Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MIÉRCOLES 5- -3- -2008 ABC Uribe llevará a Chávez ante La Haya por apoyar el terrorismo El Ejército colombiano se incautó de 50 kilos de uranio en manos de las FARC ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. La escalada de tensión por la muerte del número dos de las FARC, Raúl Reyes, en un ataque del Ejército colombiano en territorio fronterizo de Ecuador, dio ayer un nuevo giro. El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, rompió su silencio para anunciar que demandará a Chávez ante la Corte Penal Internacional (CIP) por patrocinar al terrorismo de las FARC. En esta hora de dificultades mis compatriotas están firmes contra el terrorismo y sus patrocinadores dijo. Los ordenadores dejados por Reyes siguen proporcionando una información explosiva que va desde fotos de Reyes tomando whisky con jóvenes de las juventudes comunistas chilenas, hasta cartas que prueban los estrechos vínculos entre el presidente venezolano Hugo Chávez y su homólogo ecuatoriano Rafael Correa. Óscar Naranjo, un general de la Policía muy reconocido en Colombia por haber desmontado buena parte de los carteles de la droga, contó cómo el ministro de Seguridad de Ecuador, Gustavo Larrea, había tenido varios contactos con Reyes en los que acordaron recibir protección de las autoridades ecuatorianas. Según Naranjo, en los últimos tiempos ambas partes estaban negociando la posibilidad de que Ecuador asumiera la liberación de los secuestrados canjeables, como se conoce al grupo de 40 secuestrados que las FARC quieren cambiar por rebeldes presos, para ganar peso político en la región. Pero Larrea reaccionó diciendo que había tenido contactos con Reyes y las FARC bajo el visto bueno del Gobierno colombiano, cuando, en diciembre pasado, empezó la primera de las seis liberaciones en las que el presidente venezolano Hugo Chávez ha mediado. Fue una labor netamente humanitaria se justificó. Colombia, sin embargo, dijo que Ecuador estaba traficando con secuestrados para fines políticos, después de que el presidente Correa confirmara que mantenía contactos con las FARC para liberar a doce secuestrados. Lamento comunicarles que las conversaciones estaban bastante avanzadas para liberar en Ecuador once rehenes Todo fue frustrado por las manos guerreristas y autoritarias. No podemos descartar que ésta fue una de las motivaciones de la incursión colombiana y ataque por parte de los enemigos de la paz explicó Correa. Naranjo ya contó el lunes cómo, según los documentos hallados, las FARC estaban negociando con Chávez exportar a los canjeables a Venezuela, al tiempo que acusó al Gobierno venezolano de haber financiado a las guerrillas con unos 300 millones de dólares. También aparece una carta en la Dinero de las FARC Una reunión de marzo de 2000 con el comisionado de paz, Víctor G. Ricardo (derecha) muestra al fallecido Raúl Reyes (con gafas) y a su sucesor en la dirección de la guerrilla, Milton de Jesús Toncel que Reyes destaca el agradecimiento de Chávez por los 50.000 dólares enviados por la guerrilla al dirigente bolivariano cuando estaba en prisión, en 1992, después de intentar un golpe de estado. La última de las denuncias de ayer reveló que se han incautado 50 kilos de uranio fruto de una operación que podría implicar a un cuarto país. En la Conferencia de Desarme de la ONU, el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, aprovechó todas estas pruebas para explicarle al mundo cómo las FARC estaban manipulando material radioactivo. Esta información señala que con base en el poder económico que les otorga el narcotráfico, los grupos terroristas constituyen una muy grave amenaza no so- HORIZONTE Los 40 secuestrados Ramón Pérez- Maura AL DESNUDO HUGO CHÁVEZ a muerte de Raúl Reyes no habrá sido en vano. Difícilmente puede ser estéril finiquitar a un guerrillero de sus características. Mas en este caso las circunstancias deben deslumbrar a cualquiera que aún permaneciera ciego en la L materia. Los hechos son reveladores: tras la muerte en combate con el Ejército colombiano de 17 guerrilleros de las FARC situados en territorio ecuatoriano, la reacción del presidente Correa fue de extremada prudencia: él había sido cazado dando cobijo en terruño ecuatoriano a muy altos mandos de la más longeva guerrilla hispanoamericana. No tenía justificación para lo sucedido y no sabía cómo salir del agujero en el que le habían pillado. La ruta de la escapatoria fue pronto diseñada por su mentor ideológico, Hugo Chávez: era necesario cargar de frente contra todo obstáculo que se interpusiera en su vía de huida. Chávez ya ha creado un escenario de guerra con Colombia en la esperanza de acongojar al vecino. Pero sobre ese objetivo se yerguen otros dos. El primero de todos es viejo como la composición del agua: cuando un tiranuelo tiene problemas domésticos hace que la población concentre su atención en un enemigo común. Y ése siempre tiene que ser externo. El segundo es- -sólo- -un poco menos evidente. Chávez necesita romper la baraja antes de que lo pillen haciendo trampas. Y eso podía estar muy cerca. Porque la carga de profundidad de Uribe reside en dinamitar la práctica convencional según la cual con cruzar una línea fronteriza se está a salvo. Raúl Reyes estaba plácidamente a sólo 1.800 metros de territorio colombiano. Y lo que sin duda se preguntó Chávez es qué pasaría si el Ejército colombiano empieza a lanzar ataques selectivos contra guerrilleros colombianos en territorio venezolano. No digamos nada si en esos ataques empiezan a morir rehenes colombianos y así confirmamos que los secuestrados no son localizados por el Ejército colombiano porque en realidad están en Venezuela... Hugo Chávez se quedó sin defensa y ha hecho lo único que se puede hacer cuando careces de argumentos: romper relaciones diplomáticas y movilizar a las tropas. Un demócrata, el bolivariano.