Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN VIERNES 7 s 3 s 2008 ABC DIRECTOR: ÁNGEL EXPÓSITO MORA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO DEFENSA DEBE INFORMAR stá claro que la transparencia no figura entre las reglas de actuación de los responsables políticos en el Ministerio de Defensa. Ahora se confirma la noticia adelantada por ABC sobre la aparición de una fosa común en la sede de la Bripac, en Alcalá de Henares, después de mantenerla oculta durante un mes y sin concretar de cuántas personas son los restos hallados. La hipótesis de que podrían estar entre ellos los de Andreu Nin, el líder del POUM, se suma a la certeza de que en esa zona fueron asesinados durante la guerra más de cuatrocientos sacerdotes, seminaristas y seglares católicos. Después de tanto revuelo con la desafortunada ley de Memoria Histórica, Rodríguez Zapatero tiene aquí una buena ocasión para poner en práctica las disposiciones legales. Sin embargo, no eran estas las fosas que algunos pretendían buscar al reabrir el debate sobre las víctimas de la guerra civil. La propia ley exige que el Gobierno ofrezca a los ciudadanos toda la información disponible sobre los terrenos en que se localicen restos humanos. La primera, en la frente: en vez de transparencia, silencio ministerial y opacidad sobre los hechos, así como una discutible atribución de las competencias sobre el caso a un juez togado militar, y no a la jurisdicción civil. Habrá que seguir con la máxima atención la evolución de este peculiar asunto. PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer, José Antonio Navas y Pablo Planas Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera E EL VOTO RESPONSABLE ción política común a todos los españoles. El nuevo estatuAS elecciones generales de este domingo represento de Cataluña- -hazaña legislativa que cuenta con mucho tan una encrucijada para los españoles, porque, quimenos respaldo que el anterior estatuto- -es la primera ley zá como nunca en comicios anteriores, se enfrentan que enmienda la Constitución sin reformar su texto, introdos ideas muy distintas de España y de cómo debe ser goberduciendo un modelo confederal, el reconocimiento de una nada. Es el momento en el que cada ciudadano, asumiendo segunda nación en España y un trato bilateral e igualitasu condición de elector, haga un análisis objetivo de la situario entre el Estado y la Generalidad catalana. Es difícil exción actual del país y de las expectativas que se abren en plicar cómo una norma de este calibre ha sido aprobada función de cuál sea el partido ganador. Las simpatías y las sin el respaldo del Partido Popular. antipatías, los prejuicios contra un candidato u otro, son La economía es el tercer capítulo de un balance negatiahora cuestiones menores frente a la responsabilidad que vo, tanto más por cuanto el Gobierno se niega a reconocer la recae en cada español de decidir con su voto el modelo polítirealidad que desde hace meses ven todos los españoles. Hay co por el que opta. La disyuntiva a la que se enfrentan los esmás parados que hace cuatro años- -aunque el porcentaje pañoles a la hora de decidir entre las listas electorales que de desempleo sea menor por el incremento de la población encabezan Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero activa, causado, entre otros factores, por la regularización tiene mucho que ver con algo que hasta ahora no se cuestiocontinua y masiva de inmigrantes- la inflación ahoga los naba: la continuidad y la preservación del orden constitubolsillos y las familias han tocado techo en su capacidad de cional, tal y como fue refrendado en el año 1978. gasto, no porque ingresen menos, sino A un Gobierno se le debe juzgar por porque todo les cuesta más. El triunfael resultado de su política más que por lismo de Rodríguez Zapatero resulta inel atractivo de sus promesas. Con este comprensible para millones de españocriterio, aplicado al Ejecutivo socialis La disyuntiva a la que se les, al margen de ideologías, porque reta, no es posible dejar de reprochar a enfrentan los españoles a la vela cierto desdén por la realidad. AsunRodríguez Zapatero el haber cuestiohora de decidir entre las tos como la inmigración, la seguridad nado el sólido legado político de la listas electorales que ciudadana, el sistema educativo, la polítransición española: el consenso en tica exterior o la situación de la justicia los asuntos de Estado, como la lucha encabezan Rajoy y no permiten a los socialistas presentar antiterrorista y el modelo territorial. Zapatero tiene mucho que mejor balance. Tampoco la llamada poEl Partido Popular cerró sus ocho ver con algo que hasta ahora lítica social, dominada en algunos asaños de mandato como una etapa de sapectos por una legislación de markeneamiento económico definitivo, de no se cuestionaba: la ting con muchas expectativas y pocos consolidación institucional, de políticontinuidad