Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 s 3 s 2008 Liga de Campeones s Octavos de final, vuelta DEPORTES 91 Hace veinte años que el Madrid no elimina a un El Barça no vende más pases a los hinchas del Celtic, que buscan pasaportes españoles equipo italiano en Europa ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Llegan en manadas, ataviados con sus llamativas camisetas verdiblancas y con un litro de cerveza en la mano, al tiempo que cantan con esa vozarrón común en las Islas. Barcelona les espera y, viendo los precedentes, no se puede decir que sea con los brazos abiertos. Invadirán la capital catalana unos 15.000 aficionados del Celtic, de los cuales sólo 5.000 tienen entrada para presenciar in situ esta noche la vuelta de los octavos de final entre el Barcelona y el conjunto católico de Glasgow, que adquiere claro color azulgrana por el 2- 3 de la ida. No son tan feroces como los hinchas del Rangers, que en noviembre de 2007 dejaron la ciudad patas arriba, pero son muchos y ruidosos, motivo por el que el Ayuntamiento se ha activado con el fin de evitar problemas de civismo como ocurrió con la visita de los protestantes. Se ha vallado el monumento a Francesc Maciá, sobre el que orinaron los escoceses del Rangers, y varias patrullas estarán pendientes durante todo el día de los posibles altercados que se puedan ocasionar. Además, se les ha habilitado un punto de encuentro en el pabellón 7 de la Fira de Montjuic para organizar el Celtic Meeting Point Ahí les esperan más de 1.200 litros de cerveza, paella, actividades musicales y una pantalla gigante. El Ayuntamiento pretende así despejar el centro de la ciudad y concentrar al grueso de los seguidores del Celtic y trasladar al grupo de aficionados directamente desde la Fira al Camp Nou. Eso sí, sólo a los que tengan entrada. El problema es ese, que sólo los privilegiados se han hecho con una de las 5.100 localidades que el Barcelona ha cedido al club escocés. Y sólo así se puede acceder al estadio, pues ayer se generaron largas colas desde primera hora de la mañana con centenares de seguidores de Escocia e Irlanda- -las raíces católicas del Celtic le convierten en el equipo favorito de miles de irlandeses- -y se encontraron con una negativa rotunda por parte del Barcelona, que aplica la normativa de D. A. MADRID. El Madrid lleva veinte años sin hacer doblar la rodilla a un rival italiano en una eliminatoria de las competiciones continentales. Aunque la corta derrota que se trajo de Roma (2- 1) haga albergar esperanzas de estar en cuartos de la Champions -le valdría con una victoria por 1- 0- la realidad es que desde que apeó al Nápoles de Maradona en dieciseisavos de la Copa de Europa 87- 88 los blancos han caído las otras seis veces que se han cruzado con equipos transalpinos. Un detalle a su favor es que en cinco de esas ocasiones jugó el partido de ida en casa, no como frente a los romanos. Después del Nápoles, al que el Real Madrid eliminó en la primera ronda de la competición tras derrotarle por 2- 0 en el Bernabéu- -en el famoso encuentro a puerta cerrada- -y empatar en San Paolo (1- 1) empezó la racha negativa. En la siguiente campaña, y en semifinales, el Milán contestó al 1- 1 de la ida en Madrid con el humillante 5- 0 que es el gran lunar en el brillante historial de la Quinta del Buitre. A la siguiente temporada (89- 90) aunque esta vez en octavos, fue de nuevo el ogro milanista de Arrigo Sacchi el verdugo de los españoles, que cayeron por 2- 0 en San Siro y no pudieron remontar en la vuelta (1- 0, tanto de Butragueño) Dos campañas después, en esta ocasión en semifinales de la UEFA 91- 92, el Madrid se midió con el Torino en el que militaba un ex como Martín Vázquez. El triunfo español por 2- 1 en Madrid fue insuficiente para la vuelta, pues cayó 2- 0 en Turín. La capital del Piamonte se convirtió desde entonces en un infierno para el Real, ya que su último verdugo italiano, y por tres ocasiones consecutivas, fue el Juventus. Siempre en la Copa de Europa, en la campaña 95- 96 los blancos cayeron por 2- 0 en terreno enemigo tras ganar 1- 0 en Madrid y fueron apeados en cuartos; perdieron 3- 1 en semifinales de la campaña 02- 03 (habían ganado 2- 1 en Chamartín) y cedieron por 2- 0 en la prórroga de los octavos de final de la 04- 05 haciendo estéril el 1- 0 de la ida. Cierto que, en la temporada 97- 98, el Madrid ganó la séptima precisamente al Juventus en Amsterdam (Holanda) con un gol de Mijatovic. Pero aquello era una final, no una eliminatoria a doble partido. Españolizarse por una entrada Urinarios en las inmediaciones de la plaza de Cataluña, donde se espera a miles de escoceses EFE 20.45 (Canal Árbitro: Pieter Vink (Holanda) Estadio Camp Nou Zambrotta Puyol Valdés Milito McDonald Abidal Messi Deco McGeady Naylor Touré Eto o Brown Xavi o Iniesta Ronaldinho Vennegoor Hartley Caldwell Boruc McManus Nakamura Wilson Entrenador: Frank Rijkaard. Suplentes: Pinto (p. s. Thuram, Sylvinho, Xavi o Iniesta, Gudjohnsen, Henry y Bojan. Barcelona Entrenador: Gordon Strachan. Suplentes: Brown (p. s. Caddis, Pressley, Evander Sno, Samaras, Robson y Donati. Celtic la UEFA y, para evitar que coincidan aficiones en el campo, sólo vende las localidades disponibles a ciudadanos que no sean británicos o irlandeses. Hecha la ley, hecha la trampa, ya que los hinchas del Celtic buscan a ciudadanos españoles para pedirles temporalmente su pasaporte o documento nacional de identidad, o bien comprar la entrada a través del ciudadano español. Ahora bien, tampoco garantiza el éxito comprar una entrada de este modo ya que la seguridad del Barcelona puede solicitar nuevamente la identificación. En lo deportivo, el Barcelona, trastabillado por el traspié del Calderón, reclama máxima concentración para no confiarse demasiado y hacer bueno el resultado de la ida. La séptima, a partido único Arsenal y Manchester, a defender la honra inglesa ante el Milan y el Lyon ABC MADRID. Doble cita tiene Inglaterra hoy en la Liga de Campeones. Y con dos compromisos muy diferentes. Arsenal y Manchester, los gallitos de la Premier de este año, se miden a dos enemigos tan imprevisibles como peligrosos, aunque en el caso de los del United, con la ventaja del campo a favor. Los de Alex Ferguson se miden al Lyon, con la relativa tranquilidad de jugar en Londres y con el 1- 1 cosechado en Francia. Los gunners son los que tienen, sobre el papel, la partida más complicada, pues viajan al cam po del todopoderoso Milan con un 0- 0 en el partido de ida. Los italianos, actuales campeones de la Champions, lucirán el equipo de gala para buscar los cuartos de final, con la recuperación de Kaká y la presencia de la gran revelación de la Liga italiana, el joven brasileño Alexandre Pato, que formará la línea de ataque rossonera con el siempre peligroso Filippo Inzaghi. Arsene Wenger, por su parte, tendrá prácticamente a su equipo de gala, con la mente puesta en aquel mítico 1- 5 que le endosaron a los de Milán en San Siro en el año 2004. Cesc Fábregas volverá a ser el alma del equipo, en el faltarán Emerson y Jankulovski. Hoy habrá cerca de 15.000 aficionados en Barcelona, de los cuales sólo 5.100 tienen acceso al Camp Nou