Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL LUNES 3 s 3 s 2008 ABC Los disturbios en Armenia registran ya ocho muertos y 131 heridos R. M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Ocho muertos y 131 heridos es, según datos oficiales, el balance de más de 24 horas continuadas de enfrentamientos entre fuerzas antidisturbios y manifestantes que exigen la repetición de las elecciones presidenciales del pasado 19 de febrero en Armenia. El escenario de los desórdenes ha sido el centro de Ereván, la capital, y la situación parecía empezar a calmarse ayer por la tarde. El centro de la ciudad ofrecía un aspecto desolador: vehículos calcinados, escaparates rotos, algunos edificios afectados también por el fuego, y la vía pública obstaculizada con barricadas levantadas con contenedores de basura, papeleras y otros muchos objetos. El presidente armenio, Robert Kocharián, decretó el sábado el estado de excepción durante 20 días, medida que supondrá una importante limitación de los derechos de reunión y manifestación. Los medios de comunicación verán también dificultada su labor informativa. Desde el día 19, varios miles de simpatizantes del ex presidente Levón Ter- Petrosián mantenían un mitin ininterrumpido en la plaza de la Ópera. Siguiendo el ejemplo de lo sucedido en Ucrania en el otoño de 2004, los concentrados instalaron tiendas de campaña y anunciaron su intención de no deponer su actitud mientras no sea convocada una nueva votación. Ter- Petrosián quedó en los comicios en segundo lugar con un 21,5 por ciento de los votos, por detrás del ganador, el actual primer ministro, Serge Sarkisián, que obtuvo casi el 53 por ciento de los sufragios. Pero el antiguo presidente considera que hubo fraude y que el escrutinio fue manipulado. Durante la noche del viernes al sábado, bajo el pretexto de haber detectado hombres armados entre los manifestantes, unidades del Ejército y de la Policía cargaron contra todos los concentrados en la plaza. Ahí comenzaron los disturbios y todavía ayer por la mañana las fuerzas de seguridad armenias continuaban sofocando la revuelta en distintos focos aislados dentro de la capital. Las autoridades sostienen que uno de los fallecidos es un soldado y dicen que fue abatido por arma de fuego, pero no han explicado de qué han muerto los siete manifestantes. El ex presidente Eduardo Rodríguez acusa a Evo Morales de perseguirle El anterior mandatario de Bolivia vive actualmente en Madrid bajo la amenaza de ser llevado a juicio por presunta traición a la patria IGNACIO ARANA ARAYA MADRID. El ex presidente de Bolivia Eduardo Rodríguez Veltzé realiza desde hace algunos meses investigaciones jurídicas en la Universidad Carlos III de Madrid, pero tiene la cabeza puesta en la amenaza judicial que lo asedia en su país. En el Congreso boliviano descansa desde marzo de 2006 una solicitud del gobierno para llevarle a juicio por traición a la patria El gobierno le acusa de haber permitido el traslado a Estados Unidos de 32 misiles de origen chino para su desactivación durante su breve mandato, entre junio de 2005 y enero de 2006. El operativo fue realizado furtivamente por fuerzas de seguridad de Estados Unidos y Bolivia y habría buscado, según analistas, evitar que los viejos misiles tierra- aire cayeran en manos de terroristas. Sin embargo, las circunstancias de la operación nunca han sido aclaradas ni por Wahington ni por La Paz. Los sucesos ocurrieron en medio de un período de extrema agitación social en Bolivia, que poco antes había desencadenado la dimisión del primer mandatario, Carlos Mesa. Rodríguez era presidente de la Corte Suprema y asumió como jefe del Estado con la misión de convocar a elecciones transparentes, que dieron por ganador a su actual perseguidor, el entonces diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Evo Morales. Rodríguez asegura que el traslado de armas fue realizado a sus espaldas, mientras él se encontraba fuera del país, y que en su mandato presentó una demanda diplomática a Estados Unidos que aún no harecibido respuesta. Por ello, hace unos días se reunió con funcionarios del departamento de Estado en Washington, para pedir que Estados Unidos aclare la verdad en el caso que en Bolivia lleva dos años de indefinición con indefensión Morales logró que el Ministerio Público validara su acusación contra Rodríguez, y el caso fue remitido a la Corte Suprema (dominada por miembros designados por Morales) que a su vez solicitó la aprobación del Congreso para iniciar el juicio. Hoy la posible solicitud de juicio empaña el semblante de Rodríguez y se mantiene como una amenaza en el Congreso, donde el oficialismo tiene mayoría en la Cámara de Diputados. Morales me acusa de traición a la patria, en la modalidad de sometimiento a potencia extranjera hostil, y eso ni siquiera es posible porque Bolivia mantiene relaciones bilaterales fluidas con Estados Unidos comenta Rodríguez a ABC. Como jurista, Rodríguez denuncia que durante la actual gestión se ha judicializado la política y politizado la justicia Agrega que lamentablemente en estos dos últimos años se ha retornado a la práctica, frecuente en la década pasada, de desmantelar los tribunales para su control político, lo que ha concluido con el procesamiento de varios magistra- Justicia politizada Eduardo Rodríguez Veltzé durante la entrevista dos, la inoperancia del Tribunal Constitucional y la renuncia de muchos jueces Se ha violado la independencia del Poder Judicial, afectando su eficiencia e incrementando la sensación de fatalismo en la población. Eso se refleja en que todos los presidentes del período democrático, incluido Evo Morales, hoy estamos involucrados en procesos de acusación criminal agrega. Morales fue acusado de ser DANIEL G. LÓPEZ La raíz y el pretexto En los últimos dos años ha habido cerca de 70 víctimas de ajusticiamientos por mano propia, en parte por un decaimiento institucional. En 180 de 327 municipios no hay autoridad judicial responsable por disturbios ocurridos en Sucre en 2007 y que acabaron con algunos muertos y cientos de heridos. Hay un tratamiento político del sistema judicial. En los últimos dos años ha habido cerca de 70 víctimas de ajusticiamientos por mano propia, en parte por un decaimiento institucional. En 180 de 327 municipios no hay autoridad judicial en Bolivia precisa el ex presidente boliviano. Hay un empate de fuerzas entre oposición y Gobierno En momentos en que el gobierno y la oposición regional luchan en Bolivia por imponer sus intereses convocando referéndums, Rodríguez observa un empate de fuerzas entre la oposición y el gobierno que impediría a una parte a doblegar a la otra. La Paz desea ratificar en las urnas un proyecto de Constitución aprobado por el oficialismo en la Asamblea Constituyente- -cuya misión es redactar una nueva Carta Magna- mientras que los líderes políticos de algunos departamentos como Santa Cruz (centro) y Cochabamba (centro- sur) convoca- ron a consultas locales con el objetivo de que el 4 de mayo sean aprobados estatutos que confieren mayor autonomía regional. Actualmente la tensión ha llevado a que el gobierno y la oposición desplieguen movilizaciones y manifestaciones a favor de sus iniciativas, lo que para algunos podría revivir disturbios que en 2007 concluyeron con varios civiles muertos en Sucre y Cochabamba. Sin embargo, Rodríguez no cree que la sangre llegue al río y estima que la única salida posible es mediante negociaciones. Cada parte en conflicto sabe que no puede derrotar a la otra. Hay una situación de empate, y cada una sabe que si da un paso más allá de ciertos límites de tolerancia puede abrirse un proceso de virulencia y alto riesgo para la población comenta.