Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7- -3- -2008 CULTURAyESPECTÁCULOS 85 El juez Merryday de Tampa no dejará que Odyssey pida daños a España J. G. CALERO MADRID. El juez Merryday del distrito de Florida falló ayer sobre una parte del litigio entre Odyssey y España relativa una petición de los cazatesoros, del pasado agosto, relativa a los daños y perjuicios que exigía por las injerencias de nuestro país en sus actividades y al recurso presentado por el abogado del Ministerio de Cultura, James Goold. Según la orden emitida por el juez, a la que tuvo acceso ABC, no se admiten dos partes del recurso de España, relativas al derecho de Odyssey como titular del yacimiento y poseedor de los objetos extraídos, la primera, y sobre el premio que los cazatesoros merecerían según la legislación marítima por su salvamento del tesoro. En este punto, el juez precisa que las peticiones de que Odyssey desclasifique la información sobre el pecio satisfacen los requerimientos procedimentales. Merryday asume que habrá una pronta y satisfactoria desclasificación del material solicitado por España de acuerdo con las órdenes del otro magistrado encargado del caso, Mark Pizzo. En caso contrario buscará por otros medios expeditivos la identificación del barco o la hipótesis más verosímil sobre su identidad Precisamente, Pizzo celebra hoy una vista sobre la información- -toda es secreta para Odyssey, algo que España no acepta. Siguiendo con el recurso, el juez Merryday sí ha aceptado la posición española en tres de los cinco asuntos, relativos a la petición de daños y perjuicios que Odyssey interpuso en agosto, a la posible jurisdicción española sobre el pecio y la petición de los cazatesoros de que el tribunal garantice el reembolso de todas sus inversiones en cualquier caso. Pero lo más curioso ayer en Tampa fue la recepción de una declaración del conservador Frederik Van De Walle quien, en apoyo de los cazatesoros, afirma que no se debe permitir a España que vea los materiales aún custodiados en Gibraltar, algo que España ha solicitado por vía judicial. El argumento- -no deja de ser irónico el motivo arqueológico -es que si no se ponen rápidamente en manos de Odyssey, los materiales se deteriorarán. El saqueo de las flotas de 1715 y 1733 está a punto de culminar Un cazatesoros ya está sobre el tesoro del galeón San Fernando con un permiso del parque nacional de los Cayos de Florida JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. Con el permiso administrativo del parque nacional de los Cayos de Florida, la empresa cazatesoros Treasure Expeditions se encuentra ya sobre la pista del galeón San Fernando el último buque de la Flota de Indias hundida en 1733. Como denunció ABC en pasados días, los cazatesoros utilizan, indistintamente, las demandas ante los tribunales para reservarse los derechos de pecios sin identificar y la solicitud de permisos a los parques nacionales para excavar. El presidente de Treasure Expeditions, Bradley Tiburón Toro Williamson- -en su página web no aclara por qué gasta ese apodo- -es un caso paradigmático. Ante un tribunal de Florida ha presentado tres demandas idénticas sobre tres localizaciones distintas para la explotación de tres pecios. Palabra por palabra, las demandas siguen el libro blanco de los cazatesoros, según ha denunciado el abogado José María Lancho en su informe jurídico, recientemente reseñado por ABC: no aportan datos que puedan servir para identificar el pecio, porque lo único que la Corte exige es la publicación de un anuncio en un periódico local. Y así el Tribunal otorga titularidad casi de un modo administrativo. La empresa no identifica los pecios cuya titularidad demanda, pero en su web (www. treasureexpedition. com) se venden objetos de origen hispánico, y además figura un currículum de Tiburón Toro digno de ser reseñado. De la mano de expertos como John Fine y Bob Pie de Rana Weller, lleva 25 años dominando las más sofisticadas técnicas de buceo- -y afirma que durante 20 años las ha empleado para sacar los metales preciosos y joyas