Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ELECCIONES 9 M ESPAÑA EL CARA A CARA DECISIVO: EL OTRO LENGUAJE MARTES 4 s 3 s 2008 ABC La corbata granate y el recinto talismán Rajoy volvió a aferrarse a su corbata granate, pero en esta ocasión se topó con un Zapatero menos desprevenido y dispuesto a fajarse. El candidato socialista buscó las buenas vibraciones en el recinto: allí fue elegido secretario general del PSOE BLANCA TORQUEMADA MADRID. Que anoche Mariano Rajoy no se desprendiera de la ya célebre corbata granate (ni de su amigo de Pontevedra) parece indicar que, en efecto, el líder del PP atribuye tanto a esa prenda como a su colega Tomás Iribarren cualidades muníficas extraordinarias. Se aferró a sus talismanes preferidos, en vista de que le han venido dando suerte, a la espera de que en esta ocasión no le fallaran los resultados de las primeras encuestas exprés tras el debate, como le ocurrió tras el primer cara a cara. En cuanto llegó al Palacio Municipal de Congresos, ya se cruzaron las primeras apuestas sobre si volverá a lucir esa corbata el próximo domingo en el balcón de la calle Génova, si logra cruzar el Rubicón de su desventaja en los sondeos. Con puntualidad exquisita y un traje algo más oscuro y holgado que el que le obligó la semana pasada a luchar con los botones, Rajoy supo componer la figura, esta vez, al saludar a la directiva de la Academia de Televisión, encabezada por el ubicuo Manuel Campo Vidal. Que ayer no moderaba, pero recibía. RETALES DE CANDIDATO Sonrisa mutante La amplia sonrisa con la que Zapatero llegó al recinto se trocó en mueca sombría en algunas de sus agrias respuestas a Rajoy Cordialidad contenida para el posado, antes del comienzo. Rajoy no cayó en imposturas y hasta reivindicó a la denostada niña Fiel a sí mismo Rayas para defender la alegría Tras la elección de una mustia corbata de topos en el anterior duelo, el candidato socialista se apuntó a las rayas, más alegres La llevó en el Tengo una pregunta para usted en el primer cara a cara, y ahora ha vuelto a repetir corbata en el duelo final La prenda talismán Defensa de la alegría José Luis Rodríguez Zapatero descargó esta vez su look solemne de la semana pasada (casi de enterrador) y defendió la alegría con una ancha corbata de rayas. Pero ni parecía totalmente recuperado del mal trago de la primera entrega, ni se le vio aliviado por su supuesta ventaja demoscópica. Algo tenso, tampoco eludió la irracionalidad del factor suerte, al comentar a Campo Vidal y al resto del comité de recepción que precisamente allí, en ese mismo recinto, había resultado elegido secretario general del PSOE en 2000. Ambos contendientes, como vedettes en la apoteosis de la nada, se vieron forzados a descender por la escalinata del gigantesco auditorio, desolado- Tentándose los bolsillos Como si fueran a robarle la cartera, pese a que en ese momento sólo le acompañaba la directiva de la Academia de Televisión Rajoy entrelazó esta vez sus manos, en vez de jugar con los botones de la chaqueta. Volvió a lucir su alianza matrimonial Manos entrelazadas Con cordones y ligeramente puntiagudos. Zapatero, a tus zapatos. Los mismos del primer debate. Más de lo mismo Usados y amortizados FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO Y JULIÁN DE DOMINGO En consonancia con la austeridad a la que se ven abocadas las familias españolas, también Rajoy repitió los castellanos