Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 CIENCIAyFUTURO SÁBADO 1 s 3 s 2008 ABC El tamaño sí importa ABC ofrece mañana la quinta entrega de la colección Bichos: el escarabajo rinoceronte, de imponentes defensas cefálicas que utilizan para pelearse entre ellos con el fin de conseguir copular con las hembras. Biología pura, la ley que mueve el mundo, nos guste o no POR FERNANDO LÓPEZ- MIRONES Ahora, en época de sondeos preelectorales, tal vez nos impresione más que nunca este dato: una de cada cuatro especies de animales conocidos es un escarabajo. Los coleópteros tienen mayoría absoluta en el Planeta Tierra, rondando las 400.000 especies y subiendo. Dominan la Clase Insecta, evidentemente, y su característica distintiva es que tienen sus alas descapotables, es decir, cubiertas por unas fundas duras llamadas élitros. Todos los conocemos, caen bien, parecen pequeños Pokémon hechos de plástico, se los pondría uno en la solapa. El escarabajo sagrado egipcio es frecuente en dedos y escotes esculpido en piedras semipreciosas; la mariquita es un icono infantil (a pesar de ser un depredador feroz capaz de devorar cincuenta pulgones al día) y las luciérnagas se asocian a las hadas, o a un cefálicas, y una vez más se trata de un animal importante. Al bueno de Charles Darwin, cuando barruntaba su Teoría de la Evolución, ya le llamó la atención. Sólo los machos poseen esas desmesuradas defensas, y las utilizan para pelearse entre ellos con el fin de conseguir copular con las hembras. O sea, lo de siempre, ellas copulan todas, de ellos sólo el ganador, ¿les suena? Ellos invierten todo su esfuerzo fisiológico en desarrollar unos carísimos, incómodos y perfectamente inútiles atributos, con el único fin de impresionarlas a ellas y eliminar a sus competidores, biología pura, la ley que mueve el mundo, nos guste o no. Y esto le encantó a Darwin: dimorfismo sexual, selección natural- -pensó- como los machos con mayores cuernos son los que tienen hijos, éstos heredan la tendencia haciendo que cada vez los tengan mayores; perfecto, la Evolución. O sea, que si los que ganan más dinero tienen más hijos que los hipotecados, cada vez habrá en nuestro mundo más constructores o fontaneros que matemáticos. Parece coherente, está ocurriendo. Ficha de Dynaster hercules Consiga la caja contenedora de bichos gigantes dican a citarse subrepticiamente con las hembras mientras los machotes están distraídos peleándose, y que además, estos tunantes realizan cópulas mucho más largas que los cuernoslargos, para asegurarse el éxito reproductor de las mismas. Todo esto, que parece zoología, es también sociología, porque las reglas de la evolución son las mismas para los seres humanos. Saquen sus propias conclusiones. Lo cierto es que los escaraMañana con ABC consiga, además del escarabajo rinoceronte, una exclusiva caja contenedora para los bichos gigantes especialmente ideada para esta colección. En ella podrá almacenar, pero también tener siempre a mano, esta increíble colección de insectos de los cinco continentes. Como el escarabajo rinoceronte, un coloso de los coleópteros, dotado de una extraordinaria fuerza física. Siga con cada nueva entrega descubriendo la obra más completa dedicada a insectos, arañas y otros bichos. Esta exclusiva obra editorial le desvelará los secretos mejor guardados de todos estos animales combinando diversión y rigor científico. El trabajo de expertos biólogos, entomólogos y educadores, y una cuidada selección de fotografías e ilustraciones la convierten en una obra ideal para pequeños y mayores. Todos los insectos y arácnidos que forman parte de esta colección han sido criados en granjas especializadas y ningún ejemplar ha sido capturado en su hábitat natural. Se trata, por tanto, de un proyecto respectuoso con el medio ambiente, que ha contado con el apoyo de prestigiosas instituciones científicas, como el Museo de Historia Natural de Londres y el Museo de Ciencias Naturales del Madrid. Dynaster hercules otra especie de escarabajo rinoceronte achuchable Gusiluz ¡cuánta injusticia en nuestra apreciación humana de los animales! ¿se imaginan a un bebé abrazado a un Cucarachiluz? o a otro diciendo: Papi, le pedí a los Reyes una babosa de peluche Impensable. Dividimos arbitrariamente a las criaturas vivas en buenos y malos, deleznables o dignos de una sonrisa; y esa falsa percepción les cuesta a muchas especies la vida. Nuestro bicho de hoy es el escarabajo rinoceronte, de imponentes defensas Los coleópteros tienen mayoría absoluta en la Tierra, rondando las 400.000 especies Su característica distintiva es que poseen alas descapotables Pero resulta que este fenómeno, llamado Selección Sexual, no le cuadraba al doctor Eberhard que en 1980 descubrió que en realidad era la alimentación de las larvas la que determinaba el tamaño de los cuernos de estos escarabajos; vamos que si la madre ponía los huevos en buen sitio, sus hijos los tenían enormes y ligaban más. Entonces, ¿qué sentido tiene que las hembras elijan al macho de mayores cuernos? Pero hete aquí que otro revoltoso investigador descubrió que los machos de cuernos pequeños, sin posibilidades de ganar los torneos sexuales, se de- bajos rinoceronte, de los que hay muchas especies con cuernos de muy diferentes formas, siguen evolucionando en la línea de tener cada vez más grandes e impresionantes armaduras sólo porque a sus hembras les atraen... o ellos creen que les atraen. En todas las especies animales, y digo bien, en todas, son las hembras las que diseñan la estrategia reproductiva, y las que eligen en consecuencia. No se engañen, nosotros nos limitamos a hacer lo que haga falta con tal de superar a nuestros rivales.