Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 s 3 s 2008 CIENCIAyFUTURO 93 Un nuevo dispositivo para tocar objetos en pantalla El sistema se basa en la levitación magnética y permite a un operador sentir y manipular toda clase de objetos virtuales J. M. NIEVES MADRID. El ordenador es, en la actualidad, la herramienta más utilizada para el diseño de todo tipo de objetos, la mayor parte de ellos tridimensionales. Desde automóviles a edificios, nuevos gadgets electrónicos o complicadas piezas de maquinaria, casi todo lo que nos rodea en nuestra vida cotidiana está diseñado con herramientas informáticas. El problema, claro, estriba en que los creadores, ingenieros y técnicos se ven obligados a realizar su trabajo sobre una superficie que no tiene tres dimensiones, sino dos. La pantalla del ordenador es, a pesar de la existencia de programas 3 D cada vez más sofisticados, inadecuada por definición para esa clase de cometidos. Pero las cosas podrían estar a punto de cambiar. ¿Qué ocurriría, por ejemplo, si fuera posible sentir las texturas de los objetos que vemos en un monitor? ¿O si se pudieran encajar unos con otros, como se haría con piezas sólidas de la vida real? La solución, lejos de ser imposible, puede estar a la vuelta de la esquina, y llegar de la mano de un nuevo interfaz táctil desarrollado por investigadores de la universidad norteamericana de Carnegie Mellon. A diferencia de la mayoría de las soluciones hápticas (es decir, basadas en la percepción táctil) que dependen de motores externos y otros enlaces mecánicos para proporcionar alguna clase de sentido del tacto, el dispositivo desarrollado por Ralph Hollis, del Instituto de Robótica del citado centro, consigue que los usuarios tengan experiencias de lo más realistas utilizando la levitación magnética en un sistema de comunicación hombre- máquina que incluye una sola pieza móvil y que es capaz de responder con rapidez a los movimientos naturales de la mano. El sistema elimina por completo la maraña de cables, voluminosas conexiones y complejidades mecánicas de otros desarrollos hápticos. En su lugar, los investigadores han colocado una única parte móvil, de forma semiesférica y ligera como el aire, que flota sobre campos magnéticos de la misma manera que un tren de levitación magnética (o maglev) lo hace sobre las vías, sin llegar nunca a tocarlas. Esta pieza central semicircular, llamada flotor está rodeada por seis bobinas de alambre, a través de las cuales se hace fluir la corriente eléctrica. Corriente que interacciona con los potentes imanes que tiene debajo y hace que el flotor levite. El sistema se controla con un mando que funciona como el ratón de un ordenador, pero en tres dimensiones, y permitiendo movimientos libres en seis direcciones diferentes. Una serie de sensores ópticos mide la posición del flotor en cada momento, y la refleja fielmente en el objeto virtual que aparece en la pantalla del ordenador. Si ese objeto se topa con alguna superficie virtual, o con otro objeto que aparezca en pantalla, produce una sensación táctil en el operador. El sistema es único, ya que permite la manipulación de objetos que, en realidad, no existen. Todo un avance que abre una inmensa variedad de posibilidades. Flotores y bobinas Como en la vida real Esta avalancha de hielo y polvo fue captada cerca del polo norte EFE El operador utiliza un mando que recuerda al ratón de un ordenador, pero que permite movimientos en 3 D Más información: http: www. cmu. edu index. shtml Primeras imágenes de una avalancha de hielo y polvo en el polo norte de Marte Las fotos de la sonda MRO pueden aportar datos sobre el ciclo del agua en el planeta ABC MADRID. La sonda estadounidense Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) ha captado de manera fortuita las primeras imágenes conocidas de una serie de avalanchas de hielo y de polvo en la superficie de Marte, cerca del polo norte. La foto fue tomada el pasado 19 de febrero y fue dada a conocer el pasado lunes junto con otras 2.400 imágenes. Las imágenes, de extraordinaria calidad, muestran detalles en la escala de una mesa de escritorio sobre un terreno de 5,7 kilómetros de anchura por 50 de longitud, y fueron captadas por los objetivos de la MRO cuando los científicos buscaban cuantificar los cambios primaverales experimentados por la capa de escarcha de CO 2 que cubre la región. En esa región del polo, las capas geológicas rojizas que aparecen en la fotografía, que se supone son ricas en agua helada, forman una escarpada pendiente de unos 760 metros de altura. Los científicos consideran que la mayor parte del material desplazado en la avalancha es hielo de agua, por lo que vigilarán con atención ese lugar en los próximos cambios estacionales para detectar otros eventuales movimientos de terreno. Ello podría aportar datos muy reveladores sobre el ciclo del agua en el Planeta Rojo. Los bloques de hielo desplazados por la pendiente deberían experimentar un cambio en el estado del agua, que pasaría sin transición de hielo a vapor, al estado gaseoso. ABC Un pez que hiberna como los osos Científicos británicos publican esta semana el hallazgo de un pez antártico que es capaz de hibernar para sobrevivir a la dureza del largo invierno polar. El animal tiene un interruptor estacional que en invierno le permite aletargarse sin comer bajo el hielo.