Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CIENCIAyFUTURO MIÉRCOLES 5 s 3 s 2008 ABC La burocracia puede dejar obsoletas las ideas científicas Alberto Martínez- Serrano s Investigador del Centro de Biología Molecular La búsqueda de un tratamiento eficaz contra el párkinson es su objetivo. Y el camino elegido, las células madre. Su grupo, en el Centro de Biología Molecular, será el primero que investigue en Madrid con células embrionarias humanas N. R. C. MADRID. La investigación con células madre no es un reto nuevo para este investigador del Centro de Biología Molecular, organismo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Antes de que se autorizara la utilización científica de embriones humanos en España, Martínez- Serrano ya trabajaba con células procedentes de tejidos fetales. Una posibilidad que admitía la legislación española antes de que se autorizara definitivamente el uso científico de embriones humanos. Ahora el equipo de Martínez- Serrano ha recibido el informe positivo del Instituto de Salud Carlos III para acometer el primer proyecto de investigación con células embrionarias que se realiza en la Comunidad de Madrid. La autorización llega tras un largo proceso burocrático que comenzó en noviembre de 2006, y con las aprobaciones con cuentagotas que han recibido otros grupos en la Comunidad Valenciana, Andalucía o Cataluña. El objetivo del grupo del Centro de Biología Molecular (CBM) vuelve a ser el párkinson. Buscamos terapias celulares que permitan reemplazar las neuronas productoras de dopamina que se pierden en la enfermedad explica. La pérdida de estas neuronas causa la mayoría de las alteraciones motoras con las que conviven los enfermos. Pero si se tuviera la posibilidad de poder implantar las células nerviosas perdidas se tendría un tratamiento que podría controlar la enfermedad. La hipótesis de su trabajo es que debería ser posible obtener neuronas productoras de dopamina a partir de células madre embrionarias, que sean funcionales tanto en cultivo como en animales de experimentación, una vez implantadas Trabajarán con distintos tipos de células madre, capaces de generar neuronas productoras de dopamina. Con neuronas generadas a partir de células troncales derivadas del cerebro humano y también de embriones. Estudiarán cómo se diferencian, maduran y sobreviven. Cada una de estas fuentes de neuronas humanas presenta ventajas e inconvenientes. Queremos mejorarlas y aunarlas para diseñar un procedimiento seguro y reproducible apunta. Conoceremos mejor el párkinson, contaremos con un modelo de la enfermedad donde podremos ver la eficacia de terapias de reemplazo de neuronas dopaminérgicas y dar información para el desarrollo Los investigadores Martínez y Liste, en su laboratorio del Centro de Biología Molecular de nuevos fármacos indica Isabel Liste, experta en células madre que acaba de aterrizar en el CBM procedente del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) Todo está listo para que arranque el trabajo científico. Pero el grupo del CBM aún tendrá que esperar un poco más hasta poder dar los primeros pasos en el laboratorio. El proyecto fue presentado a la Universidad Autónoma en noviembre de 2006. Tras meses de papeleos y de permisos, se presentó a la Comunidad de Madrid y al Ministerio de Sanidad. El pasado 23 de enero llegó el informe favorable de la comisión de expertos del Instituto de Salud Carlos III. La autorización de este organismo de Sanidad era el principal requisito para que arrancara. Después llegó el visto bueno de la Comunidad de Madrid, un trámite JAIME GARCÍA El proyecto se presentó en noviembre de 2006, y los permisos definitivos han llegado año y medio más tarde más que se hizo esperar y retrasó la investigación. Sin el apoyo de la comunidad, el Ministerio de Educación no podía otorgar el último permiso, necesario para que despegara el proyecto y los investigadores recibieran la financiación necesaria. Hemos obtenido todos los permisos, un año y medio después de que redactáramos el proyecto. Nuestra investigación sigue vigente, pero la burocracia puede dejar obsoletas las ideas científicas Más información: http: www. cbm. uam. es Un multimillonario rumano paga 230.000 euros por la secuenciación de su genoma completo ANNA GRAU. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Que te secuencien el genoma puede convertirse en la próxima fardada de moda entre multimillonarios excéntricos. Hay quien se gasta 230.000 euros en un piso y hay quien se los gasta en hacerse un mapa del genoma. Eso es lo que ha pagado Dan Stoicescu, la segunda persona en el mundo que se hace secuenciar los genes. La primera fue James D. Watson, el codescubridor de la estructura del ADN. El genoma de Watson fue secuenciado el año pasado por una compañía de ultratecnología genética que se gastó en ello casi un millón de euros. El módico precio pagado por Dan Stoicescu es el resultado de la entrada en juego de Knome, una empresa con sede en Cambridge que ofrece este servicio, sólo para verdaderos vips. El siguiente vip en la lista es un altísimo ejecutivo chino. The New York Times se hacía eco ayer de estas informaciones y de las emociones encontradas que suscitan entre la comunidad científica. Habrá quien encuentre fascinante, como decía el rotativo neoyorquino, dudar entre hacerse secuenciar el genoma o comprarse un coche de lujo. Y habrá quien deplore la imagen de que tanto esfuerzo pueda degenerar en una especie de ciencia para Paris Hilton y su pandilla. Watson es el primero que está molesto con esta aparente tendencia, que otros en cambio consideran un peaje momentáneo a pagar. El argumento sería: secuenciar el genoma cas para pagarlo, a la espera de que la tecnología se perfeccione y se socialice? Lo cierto es que Stoicescu no encaja en la plantilla habitual del mero rico excéntrico. Es doctor en Química por una universidad norteamericana y fue el fundador en su país de Sindan, una empresa farmacéutica que presidió exitosamente durante quince años. Ahora vive retirado con su mujer y su hijo de doce años en un pueblecito a las afueras de Ginebra. Es un marcado filántropo científico y patrono de la Asociación Transhumanista, donde van a dar todos los que creen en la posibilidad de prolongar la vida humana por medios que no excluyen la inteligencia artificial y la robótica. Más información en: http: www. knome. com James Watson REUTERS El precio, un peaje temporal es algo carísimo, pero alguien tiene que hacerlo, porque para seguir avanzando hace falta cotejar el mapa genómico del mayor número de personas posible. ¿No es genial que haya gentes lo bastante pudientes y lo bastante excéntri-