Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 DEPORTES www. abc. es deportes VIERNES 7- -3- -2008 ABC El Getafe cena águilas lusas Partido completo de los azulones, que se mostraron muy superiores al Benfica Benfica Getafe 1 2 cierto que no se entregó. Porfió en medio campo con mucho mérito y un derroche físico que dice mucho de la excelente labor de Camacho al frente del equipo, pero enfrente estaba el Getafe, tranquilo, sereno, con De la Red erigido en soberano rey del encuentro. Si no llega a ser por la mala noche de las alas azulonas, deficientes Granero y Pablo Hernández, al Benfica le habría caído la intemerata. Sólo se llevó al descanso un tanto en su mochila con la llegada desde atrás de De la Red y un disparo que dio en Edcarlos para despistar a Quim, pero pudieron ser mucho más. Al igual que tantas y tantas tardes, y tantas y tantas noches, los delanteros de Laudrup fueron una negación absoluta. Tiros al muñeco, al águila que revoloteaba, al recogepelotas... Ocasiones y más ocasiones fallidas, tirando a la papelera la sentencia definitiva de la eliminatoria. Arriba, el Benfica buscó en la calidad de Rui Costa y en la vitalidad de Leo por el costado izquierdo alivio a sus males y a su inferioridad, pero se estrelló en Cata Díaz, que no entiende ni de amigos ni de relajación. Un tipo que no hace prisioBenfica (4- 2- 3- 1) Quim; Nelson, Luisao (Zoro, m. 29) Edcarlos, Leo; Rui Costa, Katsouranis; Di Maria (Mantorras, m. 61) Cristian Rodriguez, Sepsi; y Cardozo. Getafe (4- 4- 2) Ustari; Contra, Belenguer, Cata Díaz, Licht; Pablo Hernández, Casquero, De la Red (Celestini, m. 72) Granero (Cotelo, m. 47) Albín y Braulio (Manu del Moral, m. 61) Árbitro: G. Gilewski, de Polonia. Amarilla a Braulio, Granero, Casquero y Pablo Hernández. Roja directa a Cardozo en el minuto nueve por codazo a Belenguer. Goles: 0- 1, m. 24: De la Red. 0- 2, m. 66: Pablo Hernández. 1- 2, m. 76: Mantorras. Marcador de la UEFA Octavos de final, ida Anderlecht, 0; Bayern Múnich, 5 Fiorentina, 2; Everton, 0 Marsella, 3; Zenit, 1 Bolton, 1; Sporting Lisboa, 1 G. Rangers, 2; Werder Bremen, 0 Leverkusen, 1; Hamburgo, 0 Tottenham, 0; PSV Eindhoven, 1 Benfica, 1; Getafe, 2 Los partidos de vuelta se disputarán los días 12 y 13 de marzo JOSÉ MANUEL CUÉLLAR ENVIADO ESPECIAL LISBOA. Acostumbra el Benfica a sacar minutos antes de los partidos a un águila a campar por sus respetos en el aire del estadio lisboeta. Como símbolo de su realeza y poderío. Bien, el Getafe se comió al águila y al dueño de un bocado, como quien no quiere la cosa, casi sin mirar, quitándole importancia a la proeza. Cierto es que ayudó la torpeza de Cardozo, altote él e inconsciente él, que le arreó un codazo a Belenguer sin saber con quien se la estaba jugando. El central azulón, mil costurones en el cuerpo de dos mil batallas realizadas, dio con sus huesos en la hierba con grandes aspavientos. ¡Árbitro, árbitro, este paraguayo me ha atizado! Y el polaco fue raudo hacia allí, roja en ristre. Era el minuto nueve pero ya había sido tiempo suficiente para observar que al Getafe le da igual jugar en el Alfonso Pérez, en el Bernabéu o en Maracaná, porque tocó, movió el balón, lo raseó y al instante el Benfica buscaba sombras. Hasta ese momento había olido algún que otro balón. Desde que se quedó con diez no lo vio ni en fotografía. Bien es neros. Lo tapó todo, se cruzó siempre y abortó cualquier intento lisboeta. Durmió el partido el Getafe en la segunda mitad, mucha filigrana alrededor del balón, pierna blanda en cada esférico dividido y poco riesgo, pero acechando a la contra, esperando que a los portugueses le reventasen los pulmones de tanto ir a rebufo del rival. Claro, al final les reventó, en el minuto 66 les pillaron en una media contra (ni siquiera entera hizo falta) y Pablo Hernández la puso en el rincón izquierdo de Quim, ajustado al palo, con un disparo sutil y definitivo. Y a pesar del 0- 2, de no encontrar balón ni juego ni aire, el Benfica siguió empujando, lo que da idea de su grandeza. Con todo perdido, expuesto a las contras de Manu y Albín, a que les llegaran tres contra dos, insistió cayendo de pie, con orgullo pero sin fútbol, inferior a un rival crecido, quizás demasiado porque en esa superioridad bajó un segundo los brazos y Mantorras agarró un disparo lejano que Ustari se tragó enterito, con cierto aire de cantada algo estrepitosa. El tanto proporcionó un margen de maniobra al Benfica. Un segundo aliento que le dio el Getafe en bandeja, sin venir a cuento, con el riesgo de empañar un partido completo y redondo. Así que, aunque parezca mentira, tocó sufrir al final ante el arreón desesperado y heroico de un Benfica inferior en número pero con gran corazón, el de Camacho... Aire innecesario De la Red celebra el primer gol del Getafe AP La temprana expulsión de Cardozo por agresión a Belenguer marcó el signo visitante del partido EFE Camacho, el deber por encima del sufrimiento José Antonio Camacho, ejemplo de profesionalidad y coraje tanto de jugador como de entrenador, dio ayer otra muestra de ello. Acudió en Albacete al entierro de su padre, que falleció el miércoles a causa de una grave enfermedad, y pese al dolor estuvo por la noche en Lisboa para dirigir a su equipo, el Benfica. El equipo de Laudrup manejó el partido a su antojo y dejó abierta la puerta a los cuartos de final del torneo