Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ELECCIONES 9 M ESPAÑA DECISIVO CARA A CARA EN TV LUNES 3 s 3 s 2008 ABC El momento más decisivo La campaña electoral puede quedar vista para sentencia esta misma noche. Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero se enfrentan en el segundo debate televisado, que dado lo ajustado de las encuestas puede resultar determinante para el resultado del 9 de marzo. Esta noche, a ninguno de los dos candidatos les valdrá el empate. Ambos saldrán a ganar con todas sus armas, sin dejar un solo resquicio al contrario y con alguna sorpresa previsible en la manga Un debate duro para salir a ganar Los numerosos indecisos se van decantando mayoritariamente en favor del PP, según los estudios diarios C. DE LA HOZ G. SANZ MADRID. Zapatero y Rajoy están obligados a salir a ganar. Es absurdo que salgan a conservar. No les vale a ninguno de los dos el empate. Otra cosa es la estrategia y en qué términos se establece el choque, aduce el secretario de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, cuando se le pregunta por este segundo y definitivo round Porque aunque se transmite la idea de que los debates no son tan determinantes, lo cierto es que han sido estos, y no la campaña al uso, la que ha marcado el ritmo hacia la cita electoral, y eso lo saben tanto en el cuartel general de los populares como en el de los socialistas. En este sentido, ha sido mucho más determinante para marcar posiciones y hacer propuestas la precampaña electoral. En el PP, y al margen de otros análisis de urgencia y de los sondeos que, salvo K. O. siempre darán triunfador a Zapatero, sus traking diarios parecen demostrar que la decantación de los indecisos se va produciendo a favor del PP y no sólo entre aquellos que ideológicamente pueden situarse en el centro- derecha, sino en el centro- izquierda. El debate vale lo que vale su influencia agregan fuentes consultadas por ABC, y, en este sentido, creen que se ha producido un tímido trasvase en torno al 9 por ciento de voto PSOE en 2004 al Partido Popular. Para Elorriaga, la propia lógica del debate- -que se traten los mismos temas en las dos citas- -aventuraba que el primer cara a cara debía girar en torno al balance y el segundo a las propuestas, al futuro y a contrastar proyectos, pero admite que el tono del enfrentamiento no va a ser muy distinto al anterior, esto es, duro y de choque. Rajoy se ha preparado el segundo debate con el mismo equipo del primero, con sus secretarios ejecutivos y de área, alguna ayuda externa, su experto en telegenia y su asesor aúlico, Antonio Sola, que parece ser el autor de lo de la ya famosa ni- LAS TÁCTICAS ña. Bromas al margen, en el PP insisten en que un porcentaje alto de ciudadanos ha recibido bien el que fue el discurso de cierre de Rajoy. Éste se ha visionado además el primer cara a cara A la luz de esa experiencia se ha determinado la necesidad de pulir algún argumento por entender que no está redondo y es mejorable, aunque Elorriaga no comentó, en una charla informal con periodistas ayer en León, cuáles han sido los fallos detectados. Sí parece claro que cambiará de traje para llevar uno de su talla y se abrochará la chaqueta. Con tranquilidad pero sin confiarse Así afronta la cúpula socialista el segundo cara a cara, después de comprobar- -dicen las fuentes consultadas- -que los sondeos han venido a confirmar su impresión inicial de que el primer debate lo había ganado Zapatero hablando de los problemas que interesan a los ciudadanos Y si eso es así, ¿para qué cambiar de estrategia en un segundo debate en el que la presión estará mucho más del lado de Rajoy? se preguntan. Por eso, la decisión de mantener el mismo mensaje, dentro del mismo tono y en el marco de la misma estrategia al margen de que haya que cambiar algunas estadísticas para no aburrir a la audiencia con los mismos datos. Zapatero no va a ser más agresivo No lo necesita, insisten. En el PSOE creen que el error del Rajoy fue acusar a Zapatero de agredir a las victimas del terrorismo, por encima del bonobús o la ya famosa niña de Rajoy Otra fuente del Comité Electoral ha explicado a ABC que los debates se ganan en la sala de estar de los hogares, no en los periódicos ni en las tertulias. Y al líder del PP, dice, ya no le vale sólo la crítica, sino que tendrá que presentar propuestas económicas y sociales concretas. En eso ganamos por goleada, y se verá concluye. Más detalles de la preparación del debate en www. academia tv. es Zapatero no saldrá agresivo Rajoy está seguro de ganar las elecciones AP Zapatero pide una amplia mayoría FABIÁN SIMÓN Enfrentamiento duro y de choque Estrategia: En el PP consideran que un porcentaje alto de ciudadanos recibió bien el que fue el discurso de cierre del presidente del partido en el primer debate. A la luz de esa experiencia, se ha determinado la necesidad de pulir algún argumento por entender que no está redondo y es mejorable. Agresividad: Los populares prevén que el tono del enfrentamiento de hoy no va a ser muy distinto al de la semana anterior, esto es, duro y de choque. Rajoy prepara el debate con el mismo equipo del primero, con sus secretarios ejecutivos y de área, alguna ayuda externa, su experto en telegenia y su asesor aúlico, Antonio Sola. El mismo mensaje, el mismo tono Estrategia: Al considerarse ganador del primer debate, el presidente del Gobierno mantendrá el mismo mensaje, dentro del mismo tono y en el marco de la misma estrategia al margen de que haya que modificar algunas estadísticas para no aburrir a la audiencia con los mismos datos, según sostienen en Ferraz. Agresividad: Fuentes del partido mayoritario insisten en que Zapatero no va a ser más agresivo, porque no lo necesita En el PSOE creen que el error del líder del PP fue acusar al presidente del Gobierno de agredir a las víctimas del terrorismo, por encima del bonobús o la ya famosa niña de Rajoy Visionado del debate Los populares interpretan que los debates entre líderes valen lo que vale su influencia La cúpula del PSOE afronta el segundo enfrentamiento con tranquilidad, pero sin confiarse Los socialistas opinan que los cara a cara se ganan en la sala de estar de los hogares, no en los periódicos