Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL Elecciones en EE. UU. s Las primarias JUEVES 6 s 3 s 2008 ABC El presidente Bush improvisa un baile de claqué ante las cámaras mientras esperaba ayer en la Casa Blanca a John McCain y a su esposa AFP Los republicanos se quedan con McCain Para envidia de los demócratas, el senador supera el requerido listón de 1.191 delegados para adjudicarse la nominación del Partido Republicano y recibe el público respaldo del presidente Bush en la Casa Blanca P. RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. A pesar de que hace tan solo unos meses se llegó a diagnosticar el estrepitoso colapso de su candidatura presidencial, el senador John McCain ha superado este martes el requerido listón de 1.191 delegados requerido para convertirse en el nominado del Partido Republicano. Lo que a partir de ahora le ofrece manos libres para organizase de cara a las generales de noviembre, reunir donaciones electorales y no tener que soportar más ataques procedentes de su propio partido. Exactamente todo lo que no pueden hacer los demócratas con su guerra de desgaste- -y sin final a la vista- -entre Hillary Clinton y Barack Obama. La nominación de McCain ha sido posible gracias a cuatro apabullantes victorias sobre su contrincante Mike Huckabee en las primarias celebradas este martes en Texas (51 -38 Ohio (60 -31 Rhode Island (65 -22 y Vermont (72 -14 Ante estos resultados difícilmente cuestionables, el ex gobernador de Arkansas no ha tenido que poner fin a su contumaz reto contra McCain y retirarse de la competencia con un llamamiento a la unidad del Partido Republicano, especialmente dirigido a las bases más conservadoras que no acaban de sintonizar con el que será su candidato presidencial en noviembre. Al confirmarse matemáticamente su estatus de nominado, el senador de setenta y un años se ha comprometido a formular un caso respetuoso, determinado y convincente de que él es la persona más adecuada para suceder a George W. Bush en la Casa Blanca. Con un énfasis destacado en sus credenciales en materia de seguridad nacional. Sin dejar de acusar a los demócratas de limitarse a ofrecer argumentos inútiles del pasado en cuestiones como la guerra de Irak. Quizá porque la misma moderación que no gusta a los sectores más conservadores pueda ser una gran ventaja electoral en noviembre, McCain también ha insistido en que piensa competir en jurisdicciones donde el Partido Republicano ha asumido que va a perder. Declarándose interesado en conectar con comunidades de todo tipo de origen étnico y niveles de ingresos empezando por bloques de electores más proclives al Partido Demócrata como los afroamericnaos y los hispanos. En referencia directa a su pareja de rivales en la oposición demócrata, pero sin llegar a nombrarlos, el senador por Arizona ha reprochado a Obama por ofrecer nada más que tópicos y a Hillary Clinton por su evidente nostalgia de los ocho años de su marido en la Casa Blanca. A juicio del senador, nosotros somos el líder del mundo, y los líderes ni anhelan el pasado ni temen el futuro Para rematar, el heterodoxo senador ha recibido ayer el público respaldo de un jovial presidente Bush en la Casa Blanca, entre declaraciones de mutuo respeto, admiración y afecto personal a pesar de que ambos fueron amargos rivales durante las primarias republicanas del 2000. Reconciliación simbólica que sigue el modelo establecido por Ronald Reagan y George Bush padre y que para los demócratas también sirve para presentar electoralmente a McCain como una continuación del actual gobierno. Aunque Bush hijo arrastra unos mínimos niveles de aprobación en torno al 30 el senador McCain ha indicado que cuenta con él para hacer campaña en función de la pesada agenda del presidente Mientras que el ocupante de la Casa Blanca durante los próximos 319 días ha reiterado su ferviente deseo de ser sucedido por McCain, de quien ha destacado su personalidad, perseverancia y preparación para enfrentarse al enemigo en un mundo peligroso Tópicos y nostalgia ABC. es Vídeo McCain, candidato virtual de los republicanos en abc. es internacional Gaspar Atienza LA CAMPAÑA INTERMINABLE l mismo día que John McCain ha ratificado su candidatura a la presidencia americana los demócratas se han garantizado primarias para rato. Mientras que el senador por Arizona obtenía los delegados necesarios para la nominación republicana, Hillary Clin- E ton resurgía tras un mes de derrotas y Barack Obama mostraba sus primeras grietas. Los resultados del 4 de marzo añaden incertidumbre a la de por sí impredecible campaña demócrata: Hillary Clinton ha vencido en 3 de los 4 estados en liza cuando peor estaba- -Texas y Ohio han sido fundamentales- pero el escaso margen de victoria sugiere que Barack se ha defendido con firmeza y que seguirá por delante en número de delegados. Clinton tiene una oportunidad: ha logrado sembrar dudas en la campaña de Obama (a las que éste ha contribuido con contradicciones sobre el NAFTA) y se puede beneficiar del creciente escrutinio al que los medios someten al senador por Illinois porque éste, hasta ahora inmune a la presión periodística, tendrá que aguantar meses sin errores y sin que la obamanía, necesitada de alimentación continua para sobrevivir, pierda fuerza. Pero así como estimula a Hillary, esta victoria disminuye las posibilidades demócratas en las presidenciales: Straight Talk McCain se centrará ahora en su candidatura, en el apoyo de Bush y en ganarse al sector más conservador de su partido mientras que Obama y Clinton tendrán que luchar durante meses, posiblemente hasta la convención de agosto, en detrimento de la imagen de su contrincante y la de su propio partido. Y si a ello añadimos la anunciada candidatura del in- dependiente medio- ambientalista Ralph Nader- -quien privó a Al Gore de la victoria en 2000- -a los demócratas se les complica la presidencia. Las próximas votaciones- -Wyoming, Mississippi y Pennsylvania en el espacio de un mes- -no decidirán la nominación, pero mostrarán si Hillary ha frenado a Obama o si éste se ha sobrepuesto a las dudas generadas sobre su credibilidad y liderazgo. Barack todavía es favorito para enfrentarse a McCain por la presidencia y ganar la Casa Blanca en un hipotético enfrentamiento; pero en esta impredecible campaña cualquier cosa puede pasar, los demócratas aún pueden perder y es imposible predecir qué deparará el día de mañana.