Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5- -3- -2008 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 91 DISTRIBUCIÓN DE PÓLENES EN ESPAÑA (Poaceae o Gramineae) Constituyen la primera causa de polinosis en España y en toda Europa debido a la gran alergenicidad de sus pólenes Gramíneas (Olivo) Oleaceae Urticaceae (Parietaria) Es una familia de malezas muy alergénica. Su periodo de polinización es de febrero a noviembre Polen de Poeceae El pólen de Olea es el más abundante y alergénico representando una importante causa de polinosis en las zonas donde se cultiva Polen de Olea Polen de Parietaria Judaica Zona más afectada Zona más afectada Zonas más afectadas ABC Fuente: SEAIC CONSEJOS PARA PERSONAS ALÉRGICAS CONCENTRACIÓN DE GRAMÍNEAS -Previsión para la primavera 2008: 3.500 granos m 3 de aire- Primavera 2007: Previsión (7.000 granos m 3) recogidos 6.418- Primavera 2005: Previsión (5.000 granos m 3) recogidos 4.664 -Ventile la casa tras la caída del sol, cuando la polinización es menor. Cinco minutos bastan. De 5 a 10 de la mañana se produce la máxima concentración de polen 1 2345 -Huya de los parques, jardines o zonas de abundante vegetación. Debe evitarse especialmente el césped- Lleve las ventanillas del vehículo cerradas y coloque un filtro para pólenes en el aire acondicionado- Sepa que los días secos y calurosos serán los que tengan más concentración de pólenes en el aire, sobre todo si vienen tras la lluvia los niveles de ozono superaban el umbral recomendado por la Agencia Europea de Medio Ambiente. Este trabajo confirma los resultados de otros estudios previos que conectaban los contaminantes con la intensidad del asma. La recomendación de la Sociedad de Alergología para esta temporada es que las personas con alergia al polen acudan a su médico, aunque se haya pronosticado una primavera suave. Será el especialista quien decida, de forma individualizada, si deben tomar medicación preventiva para afrontar los periodos punta de concentración de pólenes. Algunos alérgicos no tie- -En su vivienda coloque purificadores de aire y en la calle protéjase con mascarillas y gafas de sol La sequía del otoño dará esta primavera una tregua a los alérgicos al polen Los alergólogos prevén una baja concentración de gramíneas, pero la situación será peor en ciudades contaminadas N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. La sequía de estos últimos meses trae buenas noticias para las personas con alergia. La escasez de lluvias del otoño regalará a los alérgicos una primavera tranquila con concentraciones de polen de gramíneas leves o moderadas según la predicción anual de la Sociedad Española de Alergología (SEAIC) Esta previsión es válida para la población que viva en la zona centro y sur de la Península, en regiones con clima continental donde predominan las gramíneas, como Madrid, Extremadura, Castilla- La Mancha, Castilla y León y parte de Andalucía. En el arco mediterráneo y en el norte otros pólenes sensibilizan a la población. El polen que circulará en abril, mayo y parte de junio en el centro del país no superará los 3.500 granos por metro cúbico de aire. Esa concentración es la mitad de la que hubo la primavera pasada, una de las más intensas de los últimos 30 años. Pero no conviene confiarse, avisan los alergólogos. Algunos pacientes seguirán sufriendo reacciones, aunque el número será menor y de menos intensidad. Esperamos que se reduzca el número de pacientes con asma que acuda a las urgencias de los hospitales pronosticó ayer Javier Subiza, coordinador del Comité de Aerobiología de la SEAIC. Otro motivo para no confiarse esta primavera es la elevada contaminación de algunas ciudades. Las reacciones alérgicas al polen pueden empeorar en poblaciones con tráfico denso, como Madrid, por la presencia de partículas diésel. Estos contaminantes aumentan hasta 27 veces el potencial alergénico del polen, agravan los síntomas y aumentan el número de afectados explicó Subiza. Al diésel se suma el ozono, otro gran enemigo para los alérgicos. En las ciudades con elevadas concentraciones de ozono es mayor el número de síntomas de asma y el consumo de medicación también es significativamente superior. No es una hipótesis. Un reciente estudio, realizado en Ciudad Real y en Puertollano, mostró que los pacientes con asma alérgica empeoraban cuando nen que esperar a la primavera para sufrir las molestas rinitis, la tos, el picor de ojos y la sensación de ahogo. La mayor presencia de árboles ornamentales y las temperaturas suaves de los primeros meses del año tienen la culpa. Quien ya viva pegado a un inhalador o a un pañuelo, debe saber que el origen de sus males está en el polen que desprenden los cipreses y las arizónicas, o quizá los plátanos de sombra. Los cipreses liberan su polen en grandes cantidades en enero y febrero. El plátano de sombra lo hace en marzo y abril. Las gramíneas no hacen acto de presencia hasta finales de abril, mayo y primeras semanas de junio. Se estima que entre el 15 y el 20 por ciento de la población padece alergia al polen en España. El porcentaje aumenta al 30 por ciento en los adolescentes. Estas alergias han pasado de ser una enfermedad desconocida al problema inmunológico más común. Y no vemos el tope dijo Subiza. La mejor forma de combatirla es ponerse en manos de especialistas y recurrir a las vacunas. Más alergias en invierno Una enfermedad sin tope El veneno cura a los alérgicos a la picadura de las avispas Los alérgicos al veneno de avispas y abejas en España forman un grupo más reducido que los que sufren los estragos del polen. Pero su importancia no es menor. Cada año mueren en nuestro país entre 15 y 20 personas por una reacción muy grave a la picadura de estos insectos. La gran mayoría de estos fallecimientos son evitables. Arantza Vega, coordinadora del comité de himenópteros de la SEAIC, recordó ayer la importancia de diagnosticar a tiempo esta alergia. El problema no puede detectarse antes de la primera picadura. Su consejo es acudir a un alergólogo ante la aparición de reacciones poco habituales (mareos, vómitos, hinchazón extrema, ahogo... tras la picadura de una abeja o una avispa. La mayoría de los casos se tratan en urgencias y se olvidan. El tratamiento más eficaz es la inmunoterapia, con una vacuna que se fabrica con veneno de avispa o de abeja. De uso hospitalario, la vacuna puede curar al 98 de las personas tratadas. Pocas enfermedades cuentan con un índice de curación tan alto señaló Vega. Información sobre nivel de polen: http: www. polenes. com