Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Martes 4 de Marzo de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.681. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Los ciegos sólo pueden votar Ricardo Abad ha sido rechazado como presidente de una mesa electoral por ser invidente s El afectado aclara que sólo necesita un asistente personal, figura contemplada en la Ley de la Dependencia PEDRO A. ORTIZ os ciegos pueden votar. Pero no pueden formar parte de una mesa electoral. Así se lo hizo constar la Junta Electoral de Sueca (Valencia) a Ricardo Abad Asturiano, un vecino invidente de Cullera, de 42 años, que había sido designado como presidente de una mesa electoral en un colegio de la localidad valenciana. La decisión del órgano dejó sin palabras a Abad, quien días antes, tras recibir la comunicación de que iba a formar parte de la mesa electoral, pensó que, como a cualquier español le iba a tocar cumplir el domingo con la obligación Nunca creyó que su discapacidad constituiría un obstáculo insalvable a ojos de los responsables de la Junta Electoral. Fue el exceso de celo del ciudadano el que truncó su participación en la llamada fiesta de la democracia del 9 de marzo. Ricardo Abad se dirigió a la Junta Electoral de Sueca para hacerles llegar su condición de invidente y preguntarles si ello supondría una limitación en el quehacer de un presidente de mesa. Mejor prevenir que luego encontrarse con problemas el domingo. Avisé para que nadie impugnara la votación explica. La contestación fue un jarro de agua fría: el Gobierno no ha tomado medidas para que pueda participar. Además, recurrieron a un precedente de 2000, en el que otro ciego fue rechazado como vocal, como justificación. Según asegura Abad, él puede desempeñar todas las funciones del cargo. Los documentos los puede leer con un escáner adaptado, los datos los introduciría sin problemas en el ordenador (trabaja en Windows y navega por internet habitualmente) y el control de papeletas lo puede realizar un vocal. El recuento sería la función de un asistente personal, COSAS MíAS Edurne Uriarte ECO- URBANITAS o me gusta la caza. Bien lo sabe mi padre que sufrió el activismo infantil y juvenil contra su gran afición en su propia casa. Pero reconozco una incontestable razón de parte de los cazadores. Su amor por el campo, su conocimiento del medio y su contribución a su cuidado. En eso dan cien vueltas a todos estos eco- urbanitas que, como la ministra de Medio Ambiente, se han puesto a prohibir el campo a los propios campesinos. Los cazadores son gentes de campo, incluso los que nacieron por equivocación en la ciudad. Y la invasión de los eco- urbanitas y sus prohibiciones les produce la misma perplejidad que a todos los que pertenecemos a la España rural. Nos quieren encerrar la naturaleza en urnas de cristal, en inmensos jardines zoológicos donde quien sobra es el propio campesino. El hombre es convertido en el invasor de su tierra. En depredador, en extraño, en enemigo. Gentes que sufren de ansiedad ante una araña, que se remueven incómodas en la oscuridad del bosque, que hacen ecología para visitas rurales de fin de semana, quieren separar al campo de las personas. Cuando me adentro en lo que considero el más bello paraje de mi tierra, la proclamada Reserva del Urdaibai, siento la tristeza de la naturaleza fría, solitaria, aislada. Y muerta, muerta para los humanos. Árboles y animales crecen enfrentados al hombre. Han restringido la especie humana. Su impronta quedó paralizada en el pasado. El bellísimo jardín zoológico se ha convertido en un museo y produce los mismos escalofríos que los paisajes urbanos donde hubieran prohibido a los humanos. Los cazadores y los campesinos quieren recuperar el museo para la vida. La de los humanos. N L Ricardo Abad, ayer en la Agencia Administrativa de la ONCE de Cullera figura que recoge la Ley de Dependencia. Es más, la Ley de Igualdad de Oportunidades establece medidas para facilitar la labor de los discapacitados, entre otras situaciones, en los procesos electorales. La ley está de su parte. Lo que en un primer momento constituía una tarea molesta, como a cualquier hijo de vecino al que le toca acudir a las ocho de la mañana de un domingo a la puerta de un colegio, se había convertido repentinamente en un derecho al que no iba a renunciar. Y ha tomado EDUARDO MANZANA medidas para revertir lo que a su juicio supone una injusticia Ha redactado un escrito a la Junta Electoral exponiendo su desacuerdo y se ha dirigido al Defensor del Pueblo y a la Oficina Permanente del Consejo Nacional de la Discapacidad. Aunque alberga vagas esperanzas por el escaso plazo de tiempo que resta para los comicios. Me siento indefenso y discriminado concluye con indignación. No entiende por qué un invidente puede votar pero, en cambio, no puede recoger la papeleta.