañeros del PSE siempre recuerdan al pie del cañón Hay que tener mucho carácter para ser concejal en Mondragón y plantar cara a los cómplices de ETA. Hay que derrochar energía para defender tus ideas en un ambiente tan enrarecido como el que se respira en Arrasate, el nombre en vascuence de esta localidad guipuzcoana. Y hay que ser un auténtico héroe para, una vez fuera del Ayuntamiento, declinar voluntariamente la posibilidad de continuar con el servicio de escolta que le ofreció el partido. Desde el 26 de junio de 2003 hasta el 27 de mayo de 2007 desarrolló una ingente labor en la Comisión Informativa de Desarrollo Estratégico del Ayuntamiento. Fue, asimismo, el representante del PSE en el Consejo Sectorial de Medio Ambiente, un órgano asesor que comparten los representantes del consistorio con miembros de otras instituciones como organizaciones ecologistas, sindicatos o la Universidad de Mondragón. También formó parte de la Junta de Gobierno de la Comunidad del Alto Deba, una institución constituida por los municipios de la comarca. Pero en las últimas elecciones municipales la irrupción en el panorama político de ANV cuyos re, presentantes dominan ahora el Ayuntamiento, le impidió que pudiera renovar su cargo. Ocupaba para aquellos comicios el sexto puesto en la lista presentada por el PSE- EE. No salió elegido y se propuso conservas vegetales y de pescado, platos preparados... Alimentos de las marcas de mayor prestigio elaborados con el máximo respeto a la tradición, productos exquisitos que mantienen intactos los sabores de siempre, que conservan los aromas más auténticos. A ceites, dulces, legumbres, mismo. Los sabores más auténticos y tradicionales te están esperando en Hipercor y en el Supermercado de El Corte Inglés. No te conformes con menos. No esperes más, dísfrútalos hoy Ni tenía miedo de sufrir un atentado ni parecía preocupado por esa posibilidad El Ayuntamiento de Morales de Toro convocó ayer por la noche un pleno extraordinario para condenar el atentado y decretar el luto oficial. El alcalde de la pequeña localidad (1.100 habitantes) Luis Segovia, señaló que el pueblo se encuentra muy afectado, porque era muy apreciado Isaías- -prosigue- -estaba muy vinculado a la vida social del pueblo porque mantenía su cuadrilla de amigos de toda la vida y pertenecía a la peña El Bloque. Casi nunca se perdía las fiestas patronales Tomás Segovia, uno sus amigos de siempre aseguró que Isaías no tenía miedo de sufrir un atentado, ni parecía preocupado por esa posibilidad. Éramos nosotros, sus amigos y familiares de Zamora, los que más miedo teníamos a una acción terrorista