Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 VIERNES deESTRENO VIERNES 7 s 3 s 2008 ABC Enfrentados País 2006 115 minutos Género- -Western Director- -David von Ancken Actores- -Pierce Brosnan, Liam Neeson, Michael Wincott, Anjelica Huston Silencios silenciosos JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Hay películas que viven sin palabras, que se alimentan de las pausas, de las miradas, del horizonte o de los silencios. Clint Eastwood es un maestro en este arte, pero es complicado pues hay que manejar muchos factores al mismo tiempo: el guión, los actores, el momento, la cámara, las luces. Y tener un instinto y talento especial para llevarlo a cabo, además de una cierta sensibilidad. Este Enfrentados un western ambientado en la venganza posterior a la guerra civil americana, intenta habitar en esos silencios que evocan recuerdos. Más allá de una persecución voraz y casi irracional, Enfrentados intenta alimentarse en los paisajes, en los sentimientos que no se dicen pero que intuyen. Para ello ha contado con dos pesos pesados como son Neeson y Brosnan, gente fiable, curtida, como los músicos de garaje que sabes que tienen la piel mellada de tanta pelea callejera. Pues bien, no lo consiguen, ni entre todos, y es una piedra que está en la mochila de Von Anken. Le falta a su trabajo hondura, explicaciones donde no llega la insinuación. Pasa la película como una seda en el aire, algo volátil a pesar de la crudeza de algunas escenas. En suma, escaso mordiente, calidad y originalidad en los diálogos. Y todo carga contra la veracidad, que se hunde poco a poco a pesar de la buena labor del dúo protagonista, siempre fiables y hasta con cierta química laboral entre ambos. Con todo, es el clásico trabajo del que a la salida se comenta, así sin pasión y sin entusiasmo: Bueno, está bien, pero psss... Pues eso. Bollywood viaja a Londres Actor Prepares tendrá una sucursal en el barrio londinense de Ealing, con gran población de origen indio. El director de la academia es Anupam Kher, famoso actor de Bollywood EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Artes marciales, yoga, música y danza indias, clases de idioma hindi... Cursar las asignaturas que a partir de septiembre impartirá una academia de Londres, puesta en marcha por Bollywood, la gran industria del cine del subcontinente asiático, será el camino más rápido para los indios que residen en Europa y deseen triunfar en un fenómeno que supera en cifras al de Hollywood. Esta industria ubicada en Bombay, a cuya primera letra adapta el topónimo del cine estadounidense, produjo el año pasado películas que sólo en la India supusieron 6.500 millones de euros de taquilla y una venta de 3.900 millones de entradas. A ello habría que añadir el éxito que este cine tiene entre la población de origen indio presente en otros países, como en el Reino Unido. Como ejemplo de la expansión que está teniendo Bollywood más allá de sus fronteras nacionales, una de las principales academias de cine de Bombay, que nutre de actores a los estudios allí ubicados, abrirá el próximo curso en Londres. Actor Prepares tendrá una sucursal en el barrio londinense de Ealing, con gran pobla- Bollywood se expande por Europa. En la imagen, una escena del musical Bollywood, the show estrenado en Barcelona ción de origen indio. No obstante, estará abierta a jóvenes de cualquier raza, pues tambien habrá otras asignaturas útiles para una carrera en el cine occidental. El curso de tres meses valdrá unos 8.000 euros. El director de la academia es Anupam Kher, famoso actor de Bollywood que ha intervenido en más de 400 películas, algunas de ellas en el cine británico, como Bent it like Beckham Kher, que también enseña en la Escuela Nacional de Teatro de Deli, considera que el cine indio está superando su mediocridad porque las audiencias están educando su propio gusto a través del cine internacional que pueden ver en la televisión por satélite, y por la llegada de las salas mul- ABC Paisajes transformados Canadá 2006 85 minutos Género- -Documental Directora- -Jennifer Baichwal Objetivo discreto J. C. La famosa y manoseada sentencia de Spielberg sobre Barry Lyndon es como ir al museo del Prado sin haber comido bien se podría aplicar a este documental, hipnótico y fatigoso como ver a un menonita haciendo ganchillo (o haciendo cualquier cosa) Para su tercer trabajo