Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA JUEVES 6 s 3 s 2008 ABC Los médicos exigen que Soria demuestre sus acusaciones contra objetores D. P. MADRID. Bernat Soria ha faltado gravemente a los médicos. Así al menos lo entienden desde la Organización Médica Colegial (OMC) que ha hecho pública una nota en la que se señalaba que declaraciones como las que realizó el ministro de Sanidad en relación a que algunos médicos alegan objeción de conciencia por la mañana (en la sanidad pública) y realizan abortos por la tarde (en la sanidad privada) deberían estar fundadas en hechos reales y no en supuestos, porque de conocerse, estos deben ponerse obligatoriamente en conocimiento inmediato del Colegio Oficial de Médicos correspondiente y en su caso de la autoridad competente, ya que además de ser un desprestigio para la profesión médica, crean una alarma innecesaria en la población general Las acusaciones sin pruebas lanzadas por Soria han sido calificadas en círculos médicos de tan graves como inexplicables en un ministro Expuso su peregrina teoría durante un coloquio en el que intentaba justificar la regulación de la objeción de conciencia en la cuestión del aborto y la creación de un registro de objetores de esas prácticas. Para muchos profesionales, que de momento prefieren guardar el anonimato, la propuesta del registro tiene muy mala pinta. Suena, sobre todo, a una lista negra que puede ser utilizada para controlar y discriminar a los que decidan objetar En este sentido, la OMC aclara en su comunicado que no se debe discriminar a ningún profesional a causa de sus principios. Al médico le asiste el derecho constitucional de objeción de conciencia. Es decir, el derecho a negarse por razones de conciencia a cumplir con un cometido profesional obligatorio o impuesto por la autoridad, y el deber de respetar los derechos y decisiones de sus pacientes. La objeción de conciencia es estrictamente moral, por lo que se deben respetar los valores en conflicto, o lesionarlos lo menos posible Con relación- -prosigue el texto- -a un posible registro de médicos que aleguen objeción de conciencia, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos deja bien claro que dichos registros deben estar en manos de las organizaciones profesionales Manuel y Dolores, junto a sus seis hijos, para los que han pedido la objeción de conciencia frente a Educación para la Ciudadanía La mujer que tumbó Ciudadanía Dolores Cano, un ama de casa de Bollullos del Condado (Huelva) ha obtenido el primer triunfo ante la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Me preocupan mis hijos explica tras el aval judicial a la objeción de conciencia frente a esa asignatura POR MERCEDES BENÍTEZ FOTO: RAÚL DÍAZ SEVILLA. Manuel Flores es albañil. Dolores Cano, ama de casa. ¿Cómo iba a hacer otra cosa con seis hijos? No en vano los tienen de todas las edades: 15, 14, 13, 9 8 y 5 años. Y viven en una humilde casa de Bollullos del Condado, lejos de la ciudad. Él no lleva corbata ni ella va todas las semanas a la peluquería. Ni sus hijos van a colegios privados. Pero, pese a que estudian en un colegio público o en el instituto, están bien informados. Bajo esa apariencia sencilla se esconde una familia con mucho arrojo. Unos padres preocupados por la educación de sus hijos hasta el punto de ser capaces de llevar a los tribunales su negativa a que su hijo estudie EpC. Y a los que ni les importa ni les asusta lo que piensen los políticos. Dolores es muy clara y muy sencilla. De palabras técnicas no entiendo, eso que lo diga el abogado Pero se explica como un libro abierto: en su decisión influyó el comunicado de los obispos (son profundamente católicos) Por eso en junio decidieron objetar y que José Joaquín, el de 14 años, no fuera a clase. Mi hijo no ha estado en ninguna clase de EpC. Se queda en la biblioteca durante esa hora, se pone a estudiar o a leer dice asegurando que desde el primer momento se puso a indagar en los contenidos. Tratándose de la educación de mis hijos, todo nos interesaba recalca. Y empezó a moverse, a recopilar información hasta que dio con el Foro de la Familia. Cuando se le pregunta qué es lo que no le gusta de EpC lo tiene claro: No nos gusta el conjunto de la asignatura. El tema afectivo, sexual y todo ese tipo de cosas no nos gusta Y entonces tercia el marido, que se había mantenido callado: No veo bien que a nuestros hijos los tenga que educar el Gobierno Por eso, cuando la Junta de Andalucía les negó la posibilidad de la objeción y vieron las notas de su hijo (en diciembre le suspendieron) empezaron a mover papeles y optaron por seguir adelante en los tribunales con la ayuda del letrado Abel Martínez. Desde entonces, no han hecho más que recibir buenas noticias: primero vino un auto provisional. Ahora la sentencia. El primer día le advertí al director que mi hijo no entraría en clase y que, si hacía falta me quedaría con él esa hora; entonces me dijo que lo iban a catear asegura mostrándose contenta con el fallo y esperanzada en que sea una puerta abierta para otras familias De hecho, está recibiendo muchas llamadas de otros padres y de otras ciudades. Y anima a todos a que no pierdan la esperanza y luchen Cuando se les pregunta cómo una familia humilde es capaz de meterse en este embolao y luchar contra la administración, es tajante: Lo más importante es la educación de nuestros hijos. Yo lo único que he hecho es hacer valer los derechos que me amparan basándome en la Constitución Y dice que la Junta sólo se ha comunicado con ellos por carta, pero nadie les ha llamado. Pese a que quizás, deberían hacerlo ¿Qué han criticado de la sentencia? Lo que piensen los políticos me da igual. Lo que me preocupa es la educación de mis hijos, por eso también he objetado para los otros cinco Y José Joaquín está presente en la conversación. Pero el niño, rubio y con cara de travieso, no dice nada. Mira y sonríe y afirma que está enterado de todo. Como sus padres. El peligro de la lista negra Las sospechas de Chaves El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, dolido con la sentencia del TSJA sobre Ciudadanía Las palabras de Manuel y Dolores chocan con la reacción del el presidente de la Junta de Andalucía y candidatos del PSOE a la reelección, Manuel Chaves, que se ha mostrado molesto con la sentencia. Tras anunciar que será recurrida ante el Supremo, reprochó a los jueces su falta de sensibilidad al dictar sentencia avalando la objeción de conciencia casualmente al día siguiente del debate entre Rajoy y Zapatero. Y pese a recalcar que entiende que los jueces dicten las sentencias cuando deban hacerlo, añadió que alguien podría sospechar, yo no lo sospecho, que puede haber alguna interferencia en la campaña