Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1- -3- -2008 Sale a subasta el arma utilizada para matar a Lee Harvey Oswald, asesino de Kennedy 101 La reina negra de la pasarela murió ahogada en el Sena La top model Katoucha fue musa de Yves Saint Laurent PARÍS. La ex modelo Katoucha Niane, desaparecida a principios de mes y cuyo cadáver se halló el jueves en el río Sena de París, murió ahogada y su cuerpo no presentaba ninguna señal de violencia según los resultados de la autopsia anunciados ayer. La autopsia también determinó que el cuerpo hallado el jueves en el Sena corresponde al de Katoucha Niane, ex modelo de origen guineano de 47 años. Los investigadores barajan la tesis del accidente para explicar su muerte. Katoucha, una de las reinas negras de las pasarelas de la alta costura en los años 80 y abanderada en la lucha contra la mutilación sexual de las niñas, había desaparecido a principios de mes tras asistir a una fiesta y ser acompañada por un amigo hasta la barcaza transformada en vivienda en la que residía en París. Katoucha fue la musa del modista Yves Saint Laurent, que la quería enormemente recuerda Dominique Deroche, responsable de comunicación de la fundación del gran diseñador. Era exactamente como un dibujo de Yves Saint Laurent: la cabeza orgullosamente levantada, lar- El cuerpo de la modelo, tras ser rescatado del Sena go cuello, muy delgada pero con bellos hombros, hecha para la alta costura. Desfilaba magníficamente y lució modelos emblemáticos de las colecciones, como el vestido cubista azul marino adornado con palomas alrededor del cuello inspirado en Picasso. Hija del escritor e historiador Djibril Tamsir Niane, Katoucha nació en 1960 en Conakry (Guinea) En su autobiografía, En mi carne publica- AFP da en 2007, cuenta cómo su vida cambió radicalmente a los 9 años, cuando su madre hizo que se le practicara la ablación de clítoris. En Francia, empezó su carrera de modelo en la casa Thierry Mugler. Al convertirme en modelo, encarné la feminidad más orgullosa y más admirada, cuando en realidad estaba disminuida escribió en su autobiografía. Abandonó las pasarelas en 1994. Era madre de tres hijos. Katoucha, en 2002, luciendo un vestido inspirado en Picasso AP Karl Lagerfeld sube sus propuestas para Chanel al tiovivo en el Grand Palais PARÍS. La semana de la moda de París vivió ayer intensos desfiles: mientras Jean- Charles de Castelbajac demostraba que la moda no está reñida con el humor, Karl Lagerfeld presentó sus propuestas para la próxima temporada subiendo a las modelos en un gran tiovivo instalado en el Grand Palais, donde los símbolos de la mítica firma francesa (perlas, cadenas, camelias... servían de decorado. El desfile de Chanel sorprendió desde el primer momento: los trajes sastre de tweed, emblemáticos de la casa, forman parte de la colección pero no como es habitual: en unos, los codos aparecen gastados, en otros la falda está desgarrada. Es muy moderno tratar el tweed así, es relajante comentó Karl Lagerfeld al terminar el desfile. Es divertido destruir una tela que no es barata como el jean. Esta cuesta una fortuna, pero me pareció divertido tratarla como si no fuera cara agregó. Pero hubo más novedades en el desfile de Chanel: capas leves que cubren apenas la espalda y se utilizan con vestidos cortos. El diseñador propone asimismo largas faldas de tweed combinadas con jerseys o blusas blancas, abrigos y vestidos de color beige rosado, acompañados con largos guantes de encaje. Una imagen del desfile de Chanel en París REUTERS