Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo JUEVES 6- -3- -2008 ABC Susana Castaño asegura que se siente una mujer nueva tras la operación del pasado 28 de mayo. Mis amigos dicen que estoy tremenda afirma EFE Un software en 3 D anticipa los resultados de las operaciones de reconstrucción facial La nueva técnica de cirugía maxilofacial reduce el tiempo de quirófano a menos de la mitad y acorta el posoperatorio ESTHER ARMORA BARCELONA. Cambiar de cara, cuando la tuya te atormenta, ya es posible sin mayores riesgos para la salud. Un sofisticado programa informático, desarrollado por un equipo de especialistas belgas, permite simular en tres dimensiones (3 D) y con una precisión milimétrica operaciones de cirugía estética de reestructuración facial completa. Gracias a esta tecnología tridimensional, los cirujanos pueden planificar con exactitud la intervención quirúrgica y reducir su duración a la mitad. Así, pacientes que han estado durante años marcados por deformidades maxilofaciales- -exceso o defecto de mandíbula, mentón o pómulos hundidos o rostro asimétrico- -pueden ya solucionar su problema con una sencilla cirugía ambulatoria y sin apenas postoperatorio. Es el caso de Susana Castaño, una chica de 29 años, que desde pequeña sufría las burlas de sus compañeros de clase por su mentón. Me ha cambiado la vida. Ahora, soy una mujer nueva porque ya me quiero indicó ayer la joven a este diario. Susana se decidió a operarse tras escuchar una canción de Sergio Contreras- La Canción del Espejo La joven explica que se identificaba con el protagonista de la letra ya que él tampoco se quería y eso me envalentonó para operarme afirma. A ella y a otros once pacientes les ha intervenido un equipo de la Clínica Teknon de Barcelona, dirigido por el doctor Federico Hernández. La nueva tecnología tridimensional facilita el uso de técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas y garantiza a los pacientes un tiempo mínimo de recuperación. El doctor Hernández explica que gracias a porque sólo tenemos que desplazar los huesos hasta los puntos marcados por el programa informático indica Hernández. Esta tecnología permite a los cirujanos montar y desmontar el esqueleto facial de forma planificada y con extrema precisión La operación se lleva a cabo a través de pequeñas incisiones en la boca, incluso por vía endoscópica. Por estas pequeñas incisiones, los cirujanos son capaces de mover el esqueleto facial y colocar de una forma predeterminada los huesos de la cara, que luego se sueldan empleando tornillos y placas de titanio. Las alteraciones del esqueleto facial más frecuentes son las mandíbulas grandes y los maxilares pequeños, aunque varían según las razas y el lugar de procedencia del paciente. Así, según explica a ABC el doctor Hernández, los pacientes originarios del País Vasco suelen tener mandíbulas prominentes y maxilares discretos. En cambio, entre los pacientes del norte de Europa lo más común es encontrar personas con mandíbulas pequeñas, Pequeñas incisiones en la boca Gracias a la simulación virtual, los cirujanos pueden marcar las guías quirúrgicas en las que basarán la intervención este sistema informatizado las horas de quirófano se han reducido a dos- -con las técnicas clásicas estas operaciones duraban entre seis y diez- y en sólo dos semanas los pacientes pueden realizar una vida normal. Antes, incluso pedían la baja laboral porque las intervenciones eran más largas, tal vez porque el instrumental era menos sofisticado explica a ABC Dos horas de quirófano este diario el especialista. A través de un escáner de la cabeza del paciente, el programa simula de manera virtual los movimientos de las distintas partes del esqueleto facial y ajusta con gran precisión su posición final. El programa nos permite marcar unas guías quirúrgicas en las que posteriormente basamos la intervención. Así vamos más rápido