Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID VIERNES 7 s 3 s 2008 ABC MADRID NECESITA MÁS MÉDICOS Es preciso hacer un mayor esfuerzo para que se formen más profesionales si no queremos depender de la importación de especialistas Tan alta exigencia contrasta con el hecho de que, para paliar la escasez de facultativos, anualmente se homologan en España más de 3.000 títulos de médicos extranjeros, acuciados por la necesidad y, según la Organización Médica Colegial, sin las suficientes garantías de preparación. Para terminar esta breve enumeración estadística, la escasez de médicos se agrava por la salida al extranjero de especialistas españoles (más de 2.700 en los últimos siete años) y por la apertura de nuevos hospitales. Solamente en la Comunidad de Madrid, las recientes inauguraciones de centros incrementan la necesidad de médicos en 5.341 plazas. Es preciso hacer un esfuerzo en la formación de más profesionales de la Medicina, si no queremos depender de la importación de especialistas, a menudo sin garantías suficientes de calidad. En esta labor formativa deben colaborar tanto centros universitarios públicos como privados, y por este motivo está fuera de lugar, de razón, e incluso de época, afirmar como ha hecho la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública que en las universidades públicas acceden a la carrera los mejores alumnos por méritos académicos, mientras que con el nuevo sistema se formarán médicos que accederán a las universidades privadas por otras razones, como el poder adquisitivo. Además, poner a los hospitales públicos a trabajar en la formación de estos alumnos es un error y algo injusto Los prejuicios y tópicos que laten detrás de estas posiciones son tan evidentes que no merecen ser rebatidos por sectarios y carentes de todo fundamento. ¿Son los medios de comunicación públicos mejores que los privados? ¿Por qué van a ser las instituciones sanitarias privadas peor que las públicas? La Comunidad de Madrid ha decidido solucionar el problema de la escasez de médicos echando mano de Universidades que están dispuestas a solucionar esa falta y vienen demostrando que tienen suficiente garantía para formar buenos profesionales. Los nuevos Hospitales necesitan de buenos médicos y especialistas, que, además, serán formados en prestigiosos hospitales públicos que la región pone a disposición de estas nuevas facultades. No parece razonable que el Gobierno, con el acuerdo de la Conferencia General de Política Universitaria establezca límites máximos de admisión de estudiantes cuando lo razonable y lo real sería dar por liquidado el llamado numerus clausus Es hora de que sumemos recursos y primen las verdaderas necesidades que tienen los ciudadanos. Jesús Núñez Velázquez Presidente de la Universidad Alfonso X El Sabio a firma entre la Comunidad de Madrid y las Universidades madrileñas Rey Juan Carlos, Alfonso X el Sabio, Universidad Europea de Madrid y Francisco de Vitoria, para la creación de nuevas Facultades de medicina ha reavivado viejas polémicas. Una vez más en esta cuestión se producen divergencias inspiradas más en prejuicios que en los beneficios que determinadas medidas aportan al bienestar social. Poco debiera importar la naturaleza pública o privada de las Universidades que ofrecen nuevas Facultades de medicina. Más bien la cuestión debe ser si su aportación es necesaria y beneficiosa para la sociedad. La Constitución ampara el derecho a la libertad de enseñanza y el derecho a la protección de la salud de todos los españoles. Por ello, es poco coherente cuestionar el derecho que tienen las Universidades privadas a desarrollarse en el campo de la enseñanza y de la medicina. Considero que su aportación con las instituciones públicas es un signo de desarrollo social y garantía de una mejor respuesta a las demandas sociales. En el campo de la medicina observamos que la demanda social de los españoles está bien definida por los datos que expongo. Según un Informe elaborado por el Grupo de Investigación en Economía de la Salud de la Universidad de Las Palmas (marzo 2007) a partir de 2016 se necesitarán en España 7.000 nuevos médicos cada año, tanto para reemplazar a los que se vayan jubilando como para atender las crecientes necesidades de una población que aumenta sin cesar, y que además exige servicios sanitarios más sofisticados y de mayor calidad. Como el periodo mínimo de formación de un médico es de 10 años, ya en 2006 hubiéramos tenido que matricular a 7.000 nuevos estudiantes. Sin embargo, solamente se matricularon 4.726 alumnos, según cifras oficiales del Consejo de Coordinación Universitaria. En Madrid, por ejemplo, no pudieron matricularse un total de 3.400 alumnos que obtuvieron en selectividad una nota media superior a 7,5 puntos, pero inferior a los 8,5 puntos, que era la mínima exigida. L Julia Antón, de 77 años, la primera en cursar su petición ABC El nuevo servicio para tramitar la apostasía funciona desde ayer en Rivas La primera solicitante, de 77 años, acudió para el estreno a la peluquería ABC MADRID. El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid se convirtió ayer en la primera administración local de España en tramitar una solicitud de apostasía, la de Julia Antón, de 77 años, a través de su recién creada Oficina de Defensa de los Derechos y Libertades Públicas. Preparada para comparecer ante los medios de comunicación en rueda de prensa (ha dicho que, incluso, había ido a la peluquería) esta mujer mostró su incredulidad sobre el resultado de su petición: me moriré siendo católica ha opinado. Antón fue la primera en recurrir a la ayuda municipal en Rivas, para que tramite su exclusión del registro de bautizados por la Iglesia católica. Acompañada por el alcalde y el concejal de Igualdad, Antón confesó tener poca fe en la efectividad que pueda tener dicha oficina, puesto que ella ya intentó hace muchos años, sin éxito, salir del registro de bautizados indicó a Efe. Según indicó en rueda de prensa el alcalde, José Masa (IU) con esta oficina no se va contra nadie y lo que se pretende es ayudar a los ciudadanos en la defensa de su derecho a la protección de sus datos. Venimos a proteger las libertades públicas indicó, por su parte, el concejal de Igualdad, Pedro del Cura. Apuntó que se inspira en la Constitución Española y la responsabilidad de los poderes públicos de amparar y proteger los derechos que marca la Constitución. La oficina tramitará la solicitud a la parroquia del interesado que, cuando reciba respuesta, volverá a la oficina para iniciar el siguiente trámite. En el caso en que las iglesias no lo admitan, se irán activando otros procedimientos, como reclamar a la Agencia de Protección de Datos que lo haga o exija al arzobispado correspondiente que cumpla la ley. Si no es así, se activará un procedimiento contencioso administrativo indicó, por último Del Cura.