Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 s 3 s 2008 ESPAÑA 33 Acusan a un ciudadano inglés de retener y maltratar a su novia durante dos años El hombre pasará a disposición judicial en los próximos días, mientras sigue la investigación JOSEP MARIA AGUILÓ PALMA DE MALLORCA. La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil dio a conocer ayer que funcionarios del Grupo de Atracos del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en Palma de Mallorca detuvieron en la localidad mallorquina de Porto Colom al ciudadano inglés Anthony C. de 31 años, por un presunto delito de detención ilegal y de malos tratos hacia su compañera sentimental, Kamila, de 24 años y de nacionalidad polaca, que tiene un hijo de menos de un año. El detenido, tras declarar ante la Policía, fue puesto en libertad con cargos, mientras que la víctima y su hijo ingresaron en un centro de acogida. Los orígenes de esta actuación policial se remontan al 27 de febrero. En esa fecha, se tuvo conocimiento, a través de una nota informativa del agregado de Interior en Polonia, de que la madre de Kamila había presentado en aquel país una denuncia, en donde afirmaba que su hija- -junto a su nieto- -estaría retenida contra su voluntad y sufriendo continuas palizas y amenazas por parte de Anthony C. hijo de padre italiano y de madre de origen árabe, nacido en Alemania, aunque con pasaporte inglés. Según señalaba la madre de Kamila en la denuncia, los episodios de malos tratos se habrían venido produciendo durante dos años, es decir, desde el principio de la relación sentimental de ambos en mayo de 2006. Dada la gravedad de los hechos relatados en dicha denuncia, funcionarios adscritos al Grupo de Atracos de la Jefatura Superior de Policía de Palma de Mallorca pusieron en marcha un dispositivo especial para encontrar a Kamila y corroborar los hechos denunciados. El siguiente paso fue la localización de la vivienda de la pareja. A partir de ese momento, se inició la vigilancia para, por una parte, conseguir interceptar a Anthony y, por otra, lograr contactar con la víctima. Según relataron fuentes de las Fuerzas de Seguridad, desde el primer momento en que Kamila fue consciente de que se encontraba ante agentes de la Policía empezó a explicar con todo detalle los dramáticos hechos vividos junto con su hijo este tiempo, que definió de cautiverio. El menor, de casi un año, aún no había podido ser inscrito en el Registro Civil, ya que, según dijo Kamila, su pareja sentimental se lo impedía, para evitar que pudieran salir así del país. La situación llegó a ser tan extrema que, dijo, sólo podía salir de su domicilio para comprar el pan. El hombre pasará a disposición judicial en los próximos días, mientras la investigación continúa. El parricida que mató a su padre en Santander ya había matado a su madre en 1997 EFE SANTANDER. El hombre con problemas psiquiátricos que el sábado pasado asesinó a su padre en la localidad cántabra de Maliaño, José Alberto P. H. también había matado en 1997 a su madre, un crimen por el que fue condenado a cinco años de prisión por un delito de homicidio, según confirmó la Delegación del Gobierno. José Alberto, de 39 años, fue arrestado este fin de semana tras haber acuchillado a su padre, de 72, al que tenía prohibido acercarse, y haber intentado matar a su hermana, que logró salvarse saltando a la calle desde una ventana de su casa.