Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6 s 3 s 2008 INTERNACIONAL 37 La UE pide a Turquía que acelere las demás reformas como hizo con el velo Ayer se produjeron nuevos bombardeos turcos en el norte de Irak, después de que el ejército fuera acusado de ceder a las presiones de EE. UU. para volver a casa ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. Las aguas bajan revueltas en la política turca. Con demasiados frentes abiertos al mismo tiempo, todos ellos extremadamente delicados, las relaciones de Ankara con la Unión Europea se han quedado congeladas a causa de las turbulencias internas. No es de extrañar que el comisario de la ampliación, Ollih Rehn, le haya enviado esta semana un claro mensaje a Ankara diciendo que no pueden seguir perdiendo el tiempo sin avanzar en el camino de las reformas. Rehn lo resumió con el polémico asunto de la legalización del velo en las universidades. En una comparecencia ante el Parlamento Europeo, el comisario le dijo a los turcos que podrían aplicar la celeridad con la que han hecho esta reforma legislativa, que indudablemente es un cambio histórico para Turquía, para adelantar otras reformas pendientes como la del código penal y la libertad de expresión: ya han hecho los cambios que querían dijo sin entrar a juzgar un asunto como el del velo que es polémica aparte en casi todos los países europeos. Ahora tienen que ponerse a trabajar Sin embargo, los turcos están impresionados todavía por el asunto del velo y por la operación militar en el norte de Turquía y sus consecuencias. A los militares les habían acusado de haberse retirado por presiones de Estados Unidos, lo que ha provocado una agria polémica entre un partido ultranacionalista y el poderoso Estado Mayor, que para desmentirlo ayer mismo ordenó nuevos bombardeos aéreos sobre objetivos que estaban hasta 40 kilómetros en el interior de Irak. Las palabras del comisario Rehn ha añadido más leña al fuego pidiendo abiertamente al Gobierno turco que trabaje rápidamente para mejorar la situación económica de los kurdos y para respetar sus derechos culturales. En pocas ocasiones se había encontrado Turquía tan cerca de conseguir sus objetivos estratégicos: la entrada en la Unión Europea y la resolución del conflicto chipriota cuyas midas en una confusión total, porque las fuerzas laicas se resisten a cumplir con esta reforma legal, el doloroso problema de los kurdos ha emergido casi con la misma fuerza que antes (solo que ahora el Ejército ha sido criticado por primera vez abiertamente en un asunto de su competencia exclusiva, pero por ser demasiado blando) En Bruselas, Turquía está tratando de llevar a cabo una ofensiva publicitaria: la ciudad de Estambul acaba de inaugurar una especie de embajada cultural en una de las zonas más exclusivas de la capital europea y ayer, por ejemplo, estuvo en la Eurocámara la secretaria de Estado de la mujer, Nimet Cubucku (sin velo) para potenciar la imagen del Gobierno de Tayip Erdogan. Sin embargo, todo parece indicar que la sociedad turca tiene problemas para digerir tanto cambio en asuntos fundamentales de su estructura sociopolítica y hasta religiosa. La prensa está informando ya del dictamen del Consejo de Estado que aconseja al Gobierno que la educación religiosa (islámica) deje de ser obligatoria en las escuelas públicas, para cumplir con una sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo sobre el respeto a los alevis, una secta protomusulmana que representa casi un tercio de la población, pero que no había obtenido jamás su reconocimiento. El Reino Unido no someterá a referéndum el Tratado de Lisboa E. J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. El Gobierno de Gordon Brown no tuvo anoche especiales dificultades para impedir que el Parlamento británico promoviera un referéndum sobre el Tratado de Reforma de la UE. La enmienda presentada por el Partido Conservador en favor del referéndum fue derrotada por 311 votos frente a 248. El resultado fue similar para una iniciativa de un diputado laborista, que planteaba que la consulta popular pudiera preguntar sobre la pertenencia misma en la UE. Los tres principales partidos habían prometido en las últimas generales que habría un referéndum sobre la próxima Constitución Europea. Brown se ha escudado en que el texto aprobado por la UE no es una Constitución, sino una reforma de tratados precedentes, para negarse a celebrar una consulta popular que podría perder. El perjudicado en este debate ha sido Nick Clegg, el nuevo líder de los liberal- demócratas, curiosamente el partido más europeísta y con mayor claridad de mensaje sobre la UE. Clegg había impuesto la abstención en la votación de ayer en los Comunes, pero 13 diputados liberal- demócratas votaron a favor de celebrar un referéndum, lo que constituye la casi cuarta parte del grupo parlamentario, y tres miembros de la dirección dimitieron. Nimet Cubucku EPA En Bruselas, el Gobierno turco está tratando de llevar a cabo una amplia ofensiva publicitaria primeras conversaciones tienen fecha el mes que viene. Sin embargo, el país carece de la serenidad interna que sería necesaria para poderse centrar en estos asuntos. Las universidades están su-