en diez años, la selecta Jennifer Baichwal planta firmemente el trípode para que se acomode la cámara de alto rendimiento de Edward Burtynsky, el negativo fibroso de Sebastiao Salgado, un hacedor de imágenes de una belleza grasienta y extrañamente prehistórica. Contemplativo, revelador e interminable, el filme eterniza sus logros en un cruce entre docudrama sobre la explotación laboral en el ancho mundo (nadie le tose aún a La pesadilla de Darwin y power point sobre las mejores fotos del año que nos suelen mandar los amiguetes por Navidad. Sabíamos que el travelling podía ser una cuestión moral (Godard dixit) pero en el caso del plano fijo y escayolado hay que tener más ídem que el Alcoyano. ticine, según declaró a The Times Para Bollywood, Londres es la natural cabeza de puente hacia su internacionalización. En los últimos años numerosas películas han rodado exteriores en la capital británica y en otros lugares de Inglaterra, y uno de los últimos éxitos de taquilla, Om Shanti Om tuvo su estreno mundial en Londres. Kishore Lulla, presidente de Eros International, el estudio que produjo esa película, subraya que las clases medias se están abriendo a un cine que antes era visto como farándula. Ahora los padres de muchos jóvenes que antes querían que sus hijos fueran médicos o ingenieros, ven bien que sus hijos sean actores afirmó. Bab Aziz Francia- Túnez- Irán 2005 100 minutos Género- -Drama Director- -Nacer Khemir Actores- -Parviz Shahinkhou, Maryam Hamid Espejos y espejismos JAVIER CORTIJO Merecía mejor suerte el sufismo que su última aparición en nuestras pantallas, hace dos años y pico, con esa danza del mosquito in- sufi- ble con que el infame Tony Gatlif cerró su Exils Afortunadamente, aquí los tiros y las picaduras van por otro camino, mucho más noble y espiritual, y que entronca con los sedosos y virtuosos cuentos derviches de maes- tros como Idries Shah. El multidisciplinar tunecino Nacer Khemir se propone nada menos que embotellar un puñado de espejismos milenarios y casi fantasmales antes de que algún viento del desierto se los lleve para siempre o, lo que es peor, que algún político los utilice en algún mítin intercultural o intercivilizador La jugada le sale redonda, o piramidal: cada ladera de esta película es un reto para los sentidos y el corazón. Los proverbios y fábulas que el anciano sabio cuenta a su nieta on the road la tagoriana música de Armand Amar, la fotografía con alma de oasis... Y, sinceramente, merece la pena emprender la escalada, llegar a la cima, o a un repecho, y con toda la tranquilidad del mundo, respirar hondo. Mi monstruo y yo EE. UU. G. B. 2007 111 minutos Género- -Aventuras Director- -Jay Russell Actores- -Alex Etel, Ben Chaplin, Brian Cox, Lorraine McDonald Liberad a E. T. F. M. B. Desde Millones excelente y casi inadvertida película de Danny Boyle, estaba claro que el chaval protagonista, Alex Etel, no tardaría en ampliar su filmografía. Han pasado cuatro años (ahora tiene 13) y la historia ha seguido su curso natural. El precoz intérprete es, junto al bicho, lo mejor de esta cinta de aventuras que recupera la leyenda del monstruo del lago Ness y la enmarca en el armazón de dos clásicos: la obra maestra E. T. el extraterrestre y la obra comercial Liberad a Willy La fórmula está más que probada y gustará a los enanos (no demasiado, que se pueden asustar) conozcan o no los precedentes. Por otro lado, el guionista siempre podrá alegar que se limitó a adaptar la novela de Dick King- Smith, antiguo granjero y autor de otro libro que inspiró el personaje de Babe, el intrépido cerdito que quería colocarse como pastor de ovejas. Pero al contrario que a Babe o al alienígena obsesionado con la telefonía, a la criatura de la cinta, Crusoe, le falta un objetivo. Sólo lo encontrará gracias a la guerra, que pone en peligro su vida y la del pequeño líder del reparto, pero de un modo casi circunstancial, lo que resta interés al guión en los minutos centrales de la cinta, que podían haber sido aligerados sin menoscabo alguno de la historia. Que la madre, Emily Watson, encuentre o no a Crusoe de una puñetera vez es algo que carece de emoción. Que el animal acuático imite al marciano de Spielberg a la hora de esconderse produce un poco de sonrojo. Que el lector lleve a sus hijos a ver este título es algo que tampoco merece la pena discutir. A cada uno lo suyo.