Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Varapalo judicial al Gobierno de Zapatero MIÉRCOLES 5 s 3 s 2008 ABC El TSJA falla a favor de la objeción contra Ciudadanía porque es ideológica Revés a la Junta de Andalucía al admitir el recurso de unos padres y permitir que su hijo no curse la materia ni sea evaluada MERCEDES BENÍTEZ SEVILLA. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dictó ayer sentencia a favor de unos padres de la localidad onubense de Bollullos del Condado que alegaron objeción de conciencia contra Educación para la Ciudadanía (EpC) y recurrieron la decisión de la Junta de Andalucía, que se había negado a aceptar ese derecho y había decidido suspender a los niños que no asistan a las clases de la controvertida materia. En una sentencia sin precedentes, la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA reconoce el derecho de los demandantes a ejercer la objeción de conciencia frente a la asignatura de EpC y declara que su hijo no debe cursar la asignatura, quedando exento de ser evaluado de la misma Para dar la razón a los padres, la sentencia se basa en una jurisprudencia anterior sobre la objeción de conciencia tanto del Tribunal Supremo, como del Tribunal Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Así, el fallo asegura que, según la jurisprudencia de estos tribunales, existe el derecho a la objeción de conciencia que se ejercita para la protección de los derechos indicados Igualmente, el TSJA asegura que el TC reconoce expresamente el ejercicio de la objeción de conciencia con independencia de que se haya dictado o no su regulación La objeción de conciencia, dice, forma parte del contenido del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa reconocido en el artículo 16.1 CE y, como ha indicado este Tribunal en diversas ocasiones, la Constitución es directamente aplicable, especialmente en materia de derechos fundamentales Además, el fallo asegura que el derecho a la libertad religiosa garantiza la existencia de un claustro íntimo de creencias y, por tanto, un espacio de autodeterminación intelectual ante el fenómeno religioso, vinculado a la propia personalidad individual... pero incluye también una dimensión externa agere licere que faculta a los ciudadanos para actuar con arreglo a sus propias convicciones y mantenerlas frente a terceros Otra jurisprudencia citada por el TSJA para su sentencia hace referencia al Supremo que mantiene que, en el caso de la objeción de conciencia, su contenido constitucional forma parte de la libertad ideológica Igualmente se cita al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para recalcar que se reconoce el derecho de los padres a que se respete en la educación de sus hijos sus convicciones religiosas y filosóficas, y el deber del Estado para respetar las convicciones tanto religiosas como filosóficas de los padres en el conjunto del programa de enseñanza pública En defensa de ese derecho a la objeción, la sala argumenta que la falta de regulación, de reconocimiento legislativo, no puede impedir su ejercicio cuando están en juego derechos fundamentales Además, frente a las alegaciones de la Junta de Andalucía y del Ministerio Fiscal de que los demandantes no habían precisado los contenidos de la asignatura que vulneran su libertad ideológica o de conciencia, el TSJA deja claro que los contenidos tienen un alto grado de indefinición, lo que no facilita el ejercicio de los derechos de los padres Indica que en los decretos de enseñanzas mínimas se emplean conceptos de indudable trascendencia ideológica y religiosa como son ética, conciencia moral y cívica, valoración ética, valores o conflictos sociales y morales Y continúa: Ante esta situación, es razonable que los demandantes, por razones filosóficas o religiosas, pueden estar en desacuerdo con parte de la asignatura y lógico que soliciten se excluya de ella a su hijo, a falta de otras previsiones normativas que permitan salvaguardar su libertad religiosa El Estado debe respetar Un estudiante muestra la portada de uno de los manuales de Educación para la Ciudadanía RAFAEL CARMONA La Junta de Andalucía no piensa cambiar respecto a la asignatura y recurrirá ante el Supremo M. B. SEVILLA. La Junta de Andalucía no tiene la intención de cambiar su política con respecto a Educación para la Ciudadanía ni con respecto a los objetores. Así lo dejó ayer claro el consejero de Educación, Sebastián Cano, que aseguró que recurrirán el fallo del TSJA en casación ante el Tribunal Supremo. Según Cano, la Consejería de Educación no está de acuerdo con el criterio del alto tribunal andaluz porque, además, hay otras comunidades donde se han producido pronunciamientos en contra, como es el caso de los que han fallado los tribunales superiores de Cataluña y Asturias. Así pues, el consejero aseguró que estos tribunales han tenido una posición más acorde con nuestra postura Es por eso que, aunque en este caso Educación vaya a acatar la sentencia que supondrá que el niño de Bollullos no tendrá que cursar esa asignatura ni será evaluado, no habrá ningún cambio con respecto al resto de los 433 objetores que, según Cano, hay actualmente registrados en la Consejería. Es decir, los alumnos que no vayan a la clase de Ciudadanía serán suspendidos como, de hecho, ha ocurrido en la primera evaluación con los objetores. Y eso porque, según recalcó Cano, la asignatura es tan obligatoria como las matemáticas Por su parte, el presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, expresó ayer su satisfacción por esta victoria de las familias ante los tribunales, que ratifican así el derecho de los padres a educar a sus hijos en libertad conforme a sus convicciones morales El Foro de la Familia, que califica la objeción de mecanismo para defenderse de la contaminación ideológica por parte de extraños tiene conocimiento de más de 500 recursos contra la asignatura en ocho comunidades autónomas. Sentencia completa del TSJA en: www. abc. es