de los pecios- Además, consigna sus estudios especiales en la escuela de Lingüística, Lenguas y Ciencias Militares, donde aprendió a dominar el francés, el alemán, el español y el japonés, además de una amplia base de chino mandarín y árabe. También afirma ser un experto en artes marciales. Pero donde el currículum se vuelve incomparable es en su extensa experiencia recuperando las monedas y metales preciosos de los barcos de origen español. Afirma haber participado en la extracción de tesoros de la flota de 1715, de buques como el Nieves el Carmen el Regla y el San Román y, aprovechando que se hallaba en un área próxima, saqueó la nave Almiranta de 1600. Ello significa que las expediciones autorizadas para barcos sin identificar revientan yacimientos que los cazatesoros conocen por su nombre. Por si era poco, también ha sacado material de los buques de la flota de 1733 Angustias San Francisco San Felipe San Pedro Herrera Tres puentes Chaves El Rubí San José y El Infante Estos datos ratifican la catástrofe arqueológica a la que España se enfrenta en las costas americanas. Pero lo más inmediato es que, gracias a nuestra profesionalidad y respeto del medio ambiente marino ahora mismo Williamson acaba de lograr el permiso de los Cayos para excavar el San Fernando que ya ha localizado, de acuerdo con su web corporativa. De sus muchas expediciones hay dos pecios en los que ya ha recuperado tesoros. Y mientras, participa en Colombia, dice su web, en la extracción del San José parte de la flota cuyo expolio enfrenta al Bogotá con los cazatesoros en un litigio similar al caso Odyssey. Montero Glez se alza con el premio Azorín con la novela Rosa de llamas A. A. ALICANTE. El jurado del premio Azorín de Novela, convocado por la Diputación de Alicante y la editorial Planeta, designó ayer al escritor madrileño, afincado en el municipio gaditano de Tarifa, Montero Glez (antes Roberto Montero González y Roberto del Sur) ganador de esta 32 edición con la obra Rosa de llamas La novela, que fue presentada a concurso con el título original de Pólvora negra y bajo el seudónimo de Ramiro Delso, es un thriller histórico que se remonta a comienzos del siglo XX. Escrita en un lenguaje castizo, sitúa al lector en el año 1906, en la boda de Alfonso XIII, cuando un grupo anarquista atenta contra la vida del rey, y el teniente Beltrán es quien debe encontrar a los culpables. El jurado destacó como una de las principales bazas de la obra el lenguaje en la línea de Benito Pérez Galdós utilizado por este madrileño autor, entre otras obras, de Manteca colorá y Al sur de tu cintura El galardón está dotado con 68.000 euros. Currículum digno de reseña San Fernando y San José Tiburón Toro Williamson La información, hoy en la vista Hallan en Nueva York un pissarro robado en Francia en 1981 ABC PARÍS. Un cuadro del pintor francés Camille Pissarro, que fue robado en 1981 de un museo de Aix- les- Bains, localidad situada en el sureste de Francia, se ha encontrado en Nueva York, donde iba a ser subastado, indicaron ayer fuentes judiciales. Hay negociaciones en marcha entre los dos países para recuperar la pintura del maestro impresionista, que lleva por título Le marché aux poissons informa Efe. El conservador del Museo Faure de Aix- les- Bains, André Liatard, está convocado el próximo día 16 para declarar en Nueva York en el proceso para retirar los derechos del cuadro a su última propietaria, Sharyl Davis, e irá acompañado por una empleada que fue testigo de la sustracción. En noviembre de 1981, Émile Guelton- -conocido ladrón de obras de arte- -se hizo con el citado pissarro y con un cuadro de Renoir, que ha sido localizado en Japón. No miren en Gibraltar JULIÁN DE DOMINGO Carlos Abad publica Caso Gato Ayer se presentó en el Círculo de Bellas Artes el libro Caso Gato. Una historia de la noche digital de Carlos Abad (Clan Editorial) Además del autor, intervinieron en el acto el escritor José María Parreño y el editor Delfín Seral (los tres en la imagen) Es una novela policíaca y de aventuras, en la que nada es lo que parece.