Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 s 3 s 2008 INTERNACIONAL 41 El Príncipe Enrique se gana el ascenso tras la aventura afgana ABC LONDRES. El Príncipe Enrique se ha ganado, tras el desempeño de su misión militar en Afganistán, una promoción de alférez a teniente y una subida salarial anual de 23.375 a 28.216 libras esterlinas (de 30.390 a 36.700 euros) según informaba ayer la prensa inglesa. El ascenso será efectivo a partir del mes de abril. Pese a sus deseos de volver al frente, Enrique estará fuera del campo de batalla durante casi dos años, según la decisión adoptada por el Gobierno de Londres. Aunque la participación del Príncipe dentro del contingente afgano se considera un éxito, el Ministerio de Defensa británico no ha dudado en responder a unas críticas sobre la comida precocinada. Enrique había expresado el deseo de que alguien hiciese por la comida militar lo que Jamie Oliver (una especie Arguiñano británico) hizo hace unos años por la comida de los comedores escolares. Logró que el Gobierno los cambiara y fueran más variados y sabrosos. Secuencia de imágenes tomadas por un videoaficionado del intento de aterrizaje del Airbus con 131 personas a bordo AP Un piloto logra evitar una catástrofe al aterrizar en pleno ciclón Emma EFE BERLÍN. Un piloto de Lufthansa, de 39 años e identificado como Oliver A. logró evitar con su pericia este fin de semana una catástrofe aérea provocada por el paso del ciclón Emma, que causó 15 muertos en toda Europa. El piloto consiguió dominar en el último segundo un Airbus 320 con 131 pasajeros a bordo, cuando se disponía a aterrizar en el aeropuerto de Hamburgo procedente de Múnich el pasado sábado. Dentro del aparato se produjeron escenas de pánico y las bolsas para mareos fueron de mano en mano, según testigos presenciales. Justo cuando iba a aterrizar, después de varios vaivenes en el aire, una ráfaga de viento de más de 120 kilómetros por hora casi desplaza fuera de la pista el aparato, cuyo ala izquierda resultó dañada al tocar el suelo. Tras conseguir enderezar el rumbo, el piloto optó por alzar de nuevo el vuelo para realizar el aterrizaje en un segundo intento. en otra pista, donde el impacto de las ráfagas laterales era menor.