Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL MARTES 4 s 3 s 2008 ABC Israel retira sus tropas de Gaza, pero promete nuevos ataques Condoleezza Rice se reunirá hoy con el primer ministro hebreo, Ehud Olmert LAURA L. CARO CORRESPONSAL GAZA. A pocas horas de la llegada hoy a Tel Aviv de la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, las fuerzas terrestres israelíes se retiraron ayer de madrugada de Gaza tras dos días de permanencia, 114 muertos en las operaciones desarrolladas desde el miércoles, 350 heridos y 80 prisioneros. La infantería se replegaba, pero los aviones israelíes siguieron haciendo blanco en Gaza, matando a cinco miembros de Hamás en varios ataques, pero sin cumplir el objetivo de detener el disparo de cohetes artesanales a suelo israelí, para el que el Gobierno del primer ministro Ehud Olmert diseñó esta última ofensiva. Los kassam siguieron cayendo en Sderot, ocho en total, más otros cuatro que golpearon más al sur, en Schkol, y un proyectil Grad- 122 tipo Katiuska que volvió a impactar en Ashkelon. Ante esta situación, a Olmert le fue difícil ayer explicar ante la Comisión de Seguridad del Parlamento su decisión de retirar las tropas de Gaza, a la vez que defendía la vuelta al diálogo con los palestinos, que es lo que Rice ha venido a escuchar de nuevo a Israel. Seguimos en medio de la batalla dijo para apaciguar a la oposición, que reclamaba más presión militar en la franja de Gaza. Seguiremos procediendo de una manera dolorosa y eficaz, que ofrecerá máximos resultados. Pero si no continuamos el proceso de paz, veremos a Cisjordania convertirse en una nueva Gaza... Sólo prevendremos algo así ofreciendo un horizonte diplomático. Quien no quiera verlo, se engaña defendió, a pesar de que la Autoridad Nacional Palestina de Mahmud Abbás dio el sábado por rota la negociación. La salida de los tanques y los bulldozers hebreos permitía ayer a los habitantes del campo de refugiados de Jabaliya, el paisaje de la última matanza, salir de sus casas para presenciar la debacle en sus tierras de cultivo, la destrucción de sus edificios y para dar sepultura a los cadáveres que no habían podido todavía recoger de las calles por miedo a los dis- En duda el proceso de paz Jóvenes palestinos atacan con piedras a las tropas israelíes en la ciudad de Belén AP Las operaciones realizadas desde el miércoles pasado han dejado un total de 114 muertos y 350 heridos Gaza se ha convertido en una cárcel a cielo abierto para muchos civiles palestinos, víctimas de los ataques paros. El entramado mísero de Jabaliya era un circuito de velatorios, por donde centenares de palestinos también llegados de otras ciudades deambulaban visitando familias de mártires y documentando con propios ojos el desastre. Los vecinos de Jabaliya, testigos de mil combates en su vida de prisioneros dentro de la cárcel a cielo abierto que es Gaza, parecían despertar de una pesadilla. Muhammed Hader, obrero de 45 años, narró que 60 soldados judíos le echaron el domingo de su casa bombardeada para luego meterse a descansar en sus camas. Sahab, madre de la pequeña Sal Shabil de 21 meses, a la que el domingo por la mañana un misil mató en la cuna, fantaseaba con la idea de que su hijo herido Annas, de 10 años, se salve y en el futuro asesine a los que han matado a su hermana Sólo la plaza de la céntrica Omar al Moqtada, en la capital de Gaza, concentró ayer más público, reunido en torno a la manifestación que Hamás convocó para cantar victoria. Esta retirada es la expresión del fracaso de los soldados israelíes ante los combatientes de las Brigadas de Azzedin al Kassam proclamaba el portavoz islamista, Sami Abu Zuhri. A última hora de ayer, desde Ramala, el presidente Mahmud Abbás se ofreció para mediar en una tregua entre Israel y Hamás. EMPEZAMOS CON PIEDRAS, FABRICAMOS COHETES Y CONSTRUIREMOS AVIONES Abu Abed Haniye s Consejero político del depuesto primer ministro y jefe de Hamás, Ismail Haniye L. L. CARO CORRESPONSAL GAZA. Hay orden expresa antes de entrar a la casa de no preguntar de ninguna manera dónde está escondido Ismail Haniye, el líder de Hamás. Su hermano mayor, consejero político y confidente, Abu Abed, es uno de los pocos que mantiene un contacto directo con el depuesto primer ministro y que sería capaz de hacer un mapa exacto de las guaridas por las que el jefe islamista se ha ido arrastrando en los últimos meses para escapar de las amenazas de muerte de Israel. Hay noches en las que ha pasado con él, compartiendo planes y repasando estrategias. Sólo puedo decir que si Israel reinvade Gaza, se van a encontrar con muchas sorpresas. Que si su Ejército quiere entrar otra vez en la franja de Gaza, lo hará... pero no podrán salir. Ya aviso- -explica extendiendo un dedo acusador- estamos haciendo todo lo posible por desarrollar nuestras armas: empezamos con piedras, ahora en Hamás fabricamos cohetes que alcanzan más de 22 kilómetros y esperamos construir aviones La información sobre el paradero del jefe Ismail, por no hablar de los datos sobre los arsenales islamistas, ya convierten al primogénito en un objetivo a batir. Aunque Abu Abed no pudo ayer evitar la tentación de salir de su clandestinidad para celebrar con un poco de aire fresco y una ducha caliente la retirada de las tropas hebreas de Gaza, tras la matanza de Jabaliya perpetrada el sábado pasado. Sentado en su acomodado hogar del barrio de Shekh Radwan, todavía huele a jabón y rezuma ínfulas de victoria. Sabemos lo que nos espera- -recita, orgulloso- El primer ministro sabe que será un mártir y que no es mejor que Ahmed Yassin o Abdelaziz Rantisi, que le precedieron al frente de Hamás... pero él no tiene miedo: su martirio nos traerá un mayor apoyo de nuestro pueblo y otro líder estará preparado para sucederle. No, no tenemos miedo, sólo nos preocupa el pueblo Un millón y medio de mártires Abu Abed creció ideológicamente de la mano de Yassin, el jeque fundador de Hamás, y luego fue pieza fundamental en el triunfo de su hermano en la sucesión. Desde su calidad de veterano, de respetado decano del Movimiento de Resistencia, se jacta del nuevo éxito que han logrado los suyos echando ayer otra vez a Israel de la franja. Un éxito con 114 muertos detrás, muchos milicianos de Hamás, muchos sólo niños. No son sólo 114 mártires- -corrige rápido- En Ga- za vivimos un millón y medio de proyectos de mártires, buscamos serlo todos los líderes del partido, todas las madres se lo piden a sus hijos... esos 114 están ya en el paraíso, y nos encontraremos con ellos al final de nuestras vidas Según el mayor de los Haniye, lo sucedido la semana pasada en Israel sólo es el principio, pero Hamás está listo. Esto es una fase más de la guerra de 1948. El mundo prometió a los judíos toda Palestina, y, desengáñense, no combaten para detener los (cohetes) kassam, ni para tumbar nuestro Gobierno. Lo que quieren es echarnos para quedarse con nuestra tierra Sentencia que Israel no estará seguro hasta que no nos devuelvan nuestro derecho como seres humanos. Quizás tengamos que esperar dos generaciones, pero tenemos un millón y medio de mártires esperándoles