Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 S 6 LOS SÁBADOS DE Desde la segunda mitad del siglo XIX a hoy mismo: la evolución de la identidad corporativa de las marcas refleja también el cambio de la sociedad y del poder de la imagen Logos y coches TEXTO: J. F. ALONSO Diseño con cara de velocidad Desde la segunda mitad del siglo XIX hasta hoy. Desde el diseño como el regalo de un pintor amigo a la gran industria de la forma. Un coleccionista ha reunido la evolución de los logos de las empresas del automóvil (en la foto) y de la tecnología, desde el Apple de 1976 a la manzana tech Golpes de imagen l poder de una imagen tiene detrás mucho dinero, más imaginación y una musculatura empresarial a prueba de bombas. El logo, el nombre, la tipografía de una marca... van mucho más allá de un trazo inspirado. Refleja la filosofía de la casa, la identidad corporativa, y tiene muchísimas repercusiones económicas porque, entre otras cosas, cada vez que se cambia hay que modificar desde las tarjetas de visita al decorado de los concesionarios afirma Santiago Acebo, de Renault. E El automóvil, la tecnología y la moda son, según Norberto Chaves, consultor, profesor de Imagen Corporativa del Instituto Europeo del Diseño en Barcelona, tres sectores líderes en este tipo de lenguaje. Algunas marcas podrían incluirse en el listado del Patrimonio de la Humanidad que elabora la Unesco afirma. Siempre se ha buscado un signo para identificar un producto. Sin embargo, el profesor Chaves señala dos épocas de desarrollo: la revolución industrial, a principios del XIX, y la segunda industrialización, a partir de 1950. En el primer fogonazo, el logo tenía una función informativa y, en cierta manera, seductora, pero tras la llegada de la televisión y del universo del consumo, la exigencia fue mucho más lejos. La identidad corporativa tiene un valor de mercado propio, es la forma visible de un prestigio explica Chaves. También ha cambiado el trabajo de los diseñadores. Desde aquella doble RR (1900) de los hermanos Renault al fondo amarillo actual, desde el león a cuatro patas (1850) de Peugeot a la silueta de hoy. A principios del XIX, los orí- genes de las marcas eran variopintos: un amigo, un ilustrador, un pintor- -apunta Chaves- Ahora hay multinacionales, empresas especializadas en identidad corporativa que realizan trabajos muy profesionales Todos los logos tienen una historia, un detalle, una anécdota familiar. Seguir ese rastro puede ser una afición tan sugerente como cualquier otra. Quien lo haga descubrirá que, desde 1910, Alfa Romeo ha llevado en su logo los símbolos de Milán: la cruz roja sobre fondo blanco y la serpiente que devora una figura humana, emblema a su vez de los Visconti y herencia de la época de las cruzadas; que los cuatro anillos de Audi recuerdan a las cuatro casas matriz de la marca; que el logotipo de BMW simboliza una hélice en movimiento con el fondo azul del cielo; que Citroën se fijó en una de sus patentes, los engranajes helicoidales, para dibujar el chevron que adorna sus coches; que el diseño original del león de Peugeot es obra del joyero Justin Blazer, o que Renault comenzó a adoptar figuras geométricas para su logo en 1923, y el rombo en 1925. Logos históricos del automóvil y la tecnología: www. neatorama. com 2008 02 18 evolution- of- car- logos