Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 3 08 AIRE LIBRE Rodeada de tresmiles las panorámicas desde cualquier sitio son espectaculares. En la imagen, descenso de Belle Lui Crans Montana Pocas estaciones tienen el encanto de este dominio en el que mimar al cliente es tradición. Buen vino, buena comida, buen trato y un sol al que las nubes no asustan, unas señas para tener en cuenta TEXTO Y FOTOS: ALEJANDRO CARRA El lujo de esquiar en los Alpes un incombustible sol. Nieve blanca a rabiar y un cielo azul estridente nos reciben en la que presume de ser la zona más soleada de los Alpes suizos. Buen tiempo para garantizar el humor del esquiador y óptima calidad de las instalaciones para el gozo permanente. ¡Qué canallas los italianos! Estos sí que saben. 140 km de pistas de esquí alpino y 70 km para el fondo. Y, sin embargo, Crans- Montana es, era, más conocida por sus campos de golf- -históricamente su principal atractivo- -y por las actividades en plena naturaleza, para las que cuenta con 6 km de trayectos en trineo, 60 km de senderos y 10 km de rutas para raquetas de nieve. Sencillamente perfecta para asegurar el disfrute de todos, y no es un tópico. Si quiere aprender, las áreas para debutantes son excelentes y sus escuelas están más que acreditadas, especialmente en lo que a aprendizaje con niños se refiere. Y para los que sí esquían, las pistas son tan amplias y despejadas que con un mínimo de motivación se bajan sin problemas. Además, y pese al desnivel, 1.500 metros de cota mínima y 3.000 metros de máxima, nunca encontraremos esos traicioneros muros en mitad del descenso que nos recuerdan inmisericordemente nuestro verdadero nivel de esquí. La estación cuenta con cuatro telecabinas para acceder desde las cotas inferiores- -Crans, Montana, Barzettes- Violettes y Aminona- -que se encuentran comunicadas por autobuses gratuitos. En toda la parte baja del dominio abundan las pistas entre tupidos bosques de coníferas- -son espacios naturales protegidos y no se puede esquiar en ellos- -y en el punto de conexión entre Crans y Montana, Cry d er arranca la Piste Nationale una verdadera autopista homologada que nos lleva directos a Barzettes- Violettes Sin dejar Cry d er en su vertiente noroeste hay dos descensos perfectos para el carving más puro. Es cuestión de dejarse caer por la cara contraria a la de la Nationale y llegar por la primera de las pistas a la percha doble de Bella Lui donde, una vez arriba, podemos abandonarnos al vicio de las diagonales imposibles y volver a tomar la percha, y vuelta a empezar, o dejarlo para última hora de la tarde, cuando la calidad de la nieve es peor en el Webs de utilidad www. myswitzerland. com www. crans- montana. ch www. swiss. com www. switzerland- cheesesl. es www. lesvinsduvalais. ch www. hotel- montpaisible. ch www. viandesechee. ch www. restaurant- new- haven- crans. com uando los italianos, que son muy suyos, especialmente los más acomodados, que lo son más, se vuelven locos por desaparecer unos días en esta región de Suiza, es que algo especial tendrá. Y en verdad, una vez visitada Crans Montana no cabe duda de que perderse en esta zona del cantón del Valais, en el valle del Ródano, le hace a uno olvidarse de esas penitas que nos recuerdan que para la felicidad no hay tarifa plana posible y que mejor aprovechar el momento, el carpe diem ése de los clásicos. Lo primero que llama la atención de esta región francófona de Suiza es la ingente cantidad de viñas que hay en la zona baja del valle. Buenos vinos abajo y mejores quesos arriba; de entrada ya nos va gustando la combinación y como que nos vamos identificando con las preferencias de los italianos. Pero lo mejor está por llegar, majestuosos tresmiles mirándonos desde arriba y sobre ellos C Sol y buen tiempo