Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos SÁBADO 1- -3- -2008 ABC El cristal predomina en la Terminal 3 del aeropuerto de Pekín para realzar su amplitud y claridad, y así ahorrar energía aprovechando la luz solar al máximo EFE Pekín despega en su año olímpico con el mayor aeropuerto del mundo Entra en funcionamiento la espectacular terminal diseñada por Norman Foster, que recibirá 76 millones de pasajeros al año PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. Recién acabadas las vacaciones por el Año Nuevo Lunar, China se ha lanzado a su puesta de largo en el mundo gracias a los Juegos Olímpicos de Pekín. Para calentar motores de cara a este magno evento, que será inaugurado el próximo 8 de agosto, ayer abrió sus puertas la nueva terminal del aeropuerto de la capital, uno de los símbolos arquitectónicos de estos Juegos. Como suele ocurrir en esta nueva China que ha surgido al amparo del extraordinario crecimiento de los últimos treinta años, una vez más todo es a lo grande, ya que se trata del mayor aeropuerto del mundo. Diseñada por el revolucionario arquitecto británico Norman Foster, el edificio de la terminal 3 emula a un dragón, se extiende a lo largo de 3,25 kilómetros y ocupa 98 hectáreas de superficie, el equivalente a 170 campos de fútbol y un 17 por ciento mayor que las cinco terminales del aeropuerto londinense de Heathrow juntas. A Heathrow le ha costado 50 años alcanzar su estado actual. En Pekín, el proceso debía ser completado en menos de cinco se vanaglorió Foster esta semana en una visita a la terminal. El Gobierno chino ha invertido 27.000 millones de yuanes (2.500 millones de euros) en el recinto, construido por 50.000 El descomunal recinto tiene forma de dragón y combina tecnología con elementos tradicionales trabajadores. Como es habitual en este país que funciona a golpe de decreto, 10.000 vecinos de las zonas colindantes fueron desalojados a la fuerza. La descomunal terminal, dividida en tres secciones comunicadas por un tren lanzadera, se erige en tres plantas a través de una impresionante fachada de cristal que realza su claridad y amplitud. Sostenido por enormes columnas de color rojo, como las de los palacios im- AP periales, el edificio termina en un tejado dorado similar al de los templos y trufado de claraboyas triangulares. De esta manera no sólo se consigue mayor luminosidad natural y se ahorra energía, sino que tam-