Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL SÁBADO 1 s 3 s 2008 ABC Uribe insiste en que no retirará militares de ningún territorio de Colombia El presidente respalda la gestión de Sarkozy para liberar a Ingrid Betancourt ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. Pocas horas después de que los cuatro diputados liberados el miércoles pasado criticaran duramente la negativa del presidente Álvaro Uribe de negociar con la guerrilla, Uribe, a quien le han llovido duras críticas por no desmilitarizar por 45 días un territorio para que sean liberados 40 secuestrados, aseguró que no aceptará los chantajes que hacía Hitler y que ahora hacen las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con la vida y la salud de los secuestrados. Tras reclamar la inmediata liberación, incondicional y unilateral de los cautivos canjeables- -entre ellos la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt- -que las FARC quieren cambiar por centenares de rebeldes presos, Uribe dio luz verde a la propuesta del presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, de desplazarse personalmente a territorio colombiano para recibir a Betancourt, ciudadana colombo- francesa. Sin embargo para la mayoría de los colombianos sigue siendo poco sustancial la propuesta de Uribe de poner a mediar con las FARC a la Iglesia y a Francia, España y Suiza, los tres países amigos que desde hace años trabajan por este acuerdo humanitario. Toda esta andanada de críticas tomó forma en diciembre pasado cuando, gracias a la mediación del presidente venezolano, Hugo Chávez, este país volvió a tener noticias de secuestrados que llevaban hasta una década muertos en vida en las selvas del sur. Las primeras en ser liberadas unilateralmente fueron Clara Rojas y la ex diputada Consuelo González. Y esta semana les tocó el turno a cuatro ex diputados. Si el presidente insiste en rescates militares va a recibir 40 ó 50 cadáveres. La solución para la libertad de los secuestrados es política dijo ayer Luis Eladio Pérez, uno de los cuatro liberados, quien no sólo trajo regalos para la familia de Betancourt, entre ellos un cinturón que le tejió Ingrid en la selva a su hija, sino que pidió con urgencia intentar rescatar a una mujer con quien la guerrilla se ha ensañado. Ingrid va a ser un día presidenta de Colombia y ahí estaremos los colombianos que hoy pensamos que podemos todavía construir una patria grande y en paz, y la vamos a acompañar. Ingrid es una mujer valerosa y valiente que Colombia necesita y que hoy la admira el mundo entero dijo Pérez en una entrevista de radio tras contar que está muy enferma y con sus últimas fuerzas. Por eso Pérez, el que más firmemente ha hablado de los seis liberados, retó al presidente Uribe a que demuestre el éxito de su política de seguridad democrática permitiendo el despeje, para que una vez logrado el acuerdo humanitario la Fuerza Pública retome la zona. Tras explicar que viajará a los EE. UU. para intentar hablar con Bush, porque queremos expresarle al pueblo norteamericano que no pueden dejar olvidados a tres ciudadanos cinco años perdidos en el ostracismo de esta selva Pérez se mostró dolido con los asesores privados de Uribe que los llamaban enfermos terminales. Y es que este proceso ha estado lleno de momentos dolorosos. Aunque hoy quedan 40 secuestrados, 27 han muerto, entre ellos un ex ministro de Defensa, un gobernador y once diputados asesinados a sangre fría por las FARC. Juan Carlos Lecompte, esposo de Ingrid, dijo ayer que tras la liberación del miércoles alcanza uno a saborear la alegría y la esperanza de verla libre Pero a Uribe le reprochó que era muy insolidario. No entiendo cómo puede dormir sabiendo que hay miles de colombianos en iguales circunstancias que mi esposa, en la selva, al borde de la muerte Seguidores de Evo Morales apoyan delante del Congreso los planes de refundar la nación EFE Evo Morales convoca el referendo que divide a Bolivia En medio de un clima de creciente violencia, el mandatario sigue con su plan de refundar la nación BALDWIN MONTERO PLAZA CORRESPONSAL LA PAZ. Tras una jornada llena de incidentes, el presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó ayer una ley por la que convoca para el domingo 4 de mayo el referéndum de aprobación del nuevo texto constitucional y otra con la que anula la legalidad de las consultas que cuatro regiones del país llevan adelante para aprobar sus estatutos autonómicos. La medida desató una cadena de amenazas en las regiones autonomistas, donde sus principales líderes convocaron a la resistencia civil y al desacato a la norma que anula sus consultas regionales. Analistas políticos y líderes de opinión advirtieron que existe un alto riesgo de un desenlace violento. El jueves por la noche, la mayoría oficialista en el Congreso sancionó las citadas leyes, con la protección de un cerco de campesinos, indígenas y mineros afines al Gobierno, quienes tomaron las calles aledañas al palacio legislativo para impedir el ingreso de los legisladores de la oposición. La Policía nacional permitió el cerco y la violencia que las bases oficialistas ejercieron contra parlamentarios, periodistas y transeúntes. Las diputadas de la oposición Ninoska Lazarte y Marisol Abán fueron golpeadas cuando intentaban entrar en el Congreso para participar en la sesión, en presencia de los guardias de seguridad del Legislativo y del Palacio de Gobierno. El presidente del Senado, Oscar Ortiz (del partido Podemos denunció que las autoridades policiales le negaron protección para llegar al plenario y que, por el contrario, permitieron el ingreso de mineros que portaban dinamita. La Policía no se pronunció. En medio de este ambiente, el oficialismo tardó apenas media hora para aprobar las leyes que finalmente ayer fueron sancionadas por Morales, frente a los mismos campesinos y mineros protagonistas del cerco, a quienes convocó a otra movilización, esta vez para garantizar la aprobación de la nueva Constitución De esa manera ha terminado un infructuoso proceso de diálogo que comenzó a principios de año con el objetivo de compatibilizar los procesos autonomistas con el contenido del nuevo texto constitucional. La nueva Carta Magna reconoce las autonomías, aunque con menos atribuciones que las definidas en los estatutos elaborados por Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, las cuatro regiones que en un referéndum, en julio de 2006, aprobaron sus procesos autonómicos. Minutos después que Morales promulgara las leyes, la Corte Departamental de Santa Cruz anunció que continuará con el referéndum para la aprobación de los estatutos regionales, convocado para el mismo día en que se realizará la consulta constitucional. La decisión recibió el respaldo inmediato del Comité Pro Santa Cruz, la máxima representación regional de la sociedad civil cruceña. Quieren frenar la autonomía y la democracia, no retrocederemos anunció su presidente, Branco Marinkovic. En el caso de Beni y Pando, los líderes regionales anunciaron que seguirán el camino de Santa Cruz y, en Tarija, el gobernador, Mario Cossio, se apresuró a convocar para el mismo 4 de mayo la consulta regional para aprobar los estatutos autonómicos. El portavoz del palacio de Gobierno, Alex Contreras, anticipó que los resultados de las consultas regionales no tendrán ningún valor legal y el jefe de Estado convocó a los opositores a su Gobierno a sumarse al proceso de cambio para evitar la división del país Dudas sobre la propuesta Frenar la democracia Cerco de indígenas Si intenta rescates militares va a recibir 40 o 50 cadáveres dijo ayer uno de los liberados por las FARC El Congreso aprobó la ley de convocatoria con la protección de un cerco de campesinos afines al Gobierno