Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6- -3- -2008 83 ESCENA INTERNACIONAL s LONDRES Spacey y Goldblum gritan las miserias de Hollywood Los dos actores protagonizan en el Old Vic londinense la obra de David Mamet Speed- the- Plow EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Kevin Spacey ganó un Oscar por su papel en American Beauty una sátira de Hollywood sobre el cinismo social norteamericano, y ahora actúa en la obra de teatro Speed- the- Plow una sátira sobre el cinismo de Hollywood. Cuando la obra de David Mamet, dramaturgo y guionista cinematográfico de títulos como El cartero siempre llama dos veces o Los intocables se estrenó en 1988 en Nueva York, el teatro se llenó para ver a Madonna en el papel de Karen, la secretaria que actúa de catalizador en la discusión que mantienen, en ocasiones a voz en grito, el productor en dificultades Charlie Fox y su amigo Bobby Gould, recien nombrado jefe de un gran estudio. Sin Madonna de por medio, la puesta en escena ahora en el Old Vic de Londres da el protagonismo a quien se lo otorga el texto: a los dos personajes varones que, más allá de reflejar las miserias morales de Hollywood, también muestran las limitaciones de la amistad y las poses defensivas de la inseguridad masculina. Kevin Spacey como Fox y Jeff Goldblum como Gould mantienen un frenético diálogo de acaloradas intervenciones, en el que las palabras finales de uno son pisadas por la rápida reacción del otro, llegando al punto en el que el lenguaje es más una forma de camuflaje que de comunicación. Fox acude al nuevo despacho de Could con un proyecto bajo el brazo: una película sobre la vida en las prisiones, tanto con el morbo de violaciones sexuales como con el componente de un mensaje denuncia, de acuerdo con el modelo tan caro a Hollywood de acción, sangre y tema social como lo definen los dos amigos. Mientras comienzan a soñar sobre el beneficio económico que puede darles el filme, Could da a su secretaria una novela sobre los peligros de la radiación nuclear para la superviviencia de la raza humana. Cita a Karen por la noche en su casa para que le diga qué opina sobre la posibilidad de que de ese texto se haga un guión, aunque todo eso no es más que una excusa para aprovecharse sexualmente de ella. Pero Karen pondrá la zanahoria del sexo en que ese otro guión, del que ella se muestra entusiasmada, sea el que se lleve a la pantalla y no el proyecto de Fox. Sólo dos actores de Hollywood no metidos hasta las cejas en el star system como es el caso de Spacey y Goldblum, podían llevar a cabo con relativa credibilidad la denuncia sobre el poco compromiso con la ética por parte de la industria del cine. Sobre este asunto, Mamet volvería en las películas Cortina de humo (1997) y State and Main (2000) Entre un enérgico Spacey, director artístico del Old Vic, y un también rotundo Goldblum, el papel de Karen apenas logra abrirse espacio debido a las intervenciones de baja tensión por parte de Laura Michelle Kelly, quien acaba de hacer de Mary Poppins en el West End y de aparecer en el filme musical de Tim Burton Sweeney Todd María Pagés, en una de sus actuaciones ta tomó contacto con dos coreógrafos por los que siente una gran admiración y que han sido la columna vertebral del ballet británico durante las últimas décadas: Kenneth McMillan y Frederick Ashton. Su actividad en los últimos años ha sido imparable, hasta el punto de emplear su tiempo de vacaciones para seguir estudiando. Si no tenía galas- -algo muy frecuente- la bailarina viajaba durante el verano a Nueva York para estudiar con respetados maestros y para ampliar su repertorio. En España, afortunadamente, hemos podido verla a menudo, y no ha limitado su actividad en nuestro país a la interpretación: ha ofrecido clases magistrales para transmitir su experiencia a los jóvenes bailarines, y ha colaborado a la elaboración de un proyecto de creación de una compañía, el Real Ballet de Es- ABC Sólo dos actores no metidos hasta las cejas en el star system podían llevar a cabo con credibilidad la denuncia sobre el poco compromiso con la ética por parte de la industria del cine Más información sobre la producción: http: www. oldvictheatre. com paña, que podría tomar cuerpo en próximas fechas. Crecer- -artística y personalmente- -ha sido su Norte desce hace años. La danza- -decía la bailarina hace un tiempo- -te da un foco, una disciplina, una sensación de tu propia persona... Exige que nos conozcamos a nosotros mismos, que nos preguntemos constantemente quiénes somos, cómo somos, qué queremos. Acelera la madurez, sobre todo en una sociedad como la nuestra, donde se alaba la juventud como si fuera una gran virtud, cuando simplemente es un momento de la vida. La sociedad prolonga la juventud todo lo que puede. Sin embargo, los bailarines nos hacemos mayores antes que los demás Más información sobre el festival: http: www. mtas. es mujer Kevin Spacey y Jeff Goldblum, en una escena de la obra ABC