y la resultados, como se ha visto en la protecca de pactos de Estado- -justicia, terropreservación del orden ción de la mujer frente al maltrato, en rismo, financiación autonómica- -y las leyes de igualdad o dependencia. de eficacia en la lucha contra ETA, etaconstitucional, tal y como pa rematada por un brutal atentado cufue refrendado en 1978 l Partido Popular- -cuya labor de ya finalidad fue la de forzar el cambio oposición se ha visto lastrada dupolítico que finalmente se produjo, Con la mirada puesta en rante buena parte de la legislatura por con absoluta legitimidad democrátiel futuro y el balance de un afán improductivo en mirar al pasaca, el 14 de marzo de 2004. do- -ofrece una alternativa fiable. De A lo largo de estos últimos cuatro estos cuatro años de Mariano Rajoy se ha dicho que no entuaños, Rodríguez Zapatero no ha consergobierno socialista, los siasma y que no tiene carisma. Es, sólo vado ni un solo de los pactos de Estado electores tienen motivos en parte, cierto, pero lo que ahora está que recibió, pese a haberlos suscrito él suficientes para ejercer, en juego exige otras virtudes y otros mismo con el PP y el Gobierno de Azprincipios. Por lo pronto, Rajoy y su nar. Su estrategia de pactos con los nacon responsabilidad, un equipo han sacado a flote a un partido cionalismos más extremos del arco parvoto por la normalidad y la que el PSOE había convertido en objetilamentario han provocado una discorsensatez del Gobierno de vo de una campaña de aislamiento pardia sin precedentes entre españoles y lamentario. Rajoy se ha sobrepuesto a transformado el orden constitucional a España los intentos de neutralizarlo políticatravés de las reformas estatutarias. La mente y ofrece hoy propuestas en econopolítica antiterrorista y el modelo terrimía, empleo, modelo territorial, lucha torial han sido los más graves errores contra ETA, inmigración, seguridad y educación basadas de Rodríguez Zapatero. La negociación política con ETA en análisis de sentido común y para las que reclama el conha generado daños extensivos a los tribunales de Justicia y senso con el PSOE. Es cierto que hay otros partidos que al crédito institucional del Ministerio Fiscal. Por otro, ha igualmente propugnan un cambio de rumbo, como el que liproporcionado a ETA un paréntesis para alargar el plazo dera Rosa Díez, protagonista, junto con otras personalidade su derrota y mostrarse como interlocutor político de un des de la izquierda, de un plante moral y político al actual gobierno democrático. Ahora, el Gobierno ha empezado a PSOE, del que todas ellas son una escisión por desencanto. luchar policialmente contra los terroristas, pero sigue eviRosa Díez es, por tanto, una alternativa digna y necesaria tando la unidad política con el PP. de izquierda para la izquierda, cuyas propuestas sobre Estado y terrorismo ya están defendidas y asumidas claramenspaña, en efecto, no se ha roto, ni es previsible que sucete por el Partido Popular. En definitiva, con la mirada puesda porque el orden constitucional y la sociedad españota en el futuro y el balance de estos cuatro años de gobierno la son más fuertes que la arbitrariedad con la que el PSOE socialista, los electores tienen motivos suficientes para ha negociado la unidad política de España con los nacionaejercer, con responsabilidad, un voto por la normalidad y lismos. El problema, por tanto, no es que España se rompa, la sensatez del Gobierno de España. sino que se haga inviable como Estado y como organiza- L EL GOBIERNO, CONDENADO a sentencia dictada ayer por el Tribunal de Justicia Europeo- -contra las condiciones impuestas a E. ON en la opa a Endesa- -es una clara desautorización de la política seguida por el Gobierno en una de las operaciones industriales más relevantes de la legislatura. Lo que han dicho los jueces de Luxemburgo equivale a acusar al Ejecutivo de Zapatero de haber manipulado a su antojo las condiciones de una operación comercial en la que estaba en juego la propiedad de la primera empresa energética del país. La condena compromete, además, el prestigio de las instituciones españolas de control, cuya intervención abusiva fue forzada por la voluntad partidista del Gobierno. Tanto los planes de crear campeones nacionales como los de reordenar el sector energético han sido en este caso simples pretextos para encubrir su afan intervencionista y el fracaso de la orientación estratégica de su política. Aunque se tome su tiempo, la Justicia europea llega siempre, sobre todo en casos tan claros como este, en el que el Ejecutivo no podía ignorar que estaba violando la legislación comunitaria. Por este motivo, también debería saber ahora que esta sentencia no será la última en torno al caso Endesa, y que todavía está por ver si tendrá efectos sobre la validez de las decisiones empresariales que se han tomado o que se puedan adoptar en el futuro acerca de la propiedad de la empresa. L E E